ANALISIS Nº10

of 12/12
(Lenin)
  • date post

    12-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    229
  • download

    2

Embed Size (px)

description

ORGANO DE EXPRESION DEL COMITE CENTRAL DEL PCOE

Transcript of ANALISIS Nº10

  • Las sesiones de investidura del nue-

    vo presidente del gobierno han ser-

    vido para legalizar la ofensiva

    capital ista contra las clases trabajado-

    ras y populares. La retrica parlamen-

    taria ha dictado su sentencia: Los

    trabajadores son los causantes de la

    crisis y han de pagar por el lo.

    Todas las medidas inmediatas y fu-

    turas estn diseadas, no para superar

    la crisis por imposible, sino para casti-

    gar e inmovil izar a los trabajadores du-

    rante dcadas mantenindolos

    encadenados. Son arreglos econmi-

    cos y polticos, que cierran cualquier

    grieta por donde el pueblo trabajador

    puede respirar e iniciar su defensa.

    Los trminos competitividad, flexi-

    bi l idad, redimensionamiento del sector

    pblico, adecuacin de los convenios

    colectivos, prestacin del desempleo,

    puentes festivos, etc. en los que el per-

    verso Rajoy basa su actuacin clasista,

    son sinnimos de vagos, de tramposos

    y de huelguistas. Por esta razn, sus

    correcciones solo pueden llevarse a

    cabo, dndole dinero a las empresas,

    creando herramientas legales para evi-

    tar las huelgas, persiguiendo a los de-

    sempleados de elevada edad y a los de

    larga duracin y propinando un escar-

    miento ejemplar a los empleados pbli-

    cos, es decir, funcionarios ociosos.

    Como puede verse, la burguesa se

    ha tomado en serio la lucha de clases

    pues todos los reajustes antiobreros

    van encaminados hacia el mismo lugar,

    fortalecer al gran capital por medio de

    la sobreexplotacin, que se enmascara

    con la insidiosa competitividad, causa

    primordial de la crisis y del desorbitado

    desempleo y reduciendo los costes de

    las empresas pblicas, con la intencin

    de entregarlas a las multinacionales y

    monopolios con toda garanta de bene-

    ficios y sumisin.

    Pero, el gobierno burgus cons-

    ciente de que su poltica reaccionaria

    va a suscitar respuestas en el pueblo,

    se arma hasta los dientes. Habr todo

    tipo de recortes que empobrezcan al

    trabajador del sector privado y publico;

    sin embargo, el redimensionamiento y

    la nula reposicin del personal funcio-

    nario, tiene una gran excepcin, el de

    las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

    del Estado, pues por lo visto, hay pocos

    para reprimir a tantos vagos, maleantes

    y tramposos.

    Nunca en la historia de nuestro

    pas se ha visto tan claro que el Estado

    capital ista es el conjunto de las institu-

    ciones administrativas, polticas y re-

    presivas en manos de la clase

    burguesa para oprimir al pueblo traba-

    jador. As lo ha hecho saber el nuevo

    Ministro del Interior al hablar sobre el

    terrorismo y de aquellos que toman las

    calles.

    Resulta palmario que la burguesa

    y su Estado estn desempeando el

    papel que les corresponden y si lo ha-

    cen tan acalorada y crudamente en es-

    tas circunstancias, es porque conocen

    en qu condiciones se debaten los tra-

    bajadores. Pues sus representantes

    sindicales y sus diputados parlamen-

    tarios (IU) les traicionan de nuevo.

    Mientras los primeros se muestran an-

    siosos de pactar ms reformas labora-

    les antiobreras, o en su defecto

    piensan mirar hacia otro lado, los se-

    gundos, se han dedicado en la sesin

    de investidura a regaar al nuevo pre-

    "Ya no basta con encarar la

    ofensiva capitalista desde un

    plano sindical, la divisin

    sindical y el reformismo

    laboral, nicamente pueden

    superarse desde la ptica

    poltica."

    "El pueblo debe poner sus

    miras en s mismo, en su ca-

    pacidad para organizarse y

    para luchar, buscando la

    unidad de las clases popula-

    res."

