Bibliografia Dominicana

Click here to load reader

  • date post

    30-Apr-2022
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Bibliografia Dominicana

SECCION nJBLIOGRAF1CA
Bibliografia Dominicana Los Trofeos, Por Jose Maria de Heredia.-
Discurso preliminar, traduccion, apendices y a- cotaciones, .por Max Henriquez Urena.- Edi- c i o n s Ekc#ll:i.- Bib!ioteca Americana.- Sari- tiago de Chile.- 1938.
Este libro de sonetos es la obra por exc.len- cia del alto poeta cubano-frances, primo y Iio- mbnimo del alto poeta dominico-cubano, a quieii la fama saluda como el 'Caiitor del Niagara".
#Es la obra de arte y poesia, antigua y mo- derna, clasica y parnasiana, del poeta parisiiio, que, como Jose Zorrilla a la Academia Espanola, entro a la Academia Francesa. con su libro da versos a guisa de crediencial expedida por Apolo. Ek h obra impersonal de un p o e b linico, sin
paradoja. contenida en una teoria de ciento MIL- tisiete sonetos objetivos, a manera de sendos cuadros hislQiicos y arqueologicos. Son los tro- feos que el numen subjetivo $el soiietirrta anima con la luz el color y el ritmo de la hora en que cada cuadro fue una realidad historica. Asi evo- ca a Grecia y Cicilia; a Roma y los Barbaros; a la Edad Media p el Renacimiento.
Seis lustros invirti6 el alto poeta en su obix de arte -medallones de marmol y de oro- y va- rios portaliras los virtieron al castellanq en parte, no sin exito en ocasiones diversas. Max Henriquez Urefia fue uno de ellos. Su labor, a su turno, duro casi el mismo lapso. Desde m'uy jo- ven inicio su dificil faena. Cada medalloii origi- nal fue vaciado eii molde igual del idioma his- pano.
J31 esfuerzo del traductor corresponde cahl- mente al esfuerzo insuperable del magno sone- tista. EX volunin de los Trofeos, vertidos a1 es- pano!, tal como aparece en la Ddjci6n Erciila, d:r testimonio del exito alcanzado por el traductor dominicano.
Si el alto poeta. viviese aun, seria ya nonage- nario; y a caso. hojeando el libro de su ultimo traductot, recordaria la frase con que hmai-ti- ne elogid el poeta ingles que tradujo algunos da sus poemas: "Me admiro en ti".
Pequenns Poemas.- Por Emilio A. Morel.- Inp. del Listin Diario.- 1987.
E n febrero dme] aiio en curso, con muy cordiai Medicatotia, <recibi un ejemplar empastiido !le ese libro de versos. Una esquela dijole al poeta con que gozo espiritual oi la lectura de algunos de sus poemas. Otra dedicatoria luce impresa. A Enrique 'Henriquez, cantor del laureado Misere-
re, estii dedicado. Ofrenda lirica de p o e b a poe- ta.
El volumen es uii manojo de espigas de oro, florecidas. Son nueve. Cada una de las musas a- polineas, como un tirso florido, alza el suyo con lirico donaire en turno del bardo venido del O- riente.
Esos poemas, seleccionados, por su alto lirij- mo y su iiitensidad emotiva, superan su anodes- t o epigrafe. En ellos cobran auge los factores de la poesia: Estro, ritmo, imagenes, emocion, es- tetica, animan sus versos. En ellos vibra el al- ma: su lira.
Hoy es cuatro de octubre y, cuando escribo es+ pagina, con el libro abierto en el poema de1 ,Serafin de Asis. en' el vecino templo mercedario, las campanas a ~ v u e l o saludan al Piadoso herma- iio de las fieras y de los pajaros. Y el poema ad- mirable coiicluye:
--San Francisco de Asia sonrie, diciendo: "Entmd, hermana muerte".
F. H. i C.
Juan Isidro Perez.- El Ilustre Irno.- Por. E. Rodri~uez Uem0rizi.- Imp. de J. R. Vda. iGa rcia, Sucesores.- 1038.
