Cassirer Ernst - Filosofia de Las Forma Simbolicas - I - El Lenguaje

Click here to load reader

download Cassirer Ernst - Filosofia de Las Forma Simbolicas - I - El Lenguaje

of 306

  • date post

    27-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    26
  • download

    10

Embed Size (px)

description

fksadfñjlkasjdfk

Transcript of Cassirer Ernst - Filosofia de Las Forma Simbolicas - I - El Lenguaje

  • E R N S T C A S S I R E R

    F I L O S O F A D E L AS F O R M A S

    S I M B L I C A S

    IEL LEN G U AJE

    FON D O B E C U L T U R A ECO N M ICAMXICO

  • Primera edicin en alemn, 1964 Primera edicin en espaol, 1971

    Traduccin de

    A r m a n d o M o r o n e s

    Ttulo de esta obra en alemnPhilosophie der symbolischen Formen. Erster T eil, D te Sprache 1964, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, Darmstadt

    D. R . 1971, F o n d o d e C u l t u r a E c o n m i c a Av. de la Universidad 975, Mxico 12, D. F.

    Impreso en Mxico

  • E l p r im e r bosquejo de la obra cuyo primer volumen aqu presento, se remonta a las investigaciones reunidas en mi libro Substanzbegriff und Funktionsbegriff (Concepto de substancia y concepto de funcin ; Berln, 1910)! En el empeo de hacer fructificar para el tratamiento de las ciencias del espritu el resultado de estas investigaciones, que en lo esencial se referan a la estructura del pensamiento matemtico y cientfico-natural, me resulta cada vez ms claro que la teora general del conocimiento, dentro de la concepcin y limitacin tradicionales, 110 bastaba para una fundamentacin metdica de las ciencias del espritu. Si haba de lograrse una tal fundamentacin, pareca entonces necesaria una ampliacin radical del plan de esta teora del conocimiento. En lugar de investigar meramente los presupuestos generales del conocimiento cientfico del mundo, haba que proceder a delimitar con precisin las diversas formas fundamentales de la comprensin del mundo y a aprehender con la mayor penetracin posible cada una de ellas en su tendencia y forma espiritual peculiares. Slo cuando una tal morfologa del espritu qued firmemente establecida, al menos en sus rasgos generales, poda esperarse encontrar tambin para las disciplinas individuales de las ciencias del espritu una perspectiva ms clara y metdica y un principio de fundamentacin ms seguro. A l lado de la teora de la conceptuacin y la judicacin cientfico-naturales, mediante la cual el objeto de la naturaleza es determinado en sus rasgos fundamentales constitutivos y el objeto del conocimiento es aprehendido en su condicionalidad a travs de la funcin cognoscitiva, deba figurar una determinacin anloga para el campo de la pura subjetividad. Esta subjetividad no se agota en la contemplacin cognoscitiva de la naturaleza y la realidad, sino que se muestra activa dondequiera que la totalidad del fenmeno es enfocada desde un punto de vista espiritual determinado y configurada a partir del mismo. Era necesario mostrar cmo cada una de estas configuraciones cumple una tarea propia en la constitucin del espritu y est sujeta a una ley particular. A partir de mi dedicacin a este problema se desarroll el plan de una teora general de las formas de expresin

  • espirituales, tal como est expuesto ms detalladamente en la Introduccin. Por lo que se refiere a la disposicin en particular, esta primera parte se limita a un anlisis de la forma lingstica; el segundo volumen que, como espero, aparecer poco ms o menos en un ao ms, habr de contener el esbozo de una fenomenologa del pensamiento mtico y religioso, mientras que en el tercero y ltimo volumen se lograr la exposicin propiamente dicha de la "teora del conocimiento , es decir, de la teora de las formas del pensamiento cientfico.

    Un estudio del lenguaje en cuanto a su contenido puramente filosfico y desde el punto de vista de un sistema filosfico determinado, significa en verdad una empresa que desde los primeros trabajos fundamentales de W ilhelm von Humboldt apenas se ha vuelto a acometer. Cuando Humboldt, tal como en el ao de 1805 se lo escriba a W olf, crey haber descubierto el arte de utilizar el lenguaje como un vehculo para recorrer lo ms alto y profundo, as como tambin la diversidad del mundo entero, pareci que semejante pretensin era rechazada ms y ms por la direccin que haban tomado la investigacin lingstica y la filosofa del lenguaje en el siglo xix. El lenguaje, en vez de tornarse en el vehculo del conocimiento filosfico, pareci convertirse en ocasiones en el instrumento ms poderoso y apropiado del escepticismo filosfico. Pero aun si se prescinde de estas deducciones de la crtica moderna del lenguaje, para la cual la filosofa del lenguaje equivaldra a la cuestionabilidad y disolucin de su contenido espiritual, fue introducindose cada vez con mayor firmeza la conviccin de que una fundamentacin filosfica del lenguaje slo poda alcanzarse, de ser posible, con los medios de la investigacin psicolgica. El ideal de una gramtica absolutamente universal, filosfica , que ya el empirismo y el racionalismo de los siglos xvn y xvm haban perseguido por distintos caminos, pareci destruido para siempre a partir de la fundacin de la filologa cientfica comparada. Slo quedaba por mostrar la unidad del lenguaje no en su contenido lgico, sino en su gnesis y en las leyes psicolgicas de esta gnesis. L a gran obra de Wundt sobre el lenguaje, que tras largo tiempo volvi a emprender el intento de abarcar la totalidad de los fenmenos lingsticos y de someterlos a una interpretacin espiritual determinada, toma el principio de esta interpretacin, del concepto y la metdica de la psicologa tnica. En la misma direccin de pensamiento haba tratado Steinthal de presentar en su

