Barritas de cereales, barritas de cereales energía · PDF fileguía de compra...

Click here to load reader

  • date post

    20-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    241
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Barritas de cereales, barritas de cereales energía · PDF fileguía de compra...

  • gu

    a d

    e co

    mp

    ra b

    arri

    tas

    de

    cere

    ales

    Los cereales de desayuno existen en nuestras vidas desde hace casi 200 aos. En aquella po-ca, la poblacin estadounidense comenzaba a padecer ciertos trastornos relacionados con una mala alimentacin; entre otros, la hipercoleste-rolemia y el estreimiento. Para atajar el proble-ma, un reverendo presbiteriano propuso sustituir el tpico desayuno anglosajn con huevos, bacon y mantequilla, por cereales integrales. De esta forma, se crearon las primeras recetas que, con el tiempo, se han ido mejorando y desarrollando. Hoy en da, se dice que los cereales de desayu-no son la versin moderna de las sopas de pan que mojaban nuestras abuelas en la leche para desayunar. A algunos, incluso, se les adjudica la cualidad de ser alimentos funcionales que pue-den contribuir a mejorar el estado nutritivo y de salud de quienes los consumen. En la actualidad, el mercado ofrece infinidad de recetas y productos elaborados con cerea-

    les. Un ejemplo de ello son las barritas de cereales. Las claves de su xito: pesan poco, caben en cualquier bolsillo, aguantan mejor el calor y el fro sin necesidad de aislante trmi-co, se deshacen en la boca casi sin esfuerzo y se digieren fcilmente.Las barritas de cereales surgen en el merca-do hacia 1960, tras la popularizacin de unas barritas diseadas para los astronautas en sus viajes por el espacio exterior. Estos productos para astronautas fueron la versin preliminar de las barritas de cereales y tambin de las barri-tas energticas, dos productos que se parecen mucho, pero que no son exactamente iguales. Si bien las diferencias entre ambos tipos de barritas no son tan grandes como cabra espe-rar, en las energticas suele existir un mayor porcentaje de azcares, puesto que, en teora, estn diseadas para cubrir los requerimientos energticos de los deportistas.

    Barritas de cereales, energa concentradaSu aporte en azcar es similar al de las galletas, aunque su contenido en grasas es inferior. Aun as, no hay un consenso sobre cul es su papel en una dieta saludable ni tampoco sobre la frecuencia de ingesta recomendada

    1312

  • de peso es mucho ms complejo que una simple reduccin en las caloras ingeridas. Si se con-sumen, conviene que sea con el asesoramiento de dietistas-nutricionistas.

    ProPiedadesLas barritas de cereales se elaboran con dis-tintos granos, desde trigo y avena, hasta ce-bada o arroz. Pero lo ms comn es que estn hechas de trigo. Este cereal aporta hidratos de carbono, un nutriente importante para diversas funciones vitales, como el funcionamiento de los msculos o del cerebro. Los cereales apor-tan a la dieta algunas vitaminas importantes, como la vitamina B1, e incluso ciertos minera-les, como el fsforo. En todo caso, para los expertos en nutricin, uno de los nutrientes ms importantes de los ce-reales es la fibra diettica: numerosos estudios relacionan la fibra de los cereales con un menor riesgo de padecer diversas enfermedades crni-cas, como la diabetes tipo 2, una de las princi-pales causas de mortalidad en nuestro medio. En paralelo, dado que la mayora de barritas analizadas en la presente gua (ver tabla en la pgina 17) tienen bastante azcar, no se debe olvidar que existen otros alimentos ms reco-mendables para cubrir la ingesta de fibra die-ttica, como las frutas frescas, las hortalizas, los frutos secos, las legumbres y, desde luego, los cereales integrales.

    Adems de las barritas de cereales y las ba-rritas energticas, existen en el mercado otros dos tipos de barritas: las ricas en protenas y las diseadas para sustituir una comida. No est claro el papel nutricional que desempean las ricas en protenas. Es posible que tengan sentido en la dieta de determinados atletas que realizan grandes esfuerzos continuados, aun-que las investigaciones no detectan que haya deficiencias en la ingesta de protena, ni en la poblacin general ni en los atletas de lite. En muchas ocasiones, se atribuye a las protenas de estas barritas un papel en la saciedad y, por extensin, en el control de peso corporal, algo que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en ingls) prohbe desde 2010.Las barritas sustitutivas de comidas, disea-das para el control del peso corporal, deben cumplir unos requisitos determinados por ley, algo que no se aplica a los anteriores tipos de barritas. Adems, la EFSA permite acompaar-las de una declaracin de salud: Contribuyen al mantenimiento o a la disminucin del peso corporal. No obstante, existe discusin en el mbito cientfico sobre esta cuestin. La efica-cia de estas barritas en la prdida de peso a largo plazo es dudosa, tal y como revel una revisin sistemtica publicada en la edicin de noviembre-diciembre de 2011 de la revista Nu-tricin Hospitalaria. Y es que tratar el exceso