1'1 autor de ese ensayo -premiado en el Coli- curso del Ateiieo en el Centanario de la Triiiita- ria- luego de inserto en Clio, edicion No. XXX, lo reprodujo en un finp y elegante cuaderno C O : ~ 78 paginas. En las seis' primeras hojas ocup:t seis paginas, liminares un proemio ,escrito por el Maestro para la etlicioii dv ese opusciilo. "El Ilustre h c o " , con ambas p~iblicacionea,
ha salido del silencio de la ignorancia y entrado en el esoenario del conocimiento y del jiiicio his- torico, con sus credenciales de procer sin tacha lr sin miedo, de perfil heroico, como uno (le los tri- nilarios mils conspicuos por su concepto de Durr- t e y por su ndhesion ditelisima a la optima peir sonalidiid del F u n h d o r de la Republica.
El autor dedico su ensayo, al prologuista en recuerdo del Homenaje con que sus amigos S sus discipulos conmemoraron e1 nonagesimo ri- niversario del Maestro.
F. H. i C.
Histaria de la Restauraci6n.- Por Pedro M. Archnmbault.- L f a i r i e Technique e t Econo- m i q u e . Paris.- 1938.
Es un volumen de 130 pbginas. Camo ilustrx- ciones contiene un mapa de la isla, algunos pai- sajes y cincuenta fotograbados de actores pnti-
Niim XXXl C L I O 1'6gina 34 1
cipales, servidores unos y adversarios otros d.2 la gesta restauradora. Don Genaro Perez, ~ r o - ter civil noiiagenario, con uiia carta bveve, a gu:- sa de pl.ologo, es nable heraldo al frente del li- bro historrico.
Este libro -de contenido veriiiculo y de e&- cion extranjera- es una contribucion de valor no esoaso, al acervo aun pauperrimo de la do-
, ble etapa anexionista y restauradora de nuestr;i independencia.
El autor pone en relieve algunos hechos coi:- currentes, militares o politicos, y perfila algii- nas figuras a media luz, en el escenario de Ir
. guerra. No faltan sombras en la obra, sinemlargii,
que el mismo historiografo despejara en 1ioi.a buena. Solo me ocupo de dos anticuadas, inac- tuales, en relacion c m la prestigiosa persoiiaii- dad de Duarh. La una es de proyeccion indirec- ta. D' imta es la otra. Error O ignorancia invo- lu.iitaria acusan ambas.
Al sacerdote Peruano, espanol incondicional, e- nemigo de la emancipacion politica de SU piii.$, esclavlsta y siervo uel regimeii colonial en A- merica, se r e f i e ~ la primera. El historiogra~o no Se ha entemi0 del cumulo de datos que ateati al hispanofilo, "austriaw.nte", del alto sitia1 el1 que error e ignorancia lo colocaron iiimerecida- mente. Dn didogo amistoso con el autor ptiiitiialicd
esos datos: El iiltimo que k di es coiicluyeiito. Agrego esto: el ~rresbitero limeno, espanol a ul- tranza, es un intruso y disuena en un libro su- bre la guerra restauradoro de la Patria.
La se~ui ida sombra es un errar de cqncepiu. Archambaul afirnia que h a r t e no fue un estadis- :ta. Eso seria cierto para quieiies solo ven al esta- dista en el agente de la fueiza: el dictador, el despota o el tirano. Para quienes el estadista os el "mandatario del puebloJv, el ciudadano que a- cata y cumple las leyes, el pa18riota integerrimo, aunaue s e quede solo Y sea el "unico" en la pro- testa; el procer por la extensi611 de su sacrifi- cio; Duarte fue un estadista modelo.
Los kestauradores estadistas fueron: Espai- Ilat, Rojas, Bono, Pujol, y otros civiles del coii- sejo del Gobierno.
rDas ensayos premiados en el cancurso de la Trinitaria, referentes a Duarte en el Cibao, abo- nan al fundador de la Republica como un pror.er estadista.
Tales errores de concepto y otros de menor importaiicia, sin duda desapaiieeeran en una se- gunda edicion de la estimable obra.
F. H. i C.
Gilberto Sinchez Lustrino, TRUJILLO, E L .OONSTRIUC?iOR DE UNA N.ACIONALLDAD.
