Capítulo 3.pdf

Click here to load reader

  • date post

    27-Sep-2015
  • Category

    Documents

  • view

    224
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of Capítulo 3.pdf

  • Captulo

    Estilos de vida y actividad fsica I M M M Concepcin Tuero del Prado y Sara Mrquez Rosa '

    OBJETIVOS

    Analizar el concepto "estilo de vida" en el marco de la salud relacionada con la actividad fsica. Relacionar el concepto estilo de vida con otros como calidad de vida, autoconcepto y adherencia a la prctica

    fsico-deportiva. Determinar los factoresqueobstaculizanla disminucin del sedentarismo entre la poblacin. Establecer pautas que activen fsicamente a la poblacin.

    1. SALUD Y ESTILO DE VIDA EN NUESTROS DAS La preocupacin actual por la salud, como algo

    ms que la ausencia de enfermedad, se halla en estos momentos en el centro de los debates acerca de pre-vencin en materia de salud pblica. Los factores determinantes de la salud estn relacionados con los estilos de vida, poseen mltiples dimensiones y estn vinculados a varios problemas importantes de salud. Los estilos de vida se relacionan a su vez con los principales factores de riesgo de la mayora de los problemas de salud pblica actuales, especialmente en los pases occidentales. Figueiredo y Rebollo (2003) sealan que los cambios socioeconmicos y culturales, los numerosos avances tecnolgicos, han supuesto un nuevo estilo de vida en la poblacin. En este sentido, Howley y Frank (1995) determinan que los avances de la tecnologa si bien han contribuido a una mejora de los niveles de vida de los sujetos, por otra parte han supuesto una serie de riesgos para la salud, puesto que esta tecnologa ha incorporado nue-vos conceptos de confort y bienestar, modificando el estilo de vida de los individuos, y no necesariamente mejorando su calidad de vida a largo plazo.

    Se aceptan como factores determinantes de la salud la alimentacin, la actividad fsica y hbitos nocivos como el tabaco y el alcohol. Los problemas de salud vinculados al estilo de vida pueden ser espe-

    cficos de una etapa concreta, aunque tambin pue-den estar ligados a mltiples aspectos culturales y sociales. Es por ello que se considera necesario que las acciones de promocin de la salud vayan encami-nadas al conjunto de factores determinantes de sta ligados al estilo de vida.

    Igualmente, es importante mantener una ali-mentacin saludable, realizar actividad adecuada al sujeto, tener un trabajo satisfactorio, moverse en un ambiente saludable... La prctica de la actividad fsica constituye uno de los principales triunfos de un estilo de vida saludable y de una verdadera pro-teccin y promocin de la salud. Los resultados de numerosas investigaciones indican que la actividad fsica regular asegura a las personas de todas las eda-des, tanto hombres como mujeres, unos beneficios evidentes para su salud fsica, social y mental, as como para su bienestar general. A partir de estudios realizados con poblacin general, la actividad fsica ha sido vinculada de manera reiterativa y justificada a los hbitos saludables del individuo, es decir, que la prctica de una actividad fsica regular y estable ayuda a mejorar tanto la salud fsica como la psicol-gica, incrementando la calidad de vida (Ministerio de Educacin y Cultura, 1997). En las ltimas dcadas, se ha hecho hincapi en la necesidad de estudiar las actividades fsicas habituales y en los correspondien-tes requerimientos energticos para llevar a cabo las mismas. Por otra parte, estudios recientes han sea-

  • 36 Actividad Fsicd y Saiud

    lado que realizar actividad fsica de forma regular puede minimizar las condiciones adversas asociadas al proceso de envejecimiento, entre ellas el deterioro de la capacidad funcional, adems de producir efectos beneficiosos fsicos y psicolgicos. El mantenimiento de un estilo de vida activo a estas edades, evitando el sedentarismo al que nuestra sociedad somete a la ter-cera edad evitara en buena medida la dependencia, la inmovilidad, el abandono de s mismo y la depresin tan frecuente, ayudando as a salir del aislamiento en el que se encuentran inmersos.

    En la actualidad se ha confirmado que la inactivi-dad fsica provoca numerosos trastornos, de la misma manera que se considera al ejercicio fsico como un elemento bsico en la prevencin de ciertas enfer-medades. Esta realidad se constata sobre todo en los pases desarrollados, en los que el sedentarismo se ha adueado del tiempo libre, de los momentos de ocio de sus ciudadanos. El sedentarismo se ha ido transfor-mando en una autntica epidemia en los pases desa-rrollados y, sin embargo, est bien demostrado que la actividad fsica reduce el riesgo de padecer afecciones cardiacas, diabetes y algunos tipos de cncer, permite controlar mejor el peso y la salud de huesos y mscu-los y presenta indudables beneficios psicolgicos. Por todo ello es necesario un estilo de vida activo, ms saludable, que incluya actividades fsicas diarias y que las autoridades, desde un mbito supranacional al puramente local, fomenten dicho tipo de actividades y conciencien a la poblacin de los indudables benefi-cios que comporta el que la gente sea ms activa.

