Año 2012 nº 01

download Año 2012   nº 01

of 4

  • date post

    21-Jul-2015
  • Category

    Education

  • view

    122
  • download

    4

Embed Size (px)

Transcript of Año 2012 nº 01

  • 11-2012 BOLETN INFORMATIVO DE LA ASOCIACIN DE AMIGOS DE PRIEGO DE CRDOBA

    BOLETN INFORMATIVO ASOCIACIN DE AMIGOS DE PRIEGO DE CRDOBA

    Comps de San Francisco, n 15 - 14800 Priego de CrdobaMvil 608 654 146

    Ejemplar gratuito

    D.L. CO-32-1984ISSN 1889-6014

    SUMARIO1. Editorial: El turismo cultural, futuro para Priego . . . . . . . . . . . . . . . . 12. Los orgenes de las aldeas de

    Zagrilla: Pinceladas histrico-jurdicas

    por M. Pelez del Rosal. . 2-3

    4. El Alifato de Madinat Baguh, por E. Carrillo Aguilera . . . . . . 4

    12012

    La Coleccin Monumental de la Revista Fuente del Rey, se vende en los establecimientos colaboradores:

    * OFICINA MUNICIPAL DE TURISMO. Plaza del Ayuntamiento. Telfono 957-700-625.

    * PASEOS PRIEGO: Carrera de lvarez, 8, Telfono 957-540-244 y 607 506343

    * CARLIN OFIMARKET: Ribera, 17, bajo. Telfono 9578-701041

    * KIOSCO EL PASELLO

    * KOPISA (Palenque).

    ANEXO DE LA REVISTA FUENTE DEL REY

    N o es la primera vez que la economa prieguense se resiente y viene abajo. A lo largo de la historia de la ciudad ha sucedido varias veces. De poseer un nivel de vida sus habitantes prspero y feliz, se ha pasado a tenerlo pobre y desdichado. De ser un pueblo envidiado por su bienestar, a constituir poco

    menos que un ncleo sin perspectivas, sin futuro, sin atractivo. Casi la hecatombe.La fbrica y comercio de sedas y tafetanes y productos asimilados de Priego fue

    el resultado de un gran esfuerzo colectivo en el que desde el siglo XVI se implic prcticamente toda la poblacin. Las corruptelas, el aburguesamiento, la competencia, las trabas administrativas y la falta de estmulos dieron al traste con la floreciente industria de ayer.

    En tres ocasiones ha acaecido este desastre de forma estrepitosa. Una a finales del siglo XVIII. Resurgida la industria textil como ave fnix durante el siglo XIX, tambin se vino a pique en la sexta dcada del siglo XX; y sustituida pocos aos despus la desaparecida por la de la confeccin, sta se ha ido al garete en la primera dcada del siglo XXI.

    La seda, el textil y la confeccin, sucesivamente, ha sido el pannuestrodecadada, el modus vivendi sucesivamente, hasta hace pocos aos, en que ha quedado un mero remanente, exigua tabla salvada del naufragio.

    Con este resto la economa prieguense se sustenta por el momento con el aceite y con las subvenciones agrcolas, y, aunque mal, se sobrevive. Con pena y sin ilusin. Sin gloria.

    Segn los datos del Observatorio Argos (Fuente: Priego Digital), en la Oficina del Servicio Andaluz de Empleo de Priego se contabilizaron durante el pasado mes de enero un total de 1.740 personas paradas registradas. El mximo histrico se alcanz en octubre de 2011, con 2012 parados, en una ciudad de poco ms de 23.500 habitantes. Priego va a la zaga de los pueblos limtrofes, aunque en estos tambin los castigue la crisis. Pero en Priego se nota ms. La historia es maestra de la vida. Hemos sido malos discpulos porque no hemos aprendido de ella. Las causas de la ruina han sido siempre las mismas: la imprevisin, la molicie y el no innovar invirtiendo. La corriente se llev al patrn dormido. Mal est el patio cuando se piensa en emigrar y el trabajo hay que buscarlo fuera.

    Cmo salir de este atolladero? Qu horizontes se avizoran? Slo el turismo cultural. Priego es una reserva turstica de excelencia. Hay que apostar por las iniciativas: exposiciones, recreaciones histricas, catas y concursos gastronmicos, senderismos, centros comerciales abiertos, ferias y mercados, certmenes fotogrficos con alicientes, fiestas religiosas tradicionales, rutas tursticas por la comarca y defensa y conservacin y promocin del patrimonio. El chiquibs, como ejemplo, apunta maneras. Los poderes pblicos deben ayudar y no entorpecer. El gobierno local tiene esta responsabilidad. Debe asumirla. Lo exige la sociedad. Hay que crecer. En caso contrario ya sabemos lo que nos espera: ms paro, ms ruina, ms pobreza, ms contraccin, ms recesin, ms dficit, ms morosidad, ms desilusin. La hecatombe, sin casi. La crisis total.

    EDITORIAL: EL TURISMO CULTURAL, FUTURO PARA PRIEGO

  • 21-2012 BOLETN INFORMATIVO DE LA ASOCIACIN DE AMIGOS DE PRIEGO DE CRDOBA ISSN 1889-6014

    Que las aldeas de Priego de Crdoba tienen una historia tan rica como desconocida no deja de ser una cuestin inquietante que desde hace aos reclama nuestra atencin. Y entre estas poblaciones destacan las de Zagrilla la Alta y Zagrilla la Baja, distantes 6 kms. de la capital de la comarca.