  • "Einleitung in die Psychologie und Sprachwissenschafl ( Introduccin a la psicologa y a la lingstica , 1871) el concepto de apercepcin de Herbart como fundamento de la reflexin lingstica. En aguda y consciente oposicin a los fundamentos de la tesis lingstica de Steinthal y W undt, retorna a continuacin Marty (1908) al pensamiento de una gramtica universal y filosofa del lenguaje , entendida como esbozo de una "teora descriptiva del significado . Pero tambin aqu se busca llevar a cabo la construccin de esta teora del significado con medios puramente psicolgicos; ms an, la tarea de la filosofa del lenguaje se lim ita de tal modo que le correspondan todos los problemas referidos a lo general y regular de los fenmenos lingsticos, en la medida en que sean de naturaleza psicolgica o al menos no puedan ser resueltos sin la ayuda preponderante de la psicologa . As pues a pesar de la oposicin que encontr esta concepcin en los crculos de la propia investigacin lingstica, sobre todo por parte del Karl Vossler , el psicologismo y el positivismo en este campo parecan hallarse o slo establecidos como ideal metdico, sino casi elevados al rango de dogma general. El idealismo filosfico en verdad no ha cesado de combatir este dogma, pero tampoco l ha reconquistado para el lenguaje la posicin autnoma que posea con W ilhelm von Humboldt. Porque en lugar de entenderlo como una forma espiritual autnoma que descansa en una ley peculiar, ha tratado de retrotraerlo a la funcin esttica general de la expresin. En este sentido ha coordinado y subordinado Benedetto Croce el problema de la expresin lingstica al problema de la expresin esttica, as como el sistema de la j filosofa de Hermann Cohn ha tratado Lgica, tica, Esttica y, finalmente, Filosofa de la Religin como miembros autnomos, abordando las cuestiones fundamentales del lenguaje slo ocasionalmente y en conexin con las cuestiones fundamentales de la Esttica.

    De este estado de cosas resulta que la presente exposicin no poda moverse desde un punto de vista filosfico dentro de un crculo de ideas rgidamente delimitado, sino que deba tratar de abrir por todas partes su propia va metdica. Tanto ms ricas fueron, por el contrario, las fuentes auxiliares que, para el desarrollo de su tema se le ofrecieron a partir del desenvolvimiento que ha tenido la lingstica desde los tiempos de W ilhelm von Humboldt. Si bien la idea de un verdadero estudio universal del lenguaje puede aparecer todava en Hum-

  • boldt como un postulado de la filosofa idealista, este postulado parece haberse aproximado desde entonces ms y ms a su realizacin cientfica concreta. Precisamente merced a esta riqueza del material de investigacin emprico-cientfico, la consideracin filosfica se enfrenta a una dificultad casi insalvable. Pues as como no puede renunciar a este detalle, tampoco puede quedar preso del mismo si quiere permanecer fiel a su propio propsito y tarea. Frente a este dilema metdico no caba ninguna otra decisin que la de formular con sistemtica generalidad las preguntas con las que se abord aqu la investigacin del lenguaje, pero obteniendo la respuesta a estas preguntas, en cada caso particular, de la propia investigacin emprica. Haba que tratar de obtener un panorama lo ms amplio posible, no slo de los fenmenos de una esfera lingstica particular, sino de la estructura de esferas lingsticas distintas y divergentes en cuanto a su tipo fundamental de pensamiento. Con ello, el crculo de la literatura lingstica que a travs del estudio exhaustivo de los problemas deba ser incesantemente consultado, experiment ciertamente una ampliacin tan giande, que la finalidad que se haba propuesto en un principio esta investigacin se alejaba cada vez ms, y siempre me vea de nuevo ante la cuestin de si me sera siquiera asequible. Si a pesar de ello segu por el camino emprendido, fue porque en cuanto ms se me abra la perspectiva de la multiplicidad de los fenmenos lingsticos, tanto ms claramente cre percibir cmo tambin aqu todos los elementos particulares se aclaran recprocamente y, por as decirlo, se insertan espontneamente en una conexin general. Las investigaciones siguientes estn dirigidas a destacar y esclarecer esta conexin, no al examen de cualesquiera manifestaciones particulares. Si el pensamiento epistemolgico crtico fundamental por el que se orientan se confirma, si la exposicin y caracterizacin de la forma pura del lenguaje, tal y como aqu se ha intentado, demuestra estar fundada, mucho de lo que en detalle aqu se ha descuidado u omitido puede hallar fcilmente su complemento y rectificacin en una futura reelaboracin del tema. Trabajando