Cassirer, e.; antropolog­a filos³fica

Click here to load reader

  • date post

    29-Jun-2015
  • Category

    Education

  • view

    6.753
  • download

    7

Embed Size (px)

Transcript of Cassirer, e.; antropolog­a filos³fica

  • 1. ERNST CASSIRERANTROPOLOGA FILOSFICA Introduccin a una filosofa de la cultura FONDO DE CULTURA ECONMICA MEXICO

2. INDICEPREFACIO .....................................................................................................................................................4PRIMERA PARTE: QUE ES EL HOMBRE? ................................................................................................7I. LA CRISIS EN EL CONOCIMIENTO DEL HOMBRE ............................................................................7II. UNA CLAVE DE LA NATURALEZA DEL HOMBRE: EL SMBOLO............................................25III. DE LAS REACCIONES ANIMALES A LAS RESPUESTAS HUMANAS..........................................27IV. EL MUNDO HUMANO DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO.................................................................40V. HECHOS E IDEALES ............................................................................................................................51SEGUNDA PARTE: EL HOMBRE Y LA CULTURA ...............................................................................57VI. DEFINICIN DEL HOMBRE EN TRMINOS DE CULTURA .........................................................57VII. MITO Y RELIGIN .............................................................................................................................64VIII. EL LENGUAJE ...................................................................................................................................95IX. EL ARTE..............................................................................................................................................119X. LA HISTORIA.......................................................................................................................................147XI. LA CIENCIA........................................................................................................................................177XII. RESUMEN Y CONCLUSIN ...........................................................................................................191 2 3. Primera edicin en ingls, 1944Primera edicin en espaol, 1945Segunda edicin en espaol, 1951Tercera edicin en espaol (Coleccin Popular), 1963Cuarta edicin en espaol (Coleccin Popular), 1965Quinta edicin en espaol (Coleccin Popular), 1968Ttulo de esta obra en ingls :Essay on man 1967 Yale University Press, New Haven, Connecticut.Traduccin al espaol: EUGENIO MAZD. R. 1967 FONDO DE CULTURA ECONMICA Av. de la Universidad 975, Mxico 12,D. F.Impreso en Mxico3 4. A charles W. Hendel con amistad y gratitud. PREFACIO El primer impulso para escribir este libro se lo debo a mis amigos ingleses ynorteamericanos que han insistido repetidamente para que publicara unatraduccin inglesa de mi Filosofa de las formas simblicas. Aunque me hubieracomplacido corresponder a sus deseos, me di cuenta, a los primeros pasos, de quela tarea era impracticable y hasta resultaba, en las actuales circunstancias,injustificable la reproduccin del libro en su integridad. Por lo que respecta allector le hubiera exigido un gran esfuerzo de atencin la lectura de un estudioen tres volmenes que se ocupa de un tema difcil y abstracto. Pero tambindesde el punto de vista del autor era poco practicable o aconsejable la publicacinde una obra planeada y escrita hace ms de veinticinco aos. Desde esa fecha, elautor ha proseguido sus estudios sobre la materia. Ha podido conocer muchoshechos nuevos y se ha tenido que enfrentar con nuevos problemas. Hasta losmismos problemas viejos son vistos por l desde un ngulo diferente y aparecencon una iluminacin distinta. Por todas estas razones me decid a partir otra vez ya escribir un libro enteramente nuevo. Este libro tena que ser mucho ms breveque el primero. "Un libro grande dice Lessing, es un gran dao". Cuandoescriba mi Filosofa de las formas simblicas estaba yo tan absorbido por eltema que olvid o descuid esta mxima estilstica. En la actualidad me sientomucho ms inclinado a suscribir las palabras de Lessing. En lugar de ofrecer unaexposicin detallada de los hechos y una morosa discusin de las teoras, heprocurado concentrarme en unos cuantos puntos que se me figuran de especialimportancia filosfica y he tratado de expresar mis pensamientos con la mayorbrevedad y concisin. De todos modos, el libro tiene que tratar de temas que, a primera vista,pueden parecer bastante dispares. Un libro que se ocupa de cuestiones psicolgicas, ontolgicas, epistemolgicas, yque contiene captulos que se refieren al mito y a la religin, al lenguaje y al arte, ala ciencia y a la historia, se expone al reproche de no ser ms que un mixtumcompositum de las cosas ms diversas y heterogneas. Espero que el lector, despusde ledas sus pginas, encontrar que el reproche es infundado. Uno de mispropsitos principales se cifra en convencerle de que todos los temas de que setrata en este libro no constituyen, despus de todo, ms que un solo tema.Representan caminos diferentes que llevan a un centro comn y, a mi parecer,corresponde a una filosofa de la cultura el encontrar y fijar este centro. 