    La Psicologa de la Salud, como otras discipli-nas, puede contribuir de forma definitiva al cambio de estilos de vida sedentarios por otros ms activos, eliminando los principales factores de riesgo para la salud. La Psicologa de la Salud es el estudio del cerebro y la conducta de aquellos sujetos que reali-zan actividad fsica o deporte. Su principal objetivo ha sido el estudio de los antecedentes psicobiolgicos (modelo biopsicosocial), conductuales y sociocogni-tivos (es decir, defiende que toda expresin de salud y/o enfermedad es una consecuencia de interaccin de factores biolgicos, psicolgicos y sociales), aun-que estudia ms particularmente los factores psico-lgicos, es decir, las consecuencias de la prctica del ejercicio. Por tanto, un anlisis de los cambios que se producen en variables psicolgicas tales como esta-dos de nimo, emociones, la ansiedad a corto plazo, as como la evaluacin de las consecuencias de una prctica de ejercicio prolongado.

    El nacimiento de la Psicologa de la Salud habra que situarlo en un contexto, donde a pesar de los espec-taculares avances que se han vivido dentro del campo de la Medicina y la Farmacoterapia, se ha puesto de relieve que la salud y el tratamiento de la enfermedad no son slo cuestin de una tecnologa que ponga a punto todos y cada uno de los sistemas biolgicos. De hecho se reconoce que esto no es suficiente. La salud depende de las condiciones biolgicas y socioambien-tales del sujeto, pero tambin de su comportamiento. Estudiara el comportamiento tanto de la persona sana como de la enferma, controlando las conductas que son factores de riesgo. En este sentido, las prcticas individuales y culturales que se adoptan para poten-ciar ese estado de bienestar fsico y psquico que es la salud estn ntimamente relacionadas con el modo de entenderla y explicarla.

    A finales de los sesenta del siglo pasado se consi-deraba a la Psicologa como una profesin sanitaria, al reconocerse que la conducta del ser humano puede ser crucial tanto en el mantenimiento de la salud como en el origen y evolucin de la enfermedad.

    La Psicologa del Ejercicio nace como una nueva rea de estudio en los aos ochenta, cuando se produce una apertura de los intereses cientficos de la Psico-loga de la Actividad Fsica y el Deporte (hasta este momento se centraba nicamente en el rendimiento) hacia la relacin entre la participacin de la poblacin en actividades fsicas y su salud y bienestar.

    Un hecho que marc un hito histrico en este sen-tido fue que en 1988 una de las revistas ms influyen-tes y representativas del rea, Journal of Sport and Exercise Psychology, aade el trmino exercise a su denominacin, admitiendo trabajos relacionados no slo con el rendimiento, sino tambin con la salud. Un ao ms tarde, en 1989, se funda la revista de Psi-cologa de la Salud: Journal of Health Psychology.

    Tanto la Psicologa de la Salud como la Psicolo-ga de la Actividad Fsica y el Deporte se ocupan de temas relacionados con la actividad fsica, la conducta de ejercicio y el estado de forma, aunque la Psicologa del Ejercicio Fsico toma estos procesos como varia-bles dependientes y la Psicologa de la salud como variables independientes. Por esta razn, si se est interesado en conocer los efectos del ejercicio sobre la salud, el enfoque se corresponder con el de la Psi-cologa de la Salud, mientras que si se considera el propio ejercicio como variable dependiente, el estudio se ubicar dentro de la Psicologa del Ejercicio.

    En otras palabras, en Psicologa de la Salud todo gira en torno a cuestiones como: efectos que tiene el

  • Captulo 3 Estilos de vido y actividad fsico 3 7

    deporte sobre la salud fsica, mental y social, la pre-vencin de enfermedades, tratamiento de problemas de salud..., y en la Psicologa del Ejercicio hacia otras como: factores que afectan a la conducta de ejercicio, tipos de ejercicio, consecuencias del ejercicio. La Psi-cologa de la Salud ira encaminada al conocimiento de cmo los principios de la conducta se relacionan con la salud y la enfermedad, mientras que la Psicolo-ga del Ejercicio busca conocer y modificar los facto-res que determinan la prctica de ejercicio.

    En los ltimos aos, numerosos estudios epide-miolgicos y experimentales han confirmado que la inactividad es causa de enfermedad y que existe una relacin dosis/respuesta entre actividad fsica y/o forma fsica y mortalidad global. Las personas que mantienen unos niveles razonables de actividad, especialmente en la edad adulta y en la vejez, tienen una menor probabilidad de padecer enfermedades crnicas o una muerte prematura. Por otra parte hay que considerar los costes econmicos en trminos de enfermedad, ausencia del trabajo o sistemas de salud. Se calcula que los costes mdicos de las personas activas son un treinta por ciento inferiores a los que ocasionan aquellas inactivas. Podemos afirmar que la actividad fsica contribuye a la prolongacin de la vida