Artes pesqueras tradicionales de Pe±as

download Artes pesqueras tradicionales de Pe±as

of 20

  • date post

    18-Dec-2014
  • Category

    Travel

  • view

    752
  • download

    8

Embed Size (px)

description

Pesca y cultura marinera en Gozón

Transcript of Artes pesqueras tradicionales de Pe±as

  • 1. Artes pesqueras tradicionales de Peas Pesca y cultura marinera en Gozn
  • 2. al Museo Martimo de Asturias, Cofrada de Pescadores de Lluanco/Luanco, Oficina de Turismo de Luanco, Luca Fandos, Too Cuervo y Vctor Cuervo, por su colaboracin desinteresada. Demetria de Nolo, Jorge Vallina Crespo (FORMASTUR, S.A.) FORMASTUR, Jaime Gonzlez, Museo Martimo de Asturias (del libro De la pes- ca al turismo. Villas marineras asturianas 1960-1973, vistas por Agustn Guache Artime). Eduardo Lusarreta Fernndez (FORMASTUR, S.A.) scar Blanco Esporas (FORMASTUR, S.A.) Ayuntamiento de Gozn AS-04055-2012 Para los trminos populares incluidos en esta publicacin se han tenido en cuenta la diversidad y las peculiaridades geogrficas, lingsticas y lxicas del concejo de Gozn. As, en el mbito geogrfico, para la comarca de Pees se acotan los dos puertos pesqueros de Gozn que tienen cofrada: Baugues y Lluanco/Luanco. Los vocablos recogidos atienden as a la diversidad lingstica de la zona. Ast Trmino en llingua asturiana Ba Trmino en asturiano caracterstico del puerto y entorno de Baugues Llu Trmino en asturiano caracterstico del puerto y entorno de Lluanco/Luanco (Del Atlas Lxico Marinero de Asturias, Emilio Barriuso Fernndez) Agradecimientos: textos: fotografas: diseo y maquetacin: ilustraciones: Edita: Depsito legal: Formastur, S.A. Diseo:
  • 3. La pesca, ejercida desde los albores de la humanidad como una de las actividades fundamentales para con- seguir alimento, fue llevada a cabo por mtodos rudi- mentarios como los arpones fabricados con ramas de rboles; troncos; anzuelos, ramas que se atravesaban en zonas poco profundas, etc., los cuales evolucionaron hasta llegar a la actualidad, en que la pesca se realiza utilizando una serie de materiales perfeccionados. A los instrumentos y procedimientos que se utilizan para capturar a los organismos que pueblan las aguas del planeta, ya sean marinas, salobres o dulces, se les llama, en conjunto, artes y mtodos de pesca. Aqu, en nuestra tierra, a la vera del Cabu Pees, toda- va conservamos muchas de nuestras costumbres en nuestros artes de pesca, acervos que combinan tradi- cin y modernidad, experiencia y eficacia, y que dotan a nuestros productos marineros de un carcter nico y genuino.
  • 4. Antao, durante los aos de hegemona del vapor, llegada la maana del Corpus, el muelle de Luanco/Lluanco y sus tres chi- gres (La Aguada, El Muelle, La Carabina) eran un hervidero de marineros en espera de los patrones, a quienes corresponda seleccionar aquellos pescadores que formaran la dotacin ma- rinera del vapor a su mando durante la costera, la compaa (asociacin que formaban las personas que trabajan en un bar- co de pesca). No se firmaba contrato ni papel alguno, el compromiso era ver- bal, quedaba apalabrao entre el marinero y su patrn, eso era suficiente. Como anticipo, el patrn entregaba ese da a cada tripulante una pequea cantidad de dinero (un duro, cinco pe- setas all por los aos 40). Historias como stas son recordadas por los pescadores de Peas en sus mariaxes frente a la mar. Se dice aqu mariaxe a la charla espontnea entre marineros sobre asuntos de su profesin, tanto en el bar, como en la lonja o en un lugar al aire libre. Maria- xar es hablar, conversar...
  • 5. En los confines de la pennsula, al norte del norte, en el entorno del mtico Cabu Pees, desde tiempos inme- moriales los hombres y mujeres del concejo de Gozn han mirado a la mar como la fuente de sus recursos. Siglos de historias y leyendas de lucha y duro trabajo para extraer de las fras aguas del Cantbrico el sus- tento diario. Historias y leyendas que nos han legado una cultura marinera nica, de costumbres cotidianas apegadas a la mar. Hasta nuestros das ha llegado as un modo tradicio- nal de explotacin y aprovechamiento de los recursos que la mar ofrece. Un modelo de pesca sostenible y artesanal que se nos muestra hoy en los ingenios y artes que a lo largo de tantos siglos los marineros go- zoniegos han ido usando y perfeccionando para cap- turar los preciados peces y mariscos de Peas. Costumbres, artes y especies que son la verdadera identidad de estos pueblos marineros, que an pode- mos ver en las riberas y puertos siempre en nuestra memoria, cuando los pescadores llegan con sus em- barcaciones y capturas. Afortunadamente, an podemos or en las charlas de las gentes de Gozn expresiones y trminos marine- ros, muchos de ellos nicos de esta parte de la costa asturiana. Y de la lancha a la cazuela: ya en la mesa, los frescos pes- cados y mariscos de Peas, solos o en armona con los productos de la huerta, se ofrecen ante nuestros ojos y nuestro paladar prometindonos una mar de sabores. Gozn, historia y sabor a mar