4 5. Por lo que respecta al estilo del libro ha significado sin duda una seria desventajael haberlo tenido que escribir en una lengua que no es la materna. Difcilmentehubiera superado este obstculo sin la ayuda de mi amigo James Pettegrove, delState Teachers College de New Jersey. Ha revisado todo el manuscrito y me haaconsejado discretamente en todas las cuestiones lingsticas y estilsticas. Perotambin le estoy muy agradecido por muchas observaciones valiosas y pertinentes enlo que se refiere a la materia del libro. No es que pretenda escribir un libro popular sobre una materia que, en tantosrespectos, se resiste a toda vulgarizacin. Por otra parte, tampoco este libro sehalla destinado exclusivamente a profesores o filsofos. Los problemasfundamentales de la cultura humana revisten un inters humano general y tienen quehacerse accesibles al gran pblico. He tratado, por lo tanto, de eludir todos lostecnicismos y he procurado expresarme con la mayor claridad y sencillez posibles.Quisiera advertir, de todos modos, a mis posibles crticos, que lo que yo puedoofrecer en esta ocasin es, ms bien, una explicacin y una ilustracin de mi teoramejor que una demostracin. Para una discusin y anlisis ms cerrados de losproblemas implicados les recomendara que acudieran a la exposicin detallada demi Filosofa de las formas simblicas. Deliberadamente me propongo no presentar una teora acabada, expresada en estilodogmtico. Por el contrario, he procurado colocar a los lectores en posicin dejuzgar por s mismos. Claro que no ha sido posible mostrar ante ellos toda la masa deprueba emprica en que se basa mi tesis principal. Pero, por lo menos, he procuradoofrecer amplias y ricas citas de los libros sobresalientes en las diversas materias. Ellector no va a encontrar una bibliografa completa, pues hasta los ttulos de unabibliografa semejante hubieran rebasa do con mucho el espacio de que dispona. Mehe tenido que contentar con citar aquellos autores con los que me creo ms endeuda y con seleccionar aquellos ejemplos que me parecan ofrecer una significacintpica y un inters filosfico extraordinario. Al dedicar la obra a Charles W. Hendel deseo expresar mi profunda gratitud alhombre que me ayud a preparar este libro con un celo infatigable. Fue el primero aquien habl sobre su plan general. Sin su inters por el tema del libro y su amistosointers personal por el autor, difcilmente hubiera tenido yo valor para publicarlo. Haledo el manuscrito varias veces y he podido recoger sugestiones crticas que hanresultado valiosas y de gran ayuda. La dedicatoria no slo posee un sentido personal sino tambin simblico. Aldedicar este libro al Presidente del Departamento de Filosofa y al Director de losestudios para graduados de la Universidad de Yale quiero expresar mi gratitudcordial al Departamento mismo. Cuando hace tres aos llegaba yo a la Universidadde Yale, fue una grata sorpresa para m encontrar una estrecha colaboracin, quese extenda a un ancho campo. Fue un placer especial y un gran privilegio trabajarjunto con mis colegas ms jvenes en seminarios colectivos de materias varias.Representaba una nueva experiencia en mi larga vida acadmica, experienciaverdaderamente interesante y estimulante. Siempre recordar estos seminarioscolectivos, uno de filosofa de la historia, otro de filosofa de la ciencia, un tercero 5 6. de teora del conocimiento, mantenidos porCharles Hendel y Hajo Holborn, F.S.C. Northrop, Henry Margenau, MonroeBeardsley, Frederic Fitch y Charles Stevenson.Debo considerar este libro, en una gran medida, como el producto de mi trabajoen la escuela de graduados de la Universidad de Yale, y aprovecho la oportunidadpara expresar mi reconocimiento al decano de la escuela, Edgar S. Furniss, por lahospitalidad que me ha brindado en estos tres ltimos aos. Tambin debo unagradecimiento cordial a mis estudiantes. He discutido con ellos casi todos losproblemas contenidos en este libro y espero que encontrarn muchas huellas denuestra obra comn en las pginas que siguen.ERNST CASSIRERUniversidad de Yale6 7. PRIMERA PARTEQUE ES EL HOMBRE? I. LA CRISIS EN EL CONOCIMIENTO DEL HOMBREPARECE reconocerse en general que la autognosis constituye el propsito supremo dela indagacin filosfica. En todos los conflictos entre las diferentes escuelas esteobjetivo ha permanecido invariable e inconmovible: prob ser el punto arquimdico,el centro fijo e inmutable de todo pensamiento. Tampoco los pensadores msescpticos negaron la posibilidad y la necesidad del autoconocimiento. Desconfiabande todos los principios generales concernientes a la naturaleza de las cosas peroesta desconfianza se enderezaba a inaugurar nuevos y ms seguros modos deinvestigacin. En la historia de la filosofa el escepticismo ha sido, muy a menudo,el mero envs de un humanismo resuelto. Al negar y destruir la certeza objetiva delmundo exterior, el escptico espera