Columbia Diciembre 2010

download Columbia Diciembre 2010

of 36

  • date post

    09-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    223
  • download

    2

Embed Size (px)

description

El número de diciembre de Columbia contiene artículos acerca del 50º aniversario del famoso discurso de inauguración presidencial de John F. Kennedy, pasado presidente de los EE.UU., el libro nuevo del Caballero Supremo Carl A. Anderson, Beyond a House Divided, el Caballero de Texas que ayudó a rescatar a los mineros chilenos, y más.

Transcript of Columbia Diciembre 2010

  • DICIEMBRE 2010DICIEMBRE 2010

    COLUMBIACOLUMBIACABALLEROS DE COLN

  • Esta Navidad dele a su familia el regalo de la tranquilidad; la seguridadde saber que, si usted llegara a faltarles, su futuro est protegido. Llamea su agente hoy para conocer nuestros seguros.

    S E G U R O S D E V I D A SEGURO DE CUIDADO A LARGO PLAZA A N U A L I D A D E S

    Encuentre un agente en kofc.org o llame al 1-800-345-5632

    AAA (Extremadamente Fuerte) Standard & Poors A++ (Superior) A.M. Best

    Este regalo perdura

    december_final_sp_Layout 1 11/16/10 4:11 PM Page 1

  • CABALLEROS DE COLN

    D IC I EMBR E 2 0 1 0 CO LUMB I A 1

    COLUMBIAD I c I e m b R e 2 0 1 0 V O L U M E N 9 0 N M E R O 1 2

    A R T c u l o S

    Que la palabra siga adelanteCincuenta aos despus, el discurso inauguraldel Presidente John F. Kennedy sigue siendo unreto y una inspiracin.

    El consenso calladoEl nuevo libro del Caballero Supremo enfatizael acuerdo moral sobre varias cuestiones que sesuponan controvertidas.POR MATTHEW ST. JOHN

    Las profundidades de la feLa gracia, un plan novedoso y la determi-nacin de un Caballero de Texas se unieronpara desenterrar a los mineros chilenos.POR SHARI BIEDIGER

    Embajadores de la esperanzaEquipo mdico llega a Hait tras el terremoto.POR TOM TRACY

    La caridad ante la tragediaLos catlicos en Pakistn responden en la febrindando socorro ante la inundacin y bus-cando el dilogo interreligioso.POR SCOTT ALESSI

    Felicitaciones de la temporadaEl programa de tarjetas navideas de Caballeros deColn ayuda a mantener a Cristo en la Navidad.POR PATRICK SCALISI

    12

    D E P A R T A M E N T o S

    Construyendo un mundo mejorAunque el mundo quiera juzgar al Evan-gelio, debemos permitir que Cristotransforme nuestra vida.POR CARL A. ANDERSON,CABALLERO SUPREMO

    Aprender sobre la fe, Vivir la feNuestro mandamiento es proteger ypromover la vida humana en todas susetapas.POR EL OBISPO WILLIAM E. LORI,CAPELLN SUPREMO

    Padres para SiempreLa llegada de un nio abri nuestrosojos al significado del Adviento.POR SBASTIEN LACROIX

    Conversacion con ColumbiaEntrevista acerca de C.S. Lewis y suimaginacin cristiana.POR ALTON PELOWSKI

    Caballeros en Accin

    Los Grados del Ideal Colombino

    Noticias de los Caballeros de ColnCaballeros celebra la inauguracinde un nuevo seminario en Cuba Esperanza para los nios de Hait,un programa en marcha Ca-balleros de Coln financia la restau-racin de la tumba de Kennedy Tres nuevos cardenales son miem-bros de Caballeros La Ordenapoya la causa para la canonizacinde un cardenal vietnamita

    3 6

    26

    32

    8

    Junto con Mara y Jos, los pastores rodean y adoran al Cristo recinnacido que ilumina esta escena en un cuadro de Rembrandt van Rijnpintado en el siglo XVII.