    El topnimo Zagrilla es de origen rabe, sajra, y significa pea, tajo, frontera. Conocido desde antiguo como el Val de Zagra constituira despus agrcola y municipalmente hablando la Dehesa de Zagrilla, en cuyo territorio se alzaran posteriormente los dos enclaves citados, conocidos hoy con las denominaciones indicadas.

    La noticia ms remota del asentamiento en el Val de Zagra la proporciona la prehistoria y la arqueologa, patentes en la famosa Cueva de Cholones, en cuyos paramentos se descubrieron, en la dcada de los sesenta del pasado siglo XX, pinturas rupestres y otras medievales, testigos inexcusables del albergue humano desde tiempo inmemorial. A finales del siglo XIV o principios del XV el lugar adquiere un carcter preponderante, siendo noticia confirmada documentalmente la existencia de una alcaida, que en 1426 ocupa el caballero Martn Lpez, fundador, junto a otros nobles varones, de la cofrada de san Ildefonso en la parroquia de Santiago y Santa Mara, para defendimiento de la villa de Priego contra los moros. Un siglo despus, en 1525, el concejo de Priego aprueba la ordenanza de los boyeros de la llamada Dehesa de agrilla, siendo igualmente objeto de regulacin la manufactura y precio de ladrillos y tejas fabricados en su trmino por razn de la tierra arcillosa abundante en ste. A medida que fue avanzando el tiempo estos predios se fueron asimismo

    LOS ORGENES DE LAS ALDEAS DE ZAGRILLA:PINCELADAS HISTRICO-JURDICAS

    consolidando, fenmeno completamente arraigado ya en el siglo XVII.

    Un interesantsimo pleito de mediados de esta centuria, del que da cuenta un documento impreso existente en la Biblioteca Nacional de Madrid1, revela algunas circunstancias histrico-jurdicas que avalan la importancia de Zagrilla por aquellas fechas, as como el origen de la devocin religiosa de sus pobladores. El litigio result muy complejo y enrevesado por cuestionarse la distribucin de bienes gananciales, el carcter realengo de aquellas tierras, la ocultacin de bienes y otros aspectos relativos a la legitimidad de una herencia. Su contenido lo resumimos a continuacin.

    En el siglo XVII compr al Rey la Dehesa de Zagrilla el matrimonio formado por Fernando Carrillo y Mariana de Arroyo. Aos antes, en 1617, la villa de Priego entre los bienes y propios que hipotec para el pago del impuesto de alcabalas incluy, sin embargo, la Dehesa de Zagrilla, y con esta carga real, errneamente, se transmiti a Fernando Carrillo y Mariana de Arroyo. A la muerte de Fernando Carrillo, del que se deca tena fama de rico y dejaba mucha hacienda, acaecida en el mes de julio de 1645, hered la mitad de sus bienes con sus frutos y rentas adquiridos, constante el matrimonio, su esposa doa Mariana de Arroyo, exceptuados 4.000 ducados que aqul aport como su capital, y con los que sta, fallecido su marido, constituy un patronato u obra pa. Sera, por tanto, el Patronato creado el que en defensa de sus derechos concurrira en calidad de ejecutado en el pleito planteado por los acreedores censvalistas a las alcavalas y advitrios de la villa de Priego, teniendo como objeto la cuenta, y particin de los

    1 BN. Serie Porcones. Sig. 540-28.

    Vista panormica de la aldea de Zagrilla, con el tajo al fondo

    bienes que han quedado por fin y muerte del dicho Fernando Carrillo y la dicha Doa Mariana de Arroyo su mujer (fig. 1).

    Era costumbre inmemorial en la villa de Priego que en todas las particiones de los bienes entre marido y mujer, hecho el monto de bienes, y ponderado todo el caudal, se sacase primeramente la dote de la mujer y el capital del marido, y luego de lo que quedara la mitad de gananciales sera para la mujer y la otra mitad quedara como propia del marido; y despus de lo que resultase patrimonio de ste se saldasen las deudas que hubiese contrado por s solo.

    En el caso que nos ocupa, el Juez Administrador de las Alcabalas de la villa de Priego, don Fernando de Aguayo, asesorado por el licenciado don Juan de Salinas, abogado de los Reales Consejos, no lo entendi as en el pleito entablado sobre esta cuestin, zanjndolo ejecutivamente en ambas instancias y pretendiendo desvanecer la inmemorial costumbre. Para ello ambas partes del litigio trajeron al pleito numerosos testigos que se mostraron disconformes con las tesis planteadas. Por no haberse hecho la particin observando el rgimen de los gananciales indicado, la sentencia ejecutoria contena agravio y en atencin al antecedente se debera reformar.

    La defensa alegaba que a los acreedores que pretendan ejercer la accin hipotecaria le incumba probar el dominio sobre el que se constituy la hipoteca, entre otros la propia Dehesa de Zagrilla, resultando que sta era un bien ajeno, y, por tanto, no se poda intentar la redencin del censo impuesto sobre ella para el pago de las referidas alcabalas. Adems por no haberse impugnado por los acreedores, en cuanto a este punto de la propiedad, la sentencia quedaba consentida por ellos y con efecto de cosa

    A Alfonso Ballesteros Snchezpor su amor a su tierra natal

  • 31-2012 BOLETN INFORMATIVO DE LA ASOCIACIN DE AMIGOS DE PRIEGO DE CRDOBAISSN 1889-6014

    de una casera, que, a ciencia cierta, aglutinara en los aos sucesivos a la poblacin de labradores asentados en el lugar, origen de las aldeas actuales.

    Bien merecido y justo sera que se descubriese por quien competa una l