Boletأ­n Julio de 1999 - Inicio - DT forma como trabajamos, vivimos, nos alimentamos y nos...

download Boletأ­n Julio de 1999 - Inicio - DT forma como trabajamos, vivimos, nos alimentamos y nos relacionamos.

of 210

  • date post

    19-Jul-2020
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Boletأ­n Julio de 1999 - Inicio - DT forma como trabajamos, vivimos, nos alimentamos y nos...

  • ENTREVISTA

    Nº 126/99 Julio – 1

    JULIO 1999

    "Nosotros nos hemos propuesto mantener al país en un nivel competitivo para poder continuar en el mercado globalizado que existe hoy día en el mundo", nos comenta Eugenio Heiremans, Presidente Ejecutivo de la Asociación Chilena de Seguridad.

    Eugenio Heiremans, Presidente Ejecutivo de la Asociación Chilena de Seguridad ante el nuevo cambio de siglo:

    "EN LA ASOCIACION NOS ESTAMOS PREPARANDO PARA UN NUEVO MUNDO"

    Andrea Munizaga D.

    • "La velocidad con que se han producido los cambios y las innovacio- nes durante los últimos 30 años, hace suponer que el próximo siglo va a ser absolutamente distinto, tanto en la forma como trabajamos, vivi- mos, nos alimentamos y nos relacionamos. Creo que esto es un desa- fío maravilloso".

    • "Creo que la actuación de los Fiscalizadores del Trabajo ha hecho más efectiva la fiscalización en las áreas de la higiene ambiental y la segu- ridad en el trabajo. De hecho, nosotros hemos colaborado en darles la capacitación necesaria para realizarla".

  • Nº 126/992 – Julio

    ENTREVISTAJULIO 1999

    Eugenio Heiremans, es uno de esos hombres que se conocen como "self-man", que –sin poseer estudios tradicionales– tienen un sólido espíritu emprendedor para gestar grandes proyec- tos. Es así como cimentó con éxito la primera mutual de seguridad en Chile.

    Boletín Oficial de la Dirección del Trabajo dialogó con Eugenio Heiremans, fundador y en la actualidad Presidente Ejecutivo de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

    Ambiente Laboral Sano y Exento de Riesgos

    ¿Cuál es el rol que cumple la ACHS en el ámbito de la seguridad y prevención de riesgos en el país?

    Nosotros fuimos los creadores del sistema, junto con el Instituto de Seguridad del Trabajo de Valparaíso y siempre hemos considerado que tenemos la responsabilidad de manejar un problema muy importante para el país, con un efecto social y económico verdaderamente relevante, tanto para la seguridad y el bienestar de los trabajadores, como para mejorar la productividad en las empresas. Nosotros nos hemos propuesto mantener al país en un nivel competitivo para poder continuar en el mercado globalizado que existe hoy día en el mundo.

    Y en ese sentido, la seguridad en los lugares de trabajo es una situación muy cambiante. El avance tecnológico que hay en el mundo, nos obliga a estar muy atentos respecto a qué productos, materias primas y máquinas nuevas existen, porque si usted analiza la forma en que se trabaja hoy día es absolutamente distinta respecto a como se trabajaba hace 10 años. Y así como esto ha eliminado algunos riesgos, ha creado otros que quizás son más difíciles de prevenir. Por cierto, actuamos para lograr ambientes laborales sanos y en lo posible exentos de riesgos.

    La misión de la ACHS es realizar una vigorosa acción de prevención de los Accidentes y Enfermedades Laborales, rehabilitar y asistir económicamente al afectado o a su grupo familiar ante situaciones de incapacidad parcial o total en su trabajo o fallecimiento del afiliado.

    ¿Qué elemento distingue la Asociación Chilena de Seguridad del resto de las mutuales que se ocupan de la seguridad en Chile?

    En realidad creo que no hay diferencias fundamentales. Nosotros insistimos en que la compe- tencia ha sido muy buena. La competencia ha sido uno de los factores que ha llevado a niveles extraordinariamente desarrollados a las mutualidades en Chile. Pero, siempre hemos sostenido que la competencia debe girar en torno a quien da mejor atención de salud, prevención y atención administrativa. Empezar a otorgar ventajas adicionales a eso, es gravísimo para el progreso del sistema.

    Heiremans, indica que todos los tratamientos ofrecidos por la ACHS, incluyendo las prótesis y la rehabilitación, son gratuitos para los trabajadores de las empresas asociadas. Además, la mutual paga la remuneración completa durante todo el tiempo que el trabajador esté ausente del trabajo. Y si ha quedado con alguna incapacidad, la ley obliga a indemnizar al trabajador hasta una pérdida de capacidad de 45%. Sobre ese porcentaje, la persona es pensionada con un ingreso que puede

  • ENTREVISTA

    Nº 126/99 Julio – 3

    JULIO 1999

    alcanzar hasta 140% de su salario, en caso de que se trate de una discapacidad que lo haga dependiente de otros.