    16

    PA

    INT

    ING

    : R

    em

    bra

    nd

    t van

    Rijn

    , T

    he A

    do

    ratio

    n o

    f th

    e S

    hep

    herd

    s,

    18

    24

    , N

    atio

    nal G

    alle

    ry,

    Lo

    nd

    on

    /Art

    Reso

    urc

    e

    14

    4

    24

    22

    18

    21

  • EDITORIAL

    2 CO LUMB I A D IC I EMBR E 2 0 1 0

    EN UNA PALABRA, ahora existentres cosas: la fe, la esperanza y el amor,pero la ms grande de todas es el amor(1 Cor 13, 13). Aunque estas conoci-das palabras de San Pablo se asocian amenudo con las bodas, el amor del quehabla Pablo va mucho ms all delamor romntico entre un hombre yuna mujer. Ms bien se refiere a la vir-tud teologal de la caridad (caritas), quees tanto el fundamento como la metade la vida moral cristiana.

    Claro que la palabra caridad, aligual que la palabra amor, puedetener varios significados, as que ququiere decir hablar de la caridadcomo virtud teologal? El Catecismo dela Iglesia Catlica ensea que las vir-tudes teologales tienen como origen,motivo y objeto a Dios Uno y Trino(1812). Ahora, resulta fcil ver quecuando nuestra vida se inspira en lacaridad, es el amor de Dios y el amorde nuestro prjimo por el amor deDios, lo que nos mueve a actuar.Pero las virtudes teologales de la fe,esperanza y caridad tambin tienen aDios como origen.

    Como lo escribi el Papa BenedictoXVI en Deus Caritas Est (Dios es Amor),para que alguien se convierta en fuentede la que manan ros de agua viva lmismo ha de beber siempre de nuevode la primera y originaria fuente que esJesucristo (7). Las virtudes teologalesno se adquieren por esfuerzo humano.Infundidas por el bautismo, fortaleci-das por la Eucarista y restauradas pormedio de la reconciliacin, son total-mente una cuestin de gracia. Nos per-miten participar en la propia vida deDios, de manera que podamos decir

    con San Pablo ya no vivo yo, sino queCristo vive en m (Gal 2, 20).

    Al concluir su histrico discurso detoma de posesin, que cumplir 50aos el mes que entra, el PresidenteJohn F. Kennedy reconoci que aquen la tierra el trabajo de Dios real-mente debe ser el nuestro (verpgina 8). Estas palabras son unrecordatorio invaluable para los Ca-balleros de Coln y para todos loscristianos de que las personas or-dinarias son capaces de realizar cosasextraordinarias cuando cooperan conla gracia de Dios.

    As, cuando el Caballero de Texasdirigi el extraordinario rescate de losmineros chilenos, reconoci la parti-cipacin de una mano divina durantetoda la operacin (ver pgina 14).Cuando el Dr. Manuel Alzugaray, unCaballero de Miami, pone susconocimientos mdicos al servicio delos haitianos heridos y enfermos, lsabe que no es la fuente ltima de laesperanza de la gente (ver pgina 16).Y cuando el Obispo Andrew Francisde Multan, Paquistn, lleva ayuda yapoyo espiritual a la regin destrozadapor las inundaciones, lo hace comoun humilde servidor en nombre deCristo (ver pgina 18).

    Pero, qu significan las virtudesteologales para aquellos que Dios no hallamado a hacer cosas extraordinarias?La Beata Madre Teresa de Calcuta tenauna respuesta: Haz cosas ordinariascon amor extraordinario.

    ALTON J. PELOWSKISUBDIRECTOR

    El trabajo de Dios debe serrealmente el nuestro

    COLUMBIA

    cO

    Ve

    R:Sag

    rada Fa

    milia Con

    El E

    spritu San

    to,

    carlo

    s m

    art

    nez,

    19

    th c

    en

    tury

    /Relig

    iou

    s H

    erita

    ge c

    olle

    ctio

    n,

    Kn

    igh

    ts o

    f c

    olu

    mb

    us m

    useu

    m,

    New

    Haven

    , c

    on

    n.

