Christie, Agatha - Un Crimen Dormido

download Christie, Agatha - Un Crimen Dormido

of 168

  • date post

    23-Nov-2015
  • Category

    Documents

  • view

    18
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Christie, Agatha - Un Crimen Dormido

Transcript of Christie, Agatha - Un Crimen Dormido

CHRISTIE, AGATHA - UN CRIMEN DORMIDO

Digitalizado por kamparina para Bibliotecairc en Diciembre de 2.003

http://biblioteca.d2g.com

UN CRIMEN DORMIDO

Agatha Christie

Traduccin de Ramn Margalef Llambrich

GUA DEL LECTOREn un orden alfabtico convencional, relacionamos a continuacin los principales personajes que intervienen en esta obra:

ABBOT (Lily): Doncella de los Halliday.AFFLICK (Jackie): Dueo de la agencia de viajes Daffodil Coaches.BANTRY: Matrimonio, ambos amigos de miss Marple. l, coronel retirado; ella, aficionada a la jardinera.COCKER: Cocinera de los Reed.DANBY (Alison): Ta de Gwenda, residente en Nueva Zelanda.ERSKINE (Richard y Janet): Matrimonio. Richard estuvo locamente enamorado de Helen.ESTHER: Cocinera de los Bantry y Oficial de enlace con la poblacin.FANE (Eleanor): Viuda, amiga de miss Marple.FANE (Walter): Hijo de la anterior, director de la firma Fane & Watchman, fue prometido de Helen, pero rompise el compromiso.FOSTER: Jardinero de los Reed.GALBRAITH: Anciano, ex empleado de una agencia de propiedad inmobiliaria, vive con su hija Gladis.HALLIDAY (Kelvin): Comandante del ejrcito britnico, padre de Gwenda Reed y esposo deHALLIDAY (Helen): Madrastra de Gwenda, bellsima y sumamente frvola.HAYDOCK: Mdico de miss Marple y antiguo amigo.HENGRAVE: Viuda, vendi Hillside a los Reed.KENNEDY (James): Doctor, hermanastro de Helen.KIMBLE (Jim): Esposo de Lily Abbott.LATS: Inspector de Polica.LAYONEE (Edie): Joven suiza, institutriz de Gwenda.MANNING: Jardinero de los Kennedy.MARPLE (Miss): Anciana, dama atractiva y de singular sagacidad.PAGETT (Edith): Cocinera de los Halliday.PENROSE: Director del sanatorio de Norfolk.PRIMER: Detective inspector de Polica.

REED (Giles): Joven simptico y apuesto esposo deREED (Gwenda): Bellsima mujer de veintin aos, recin casada.SAUNDERS: Matrimonio de avanzada edad, dueos de una casa de huspedes de Dillmouth.WEST (Joan y Raymond): Matrimonio. Pintora ella, novelista l; sobrinos de miss Marple.