    La ACHS cuenta con la red de salud privada más extensa y completa del país: 7 Hospitales, 29 Clínicas, 79 Policlínicos, 266 Policlínicos de Empresas y 25 Convenios de Atención. De Arica a Punta Arenas, esta red está dotada de la mejor infraestructura clínica, equipada con tecnología de vanguardia y a cargo de profesionales altamente especializados, lo que hace posible entregar la más eficiente y completa atención.

    Por otra parte, la ACHS ha estructurado organizaciones relacionadas que, entregan servicios complementarios a sus asociados tal como el Centro Integral de Evaluación Laboral (CIEL), cuya misión constituye una extensión de la labor en el campo de la Prevención, ofreciendo además, servicios de asesoría, capacitación y selección de personal en terreno, que contribuye a la efectivi- dad de la gestión de personal de la empresa.

    En 1957 ocurría un accidente cada 27 segundos. ¿Cómo evalúa usted el actual estado de la seguridad laboral en Chile?

    Hoy día esa cifra afortunadamente ha pasado a la historia. Ha bajado prácticamente a la cuarta parte de lo que era originalmente, lo que significa la recuperación de una cantidad enorme de jornadas laborales, que va en beneficio de los trabajadores, de sus familias, de las empresas y de la economía del país. Por otro lado, la acción médica que se ha logrado desarrollar con servicios especializados, con instalaciones muy modernas, significa haber reducido a la tercera parte el número de días que se perdían antiguamente por accidentes de trabajo.

    Hoy el Sistema Mutual de Chile evita anualmente 550.000 accidentes, lo que se traduce en un aumento de la productividad con gran beneficio social para los trabajadores y sus familias.

    "Nuestra misión consiste en procurar para el hombre de trabajo, en conjunto con las empresas asociadas, ambientes laborales sanos, seguros y exentos de riesgos, a fin de preservar y proteger en plenitud su integración tanto física como psíquica".

  • Nº 126/994 – Julio

    ENTREVISTAJULIO 1999

    A través de la Ley Nº 16.744 el sistema mutual otorga cobertura a cuatro millones de trabajadores (70%); no discrimina por riesgo y es ampliamente representativo del quehacer produc- tivo nacional (83.000 empresas afiliadas con 2.900.000 trabajadores).

    Sus objetivos, añade Heiremans, apuntan a la prevención de riesgos laborales, atención médica integral y rehabilitación para la exitosa reinserción laboral y social del trabajador, y presta- ciones económicas. Hay que hacer notar, sostiene, que las mutualidades prestan una completa gama de servicios apoyados por 714 Centros de Atención al Trabajador a lo largo del país, que incluye hospitales, clínicas, policlínicos y policlínicos de empresas.

    Por otra parte, es importante destacar que Chile exhibe una de las más bajas tasas de cotización por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales a nivel internacional, con un promedio de 1,8% en comparación a niveles de 3,5% que se dan en América Latina: 3,7% en Francia; 2,7% en España y 5,2% en Italia.

    Las Nuevas Enfermedades Profesionales

    La ley entiende por Accidentes de Trabajo a toda lesión que una persona sufre a causa del trabajo que desempeña y que le produzca incapacidad o muerte, además de las desgracias ocurridas en el trayecto directo a su lugar de trabajo y los sucesos que afecten a dirigentes gremiales en el ejercicio de sus funciones. En tanto, enfermedad profesional la define como aquella cuya causa directa es el ejercicio de la profesión y que produzca incapacidad o muerte. Hoy están emergiendo nuevas enfermedades propias del mundo tecnológico contemporáneo. Enfrentarlas constituye un verdadero desafío para las empresas encargadas de la seguridad en el mundo laboral.

    Los trastornos del ánimo son enfermedades emergentes que van en aumento a nivel mundial. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés creció un 44% desde 1960 y prevé que hacia el año 2020 los trastornos del ánimo serán la primera causa de muerte e incapacidad. ¿Cómo enfrenta este problema la Asociación Chilena de Seguridad?

    No hay ninguna duda de que es difícil distinguir el estrés que provenga como consecuencia del trabajo, del que se origina en la vida misma del individuo. Ahora, el estrés, indudablemente que es una enfermedad, pero está claramente demostrado que hay personas que tienen más probabilida- des de padecer estrés. Indudablemente, no posee causas claramente detectables, entonces viene a desembocar en el trabajo. Ahora, en el trabajo, nosotros tenemos claramente definido algún tipo de ocupación que genera la posibilidad de estrés, que hemos detectado en las profesoras, en las operadoras de salas cuna, que son personas que están sometidas a tensiones muy especiales. Esos casos son tratados y reconocidos como enfermedades profesionales. Pero, en los otros casos, la inmensa mayoría del estrés proviene de la vida de cada individuo y no del trabajo.

    Según un estudio de la Universidad de Chile realizado en 1996, el consumo excesivo del alcohol afecta a 1 de cada 4 trabajadores y el de drogas a 1 de cada 18. ¿Cuál es la política de la Asociación Chilena de Seguridad respecto a estos flagelos del mundo del trabajo?

    Aunque no hemos analizad