El Lic. Gilberto Siinchez Lustrino, ,Miembro Correspondiente de esta Corporacion, autor de QUIETUD, libro de sugestivos versos, y fervo- roso de nuestra historia, como lo e s a demos-
hando desde la atinada direccion del BOLETIN DEL ARiOHIVO GENERAL DE LA NACION, acaba de evidenciar sus aptitudes (le biografo con la publicacion de este libro, bellamate es- crito, ganador del primer premio en un Concur- so para uiia biografia del Geueralisinio Truji ib Molina, celebrado cuando este ejercia la prime- r a magistratura del Estado.
Ha sido saludada, esta obra, con entusiastas aplausos de diversos escritwes de \?alm, y ha tenido, adenias, el merito de promover la aten- cion Irleraria, iatalmente amortecida entre nos- otros.
El Lic. Sandiez Lustrino, cuya vocacion en el campo de las letras es prenda en el reconocidn, ha logrado el triunfo intelectual apetecido, "lo- g ra r lo que se habia propuesto", cosa que segun senala h i i l Valery, es 10 unico que p d r k exigiy- se a un ~ I I L o ~ . que Y610 debera se r juzgado seguii "sus propias leyes".
E. R. D.
Rafael Damii-on. AL MARGEN DE ,UNA BIOGtLAFlu9 DEL BBNEtFACIOlt, Ciudml Tru- jillo, 1938, 13 pags.
E n este breve opUsculo, siempre en su actilud poetica, Rafael Dami'ron ofrece sus considera- ciones criticas acerca de la obra del Lic. Gilberto Sanchez Luutriiio, l7RUJ1LLO, EL CONSTRUC- TOR DE UNA NLCIONAILIDAD, reci:entemeii- te apardcidl~
I2e esta critica, surge. a su vcz, iina sem- blanza del biogrrifiado, tal como ella, se prcyee- ta en el sagaz espiritu del po~iiilarixinio autor do ESTA'MPAS.
La critica liateraria, fruto de conciencia, de sn- ber y de imparcialidad, esta ausente de noso- tros aesda hace tiempo. Por faltai de osa h a se- girdora crecen impunes y lozaiins IHS ortigas. l 'm falta de esir orientadora luz qiiedan en !a sombra muchos meritos &e muchos libros. ,Bici1 esta, pues, todo ensayo de criticli, para mayor luskre de la cultuixi patria de nuestros dias.
Socrates Nolaseo, PEDW FLORENTINO Y UN MOMENTO DE LA RESTAURACION, Edi- torial El Diario, Santiago, 1938, 168 pags.
Hasta ayer, como sucede con muchos de nues-
kros proceres, de Pedro Florentino solo se cono- cia la parte oscura de su vida, los ultimos dias de su vida, precisamente, cuando con salvaje sa- na combatio a los enemigos de la Patria enca- denada a Espana, lo que era para el, al misnio tiempo, combatir a un a k r i m o eiiemigo: al Ge- n w d Saatana. Pero ya. gracias al bello esfuerm y a la donosa pluma de Nolasco, se conoce dl verdadero Florentino. ,Ahora es un procer; uri heroe de draimhtica existencia; un jnfortunado servidor de la Republica cuya proceridad no pu- do ser escudo que le librase de los odios de par-
PAgina 341 C L I O Niim. XXXI
tido que le acosaron en vida, ni de las siiiiestr:is .y espantosas leyendas que fueran fl'reri d r su tumba.
1,ibro que se lee con deleite; que se deja C!C la mano como se deja el cristal que estuvo rebo- sanfe de buen vino, es este libro de Socrates No- lasco. Quien lo Ica amar6 nueslra historia. por- que este bello y justiciero libro es prueba de qur en ella se piirilen satisfacer las ansias de belle- za y de justicia que hay en todo hoinlm.
E. R.D.
publicado en el numero anterior d e CLIO. E s unir "tirada aparte" de la revista, en la que fi . Eurr PI vererlicto del Jurado de dicho Certamen, susciito por el Dr. MI. de Js. Troncoso de la Concha, D. R. Emilio Jimenez y el Lic. Eniilio Rarlriguez Demorizi.