    su lugar en la dietaNo existe un consenso sobre cul es el papel de las barritas de cereales en una dieta saluda-ble, ni tampoco sobre la frecuencia de ingesta recomendada. En cualquier caso, si se revisa su composicin nutricional, se puede observar que no es muy distinta a la de las galletas en cuanto a su aporte en azcares (cerca de un 20%). En este sentido, es importante recordar que el Mi-nisterio de Sanidad incluye a las galletas dentro de la categora bollera, un grupo de alimentos cuya presencia en la dieta debe ser ocasional. El contenido en grasas en las barritas de ce-reales suele ser inferior al de las galletas, aun-que si las barritas han sido elaboradas con chocolate (algo muy frecuente), el porcentaje de grasa se asemejar bastante (suele rondar entre el 15% y el 20%). Si se comparan las barritas con los frutos secos (puestos que los frutos secos son alimentos que suelen tomarse entre horas), se puede compro-bar que su aporte en grasas es inferior. No obs-tante, mientras que la ingesta de frutos secos entraa unos beneficios demostrados para la salud (como disminuciones en el riesgo de pa-decer diabetes tipo 2, entre otras enfermedades crnicas), no ocurre lo mismo en el caso de las barritas de cereales. A diferencia de otros productos (como las bebidas energticas, por ejemplo), tanto los nios como

    Cules son las principales diferencias entre unas barritas y otras?Como se puede comprobar en el semforo nutricional (la tabla de la pgina 17), la diferen-cia ms destacable entre unas y otras barritas es la fibra diettica, dado que en algunos casos (como el de All Bran) una barrita puede llegar a cubrir el 33% de lo que necesita el organismo a diario. En cuanto al resto de nutrientes, las diferencias porcentuales no son relevantes. Lo que determina las diferencias es el tamao de la racin: mientras que la racin de algunas asciende a 40 gramos, en otras es casi la mitad (21,5 gramos). As, lo ms impor-tante es no confundir las barritas de cereales con otras presentaciones, como las barritas energticas, las ricas en protenas o las disea-das para sustituir una comida.

    gu

    a d

    e co

    mp

    ra b

    arri

    tas

    de

    cere

    ales

    1514

  • Qu debemos mirar en la etiqueta para elegir la barrita ms adecuada?A la hora de escoger una barrita, conviene siempre decantarse por las que presenten un mayor contenido en cereales integrales, en fru-tas y en frutos secos, y un menor contenido en azcar aadido. Las etiquetas de los alimentos nos brindan esta informacin, aunque a veces pueda resultar algo confusa. Por ello, es impor-tante tener en cuenta las siguientes pistas:

    > Los fabricantes estn obligados, por ley, a detallar los ingredientes de sus productos en orden de peso. As, cada vez que mire-mos una etiqueta, nos fijaremos en cules son los ingredientes que figuran al comien-zo de esa lista. Si el azcar est entre los primeros, significa que es uno de los prin-cipales componentes de ese alimento y, por tanto, que estamos ante un producto muy azucarado y calrico.

    > Existen muchas maneras de citar al azcar sin nombrarlo. Por esta razn, es posible que en lugar de la palabra azcar encontremos alguno de sus numerosos seudnimos. Segn la Facultad de Medicina de Harvard, algu-nos de los nombres que se utilizan son los siguientes: azcar invertido, azcar moreno, dextrosa, fructosa, fructosa cristalina, gluco-sa, jarabe de fructosa, jarabe de maz, malto-sa, nctar de gave, sacarosa, sirope de malta y zumo de caa de azcar evaporado. Ms all de sus nombres, todos ellos son azcares o derivados del azcar con el mismo aporte calrico y el mismo efecto metablico.

    moderado. Por ello, es preciso tomar conciencia de que no son alimentos comparables a los pro-ductos bsicos de toda dieta saludable, como las frutas frescas, las hortalizas, los frutos secos o las legumbres. Muchos de estos productos estn enriquecidos con vitaminas y minerales, aunque un anlisis comparativo de barritas energticas realizado por EROSKI CONSUMER revel que lo que de-clara la etiqueta no siempre coincide con lo que desprenden los anlisis independientes. S es cierto que las barritas pueden contribuir al consumo de nutrientes importantes, pero no es menos cierto que la mejor manera de cubrir los requerimientos nutricionales es mediante ali-mentos que no cuenten con grandes cantidades de azcares aadidos, tal y como seal en 2012 la actual directora general de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), la doctora Marga-ret Chan. Por esta razn, el mejor producto del anlisis son las barritas de cereales integrales Eroski Sannia, con un contenido inferior de ca-loras, azcares y grasas con respecto al resto de barritas.

    los adultos pueden comer barritas de cereales, ya que no contienen cafena u otros excitantes. Aun as, debe tenerse en cuenta que, por su elevado porcentaje de azcares aadidos, son productos que es mejor reservar para momentos puntuales u ocasiones especiales.Entonces, con qu tipo de alimentos deberamos acompaar el consumo de barritas? Si vamos a consumirlas para picar entre horas y n