    PUBLICADORCaballeros de Coln

    ________

    FUNCIONARIOS SUPREMOSCABALLERO SUPREMOCarl A. AndersonCAPELLN SUPREMO

    Mons. William E. Lori, S.T.D.DIPUTADO CABALLERO SUPREMO

    Dennis A. SavoieSECRETARIO SUPREMOEmilio B. MoureTESORERO SUPREMO

    Charles E. Maurer Jr.ABOGADO SUPREMOJohn A. Marrella

    ________

    EDITORIALSUBDIRECTOR

    Alton J. Pelowskialton.pelowski@kofc.org

    DIRECTOR ASOCIADOPatrick Scalisi

    patrick.scalisi@kofc.org

    ASISTENTE CREATIVO & EDITORIALBrian Dowling

    brian.dowling@kofc.org

    TRADUCTORESCentro Angloamericano de Cuernavaca S.C.

    Enid Munz

    DISEOMichelle McCleary

    El Padre Michael J. McGivney (1852-90) Apstol de los jvenes, protector de la vidafamiliar cristiana y fundador de los Caballeros

    de Coln, intercede por nosotros.________

    EN CONTACTO CON NOSOTROSCORREO REGULAR:

    COLUMBIA1 Columbus Plaza

    New Haven, CT 06510-3326TELFONO:

    203.752.4398FAX

    203.752.4109E-MAIL

    columbia@kofc.orgLA PGINA DE INTERNET:

    www.kofc.orgDPTO. DE ATENCIN AL CLIENTE:

    1.800.380.9995________

    SE MUDA?Notifique a su Consejo local. Enve su nueva di-

    reccin a: Caballeros de Coln, Dpto. de Registro de Miembros,

    PO Box 1670 New Haven, CT 06507-0901

    ________

    Copyright 2010Todos los derechos reservados.

    ________

    EN LA PORTADALa Sagrada Familia en una pintura mexicana del

    siglo XIX realizada por Carlos Martnez.

  • CONSTRUYENDO UN MUNDO MEJOR

    D IC I EMBR E 2 0 1 0 CO LUMB I A 3

    EL ESCRITOR catlico francs CharlesPguy (1873-1914) observ Por primeravez desde Jess, hemos visto, con nuestrospropios ojos surgir un nuevo mundo despus de Jess y sin Jess. Pguyhablaba de los acontecimientos de Europaen su poca, pero si reflexionamos sobreestas palabras ms de un siglo despus,debemos admitir que la tendencia culturalde la que hablaba se ha hecho ms pro-nunciada en Europa y en todo el Hemis-ferio Occidental.

    A pesar del punto de vista pesimistade Pguy, s podemos experimentar unafe profunda que nos cambiarla vida. Hemos visto a losgrandes santos de nuestrapoca como la MadreTeresa y el Papa Juan Pablo II y hemos encontrado a otrossantos conocidos solo para susvecinos y colegas.

    Enfrentamos entonces elgran misterio de que algunosaceptan el Evangelio de Jesucristo yotros lo rechazan. Pensemos en la his-toria del encuentro entre Zaqueo, el re-caudador de impuestos, y Jess.Cuando el Seor anuncia que sequedar con Zaqueo, quien se hatrepado a un rbol para verlo, lamuchedumbre rezonga: Se ha ido aalojar en casa de un pecador. PeroJess dice Hoy ha llegado la salvacina esta casa (Lucas 19, 9)

    Todas las personas reunidas ese davieron al mismo Jess y escucharon suspalabras. Pero aunque fue un da de fey salvacin para Zaqueo, otros se ale-jaron rezongando su descontento.

    De la misma forma, la vida de al-gunos actualmente cambia para siem-

    pre cuando se enfrentan a la realidadviva de Jesucristo, mientras que otrossimplemente se alejan sin perder su in-credulidad.

    Al final, cada uno de nosotros se en-cuentra ante el misterio de la creaciny no puede eludir la pregunta que se lepresenta: Es este universo una realidadbenfica, malvola, o simplemente in-diferente?

    Durante miles de aos, innumerabl