CAPTULO UNOUNA CASAGwenda Reed se detuvo, un tanto temblorosa, cuando avanzaba por el embarcadero.Los tinglados portuarios y las restantes construcciones de aquel lugar, todo cuanto abarcaba su vista, oscilaba levemente, ascenda y descenda de una manera imperceptible...Y fue en tal momento cuando ella tom su decisin, una decisin que le hara vivir ms tarde momentos memorables.Para trasladarse a Londres no utilizara aquel tren que enlazaba con un barco, que era lo que haba planeado al principio.A fin de cuentas, por qu haba de proceder de otro modo? Nadie la esperaba, nadie la estaba esperando. Acababa de abandonar aquel crujiente buque en que pasara tres das, muy movidos, cruzando la baha y subiendo hasta Plymouth, y lo ltimo que deseaba era meterse en un vagn de ferrocarril, lento, agobiante, tan incmodo como el barco. Buscara un hotel, un hotel bien firme, erguido sobre la slida tierra. Y se metera entre las ropas de un lecho que no crujiera, que no se moviera lo ms mnimo. As se quedara dormida, y a la maana siguiente... Oh, s! Qu magnfica idea! Alquilara un coche, sin prisas, efectuara un desplazamiento por el sur de Inglaterra, en busca de una casa, una bonita casa, la que ella y Giles haban proyectado encontrar. En efecto, la idea no poda ser mejor.De esta forma, podra ver algo de Inglaterra, de aquella Inglaterra de que Giles le hablara, que Gwenda no haba visto nunca, aunque al referirse a ella hiciera lo que la mayora de los naturales de Nueva Zelanda: llamarla su patria. De momento, Inglaterra no se presentaba a sus ojos particularmente atractiva. Aqul era un da gris, la lluvia era inminente, y soplaba un viento desagradable. Plymouth, pens Gwenda, mientras avanzaba lentamente la cola formada frente a las oficinas de Pasaportes y Aduanas, no deba ser lo mejor del pas.A la maana siguiente, sin embargo, sus impresiones eran radicalmente distintas. Brillaba el sol. Desde la ventana de su habitacin disfrutaba de una vista excelente. Y el mundo de los alrededores haba dejado de oscilar, de cabecear. Habase inmovilizado. Aquello era ya Inglaterra, por fin. Y all estaba ella, Gwenda Reed, una mujer de veintin aos, casada. La fecha del regreso de Giles a Inglaterra era incierta. Tal vez la siguiera en un plazo de varias semanas. Quiz tardara hasta seis meses. l le haba sugerido que le precediera, dedicndose mientras tanto a buscar una casa que reuniera determinadas condiciones. A los dos les seduca la idea de poseer un hogar fijo. El trabajo de Giles les exigira algunos desplazamientos peridicos. En ocasiones, Gwenda viajara tambin, pero no siempre sera esto lo ms aconsejable. Con todo, les agradaba enormemente pensar que dispondran de un hogar, de un lugar exclusivamente suyo. Recientemente, Giles haba heredado de una ta suya algunos muebles. En su proyecto, pues, haba tanto de sentimental como de prctico.Puesto que tanto Gwenda como Giles se hallaban razonablemente acomodados desde el punto de vista econmico, su plan no ofreca serias dificultades.Gwenda se haba negado al principio a buscar la casa por s sola. Es una tarea que debemos acometer juntos, objet. Pero Giles repuso, riendo: La verdad es que yo no entiendo mucho de casas. Lo que a ti te guste me gustar a m. Un pequeo jardn, desde luego, una construccin que no vaya a ser unos de esos horrores modernos que se ven por ah..., no demasiado grande, adems. Como emplazamiento, me agrada la costa del Sur. De todas maneras, no muy metida tierra adentro.Gwenda pregunt a Giles si haba pensado en una poblacin concreta. l respondi negativamente. Se haba quedado hurfano muy joven (los dos haban vivido idntica experiencia en tal aspecto), yendo a parar a diversas casas de parientes durante las vacaciones, no existiendo ninguna que supusiera un particular recuerdo. Aqulla haba de ser la vivienda de Gwenda... En cuanto a lo de esperarle para elegir juntos su futuro hogar, qu pasara si se vea retenido seis meses? Qu hara Gwenda a lo largo de ese tiempo? Ir de hotel en hotel? Nada de esto. Ella buscara una casa y se acomodara en la misma.Lo que t quieres en realidad declar Gwenda es que me haga cargo de todo el trabajo.Sin embargo, le complaca la idea de encontrar aquel hogar, de arreglarlo a su gusto, de instalarse en l, esperando la llegada de Giles.Llevaban tres meses casados. Amaba mucho a su marido.Despus de haber desayunado en la cama, Gwenda se levant, estudiando su plan de accin. Pas un da entero viendo Plymouth, ciudad que le agrad. Al siguiente, alquil un cmodo Daimler con chfer, iniciando su recorrido por Inglaterra.Haca buen tiempo, disfrutando mucho con su desplazamiento. Vio algunas posibles residencias en Devonshire, pero ninguna en definitiva encajaba en sus deseos. No tena prisa. Continuara buscando. Frente a los anuncios de los agentes de la propiedad inmobiliaria, aprendi a leer entre lneas y a prescindir de descripciones entusiastas, con lo cual se ahorr algunas gestiones que no la hubieran llevado a ninguna parte de todos modos.Un martes por la tarde, seis das despus de su llegada all, cuando el coche descenda por una carretera algo elevada para adentrarse en Dillmouth, en las cercanas de esta todava encantadora playa veraniega, Gwenda vio el clsico rtulo de Se vende a un lado del camino, divisando fugazmente entre los rboles una pequea y blanca villa de estilo victoriano.Inmediatamente, Gwenda se sinti atrada por ella. Fue casi como si hubiera reconocido su casa. Estaba segura de eso. Imaginse el jardn, las alargadas ventanas... Se hallaba convencida de haber dado con lo que necesitaba.Estaba ya muy avanzado el da, as que decidi encaminarse al Royal Clarence Hotel. A la maana siguiente, utilizando las seas de los agentes que viera en el rtulo, se apresur a visitarlos.Ms tarde, en posesin de un permiso para ver la propiedad, se encontr dentro de un largo saln de corte antiguo que daba a una terraza pavimentada con grandes losas, desde la cual se descubra una extensin de csped con rocalla y florecientes arbustos. Por entre los rboles que haba hacia el fondo del jardn vease el mar.sta es mi casa pens Gwenda. ste es mi hogar. Lo veo ya, como si conociera en todos sus detalles la vivienda.Abrise la puerta, entrando en la estancia una mujer de elevada estatura y gesto melanclico, que husmeaba como si tuviera un catarro nasal.La seora Hengrave? Los agentes de la firma Galbraith & Penderley me han dado una autorizacin para ver la casa. Desde luego, es muy temprano todava, pero...La seora Hengrave se son la nariz, replicando con una mueca de tristeza que era igual. Empezaron a recorrer la vivienda.S. sta no resultaba muy grande. Se haba quedado anticuada, pero ella y Giles podan dotarla de otro cuarto de bao, o de dos ms. La cocina tendra que ser modernizada. Haba detalles aprovechables. Con un nuevo fregadero y el equipo al da...Distradamente, mientras pensaba en sus planes, Gwenda oy la voz de su acompaante, refirindole las circunstancias que rodearan la ltima enfermedad del difunto comandante Hengrave.

Mecnicamente, Gwenda pronunci unas palabras convencionales de condolencia, de simpata y comprensin. Todos los familiares de la seora Hengrave vivan en Kent... A ella le hubiera gustado vivir cerca de ellos, pero al comandante le agradaba mucho Dillmouth, haba sido durante numerosos aos secretario del Club de Golf...S... Claro... Sera terrible para usted... Es muy natural... En efecto, cuando en una casa hay un enfermo... Desde luego... Debi usted de pasar lo suyo...Mientras tanto, Gwenda pensaba en lo que a ella le interesaba verdaderamente: ste debe ser el armario para la ropa blanca... Una habitacin doble, desde la que se ve el mar... A Giles le gustar. Esta pequea habitacin ha de ser de gran utilidad... El cuarto de bao... Espero que la baera est encajada en caoba... Pues s! Magnfico! Y en el centro del pavimento... No efectuar aqu el menor cambio... Se trata de un mueble de poca.Qu baera tan enorme!Poda ser decorada con frutas, v