  • 6. Tradicionalmente los pescadores de Lluanco/Luanco, la capital del concejo, se dedicaron casi exclusivamen- te a la pesca de altura, alejndose con sus embarca- ciones a decenas de millas de la costa para explorar las riquezas de la mar. Para ellos, la pesca anual se reparta en *costeresAst , siendo dos las principales, tanto por el nmero de capturas como por el rendimiento econmico que ob- tenan de ellas. Una costera se realizaba durante el verano (a la ca- cea), aprovechando los movimientos migratorios del bonito del norte, que de junio a septiembre se acerca- ba a la costa cantbrica en grandes bancos de peces. Para capturar el bonito, al igual que para la roballiza y la xarda, se emplea esta modalidad de pesca, que se trabaja con la embarcacin en movimiento. La segunda costera importante era la de invierno (a palangre), a la captura de especies como el besugo y desde finales de la dcada de los 20, la palometa y otras especies. Fue precisamente desde los aos 20 del siglo pasa- do hasta la guerra civil la poca dorada de los vapo- res pesqueros, aos en los que el muelle de Lluanco/ Luanco lleg a contar con una treintena de estas em- barcaciones las cuales, junto a las cuatro fbricas con- serveras que tena la villa por entonces, daban trabajo a la mayor parte de los hombres, mujeres e incluso a los nios del pueblo. Pescas de altura y de bajura * La costera es la poca en la que se pesca una determinada es- pecie, como el bonito, la sardina, el bocarte (tambin conocido an- tiguamente como home o hombrinos en esta zona); todos peces emigrantes de afluencia anual y costumbres gregarias. La costera ms popular, la del bonito, se realiza en los meses de verano, de junio a septiembre.
  • 7. La pesca de bajura, practicada a corta distancia de la costa en traineras, era de poca usanza en Lluanco/ Luanco, siendo la mayor parte de bocartes y sardinas vendidos en la rula [lonja] del muelle y capturados por embarcaciones procedentes de otros puertos. Entre 1900 y 1920 no llegara a una docena les trai- neres* que tuvieron actividad en la villa, y algunas de ellas slo trabajaran durante un ao. El bonito del norte BonituAst , Albacora, Thunnus alalunga El bonito es una especie de atn blanco que se encuentra en todas las aguas tropicales y en los ocanos templados. Se le denomina bonito del norte al que se pesca en el Cantbrico. Tiene una longitud de has- ta 140 cm y pesos de hasta 60 kg. Se diferencia de otros atunes por su aleta pectoral ms grande y las rayas oblicuas de color oscuro a ambos lados de la zona dorsal. El bonito del norte vive durante el invierno en aguas prximas a las Azores y de desplaza a finales de la primavera al Cantbrico. Es du- rante estas migraciones cuando se inicia la costera del bonito, que acaba generalmente en septiembre. Se pesca a la cacea, para que el pez no sufra y ofrezca una carne de mayor calidad. Sardina Sardina grande: sardinaBa sardina brutaLlu Sardina mediana: sardina Sardina pequea: parrocha * Una trainera es una lancha de remo de unos 8 metros de largo, con unos 12/14 hombres. Contempornea de la lanchona se emple en la pesca al cerco. Trainera pequea: trainerillaBa .
  • 8. LA PESCA A LA CACEA En la modalidad de pesca a la cacea o curricn se emplea un anzuelo decorado que puede llevar cebo natural o artificial, generalmente de plstico y que a veces se sustituye por seuelos de plumas, cintas o pequeos trapos de colores. En la pesca a la cacea el aparejo es arrastrado por la embarcacin a una velocidad determinada y variable segn la especie. Para ello, a cada costado se colocan 5 varas por las que pasan las lneas (amura, tercera, segunda, punta y guilda), compuestas de varios tra- mos de distinta longitud y grosor hasta llegar al curri- cn. En la popa se pueden instalar 5 lneas ms, y si es el caso, una ms en cada costado de la proa. La pesca a la cacea en altura se practica sobre todo para la captura del bonito del norte. Artes de captura unitaria artes de lnea y anzuelo GILDA O CHIVO PUNTA DE VARA SEGUNDA CHICOLO AMURA RECODO MOSCA MOSQUINA VARA O ALA VIENTODEVARA Pesca a la cacea
  • 9. La p