El joven y Iaiti-t-ado escritor ha proseguido en sus empeiios literaiios, en los cuales le augura- mos .reales triunfos, y ha ofrecido su colabora- cioii a esta revista, que la acoger6 gustosameii- te.
1938, 147 pags.
El fervoroso amor al Lar nativo, la devocion por nuestra historia, la paciente dedicacion al estudio y al tralwjo y las admirabks aptitudes intelectuales del aiitor, florecen en esta ititere- sante obra que es el primer gran frulo literario del Di-. Despradel Batista.
Contiene este libro un estudio critico de nues- t ra .historia moderna. concerniente al periodo de la llamada Independencia Efiimera, y, consecuen- cialniente, al Dr. Jose Nunez de Caceres. El re- ferido estudio ocupa las 77 primeras phginas del libro. E.11 las reslantes se reproduceii diversos ilociimentos Que. auiioue lio ineditos. siiven en
.La realizacion de esta clase de monozrafias. narle nara ilustrar el'lexto. plausiblemente i ~ i i ~ i a d a por el- recw<la~o D ~ I ; Joaquin S. Inchlustegui, glorificaclor de Bani, es una labor altamente encomiable. Cada ciudail, cada pueblo del pais, deberia contar con hijo.3 como este, que recojen, de igual manera, en Ina aleccionaduras paginas de un libro, el precios,? caudal de glorias y de esfuerzos de sus hombreu, para que se fonieiile en las generaciones qucesi- vas el util sentimiento de la emulacio~~.
Ademas de la resena historica de La Vega, preparada en vista de numerosos documentos idd i to s que se conservan en archivos inexplo- r a d o ~ , conda este libro de un uriginal estudio acerca del "origen, evolucion y usuipacion de los apellidos", y de diversas biografias de vega- nos ilustres.
Obra de solido merito es esta, digna de nacio- nal aplauso y merecedura, aun m&, de un ho- menaje de gralitud del pueblo de La Vega al Dr. Despradel Batista, Miembro Correspondiente de esta Aca'ckmia, y una de las primeras avanza- das de nuestra juventud.
Jose 'Manliel Machado, ENSAYO SOBRE LA OBRA IREVOLUCIONARIA REALIZADA PO11 DUARTE Y 1.A TRINITARIA DESDE E L 16 DE JULIO DE 1838 HASTA DL 27 DE FE- FEBRERO DE 181 1. (Ediciones de la Academia Dominicana cle 1:i 1Iistoria). Imp. J. R. Vda. Gar- cia Sucs., 1938, 96 pbgs.
Tratase del Ensayo triunfador en el Certame!~ de la Trinitaria celebrado por la Academia, y
Como demostracion de las simpatias inspira- das a esta Corporacion por la Sociedad de In- vestigaciones .Historicas de que es miembro el autor, y por el autor mismo. la Academia resol- vio en sesion adquirir algunos ejemplares de es- ta obra, util, por otra parte, para el estudio del interemite periodo historico que abarca.
B O L ~ I N DEL ARCHIVO GEXDRAL DE LA NACION, num. 3, vol. 1, Ciudad Trujillo, 30 sept. de 1988, 135 pags. (grabados y mapas).
Este tercer numero de la importante publica- cion historica idoneaniente dirigida por el Lic. G. Sinchez LusCrino, contiene los siguientes tra- bajos, d e verdadera importancia, que mantie- nen inalterable el credito de la hermosa revista:
Bosqu~jo histhico del correo en Santo DO- ~mingo, por el Dr. MI. de Js. Troncoso de la Con- cha; El incendio de 1805, por el Dr. Guido Des- pradel y Batista; Edificaciones de Santo Domiii- go, por el Lic. Emilio Rodriguez Demorizi; (31- leccion Lugo (contiiiuacioii) ; Apuntes para Ir ca r t~g ra f i a dominicana, pdr Luis E. Alemar; In- clice Gral. de los libros copiadores de oficios de Relaciones Exteriores (continuacion) ; Registrg de las Actas del Gob. Provisional de la Republi- ca (continuacion); y Rapport de Kerversau. LOR trabajos de Rodriguez Deniurizi y de Alemar estbn ilustrados con vat!iosos grabados y mapas.