    LANICA SALIDA ES LA CREACIN DEL PODER

    OBRERO Y POPULAR

    Decidir una vez cada cierto nmero de aos qu miembros de la clase dominante han de oprimir y

    aplastar al pueblo en el parlamento: He aqu la verdadera esencia del parlamentarismo burgus, no slo en

    las monarquas constitucionales parlamentarias sino en las repblicas ms democrticas

    (Lenin)

  • La portada del peridico de PRISA El

    Pas, propiedad de la famil ia Polan-

    co y de los multimil lonarios norteameri-

    canos Martin E. Franklin y Nicols

    Berggruen, del da 24 de diciembre de

    2011 nos muestra una fotografa en la

    que aparecen, en primera plana, el ma-

    trimonio Clinton y la ex-jefa de la diplo-

    macia norteamericana Madeleine

    Albright, todos ellos con rostros com-

    pungidos queriendo mostrar dolor por

    tan distinguido difunto. El titular que

    acompaaba a dicha fotografa de tres

    columnas de la portada era emotivo

    adis de los lderes mundiales a V-

    clav Havel.

    Desde los dirigentes, actuales y pa-

    sados polticos del Capital, a los me-

    dios de comunicacin burgueses,

    pasando por la gusanera de Miami as

    como de los mercaderes eclesisticos,

    todos ellos al unsono han lamentado la

    muerte de Havel. Leamos a algunos in-

    signes representantes:

    Madeleine Albright afirm Havel

    fue una de las personas ms respeta-

    das en el planeta en los ltimos 20

    aos. Madeleine Albright, miembro de

    la Comisin Tri lateral, como parte de la

    Administracin Clinton fue responsable

    de un bloqueo econmico impuesto a

    Iraq durante la dcada de los 90s y que

    caus la muerte de ms de un mil ln

    de civi les iraques, fundamentalmente

    ancianos y nios. Esta mujer, fue pre-

    guntada sobre qu pensaba sobre el

    mil ln de iraques aniqui lados por el

    bloqueo norteamericano, respondiendo

    al respecto que Si es bueno para

    EEUU, es que merece la pena.

    Del l lamado tro de las Azores - a

    ANLISIS -2-S

    S

    U

    U

    M

    M

    A

    A

    R

    R

    I

    I

    O

    O

    La nica salida es la

    creacin del poder obrero y

    popular

    pg.

    1

    Por quin lloran los canallas

    pg.

    2

    El sujeto revolucionario

    pg.

    5

    El Estado y sus

    instituciones,

    al servicio de los

    capitalistas, criminalizan a los

    trabajadores

    pg.

    6

    Nace la Federacin de

    Jvenes Comunistas

    pg.8

    Estrategia Universidad 2015,

    el mayor ataque a la universi-

    dad pblica

    pg.

    8

    Explotacin a 6,60 la hora

    pg.

    8

    Astilleros de Sevilla, historia

    de un desgaste

    pg.

    9

    Aforo completo en el acto de

    celebracin de los 53 aos de

    la revolucin cubana

    pg.

    10

    Ha muerto un fascista de la

    dictadura franquista sin haber

    sido juzgado

    pg.

    11

    Al pueblo. Sobre las

    primeras medidas del nuevo

    gobierno

    pg.

    11

    Viva el 94 aniversario de la

    Unin Sovitica

    pg.12

    sidente del gobierno por no tomar las

    milagrosas medidas que ellos propo-

    nen, ya que stas pueden edulcorar al

    capital ismo sin necesidad de exponer-

    se ante sus enemigos de clase. Ver-

    gonzosas actuaciones, de un

    sindical ismo y de un Parlamento, ste

    sin excepcin, que corroboran que son

    partes y sustentos del capital ismo. Es-

    ta es la razn por la que el pueblo de-

    be poner sus miras en s mismo, en su

    capacidad para organizarse y para lu-

    char, buscando la unidad de las clases

    populares. Porque, conforme se adop-

    tan medidas, ms profunda se hace la

    crisis y esta dinmica continuar, dado

    que el capital ismo est caduco, y para

    mantenerlo solo hay un camino, la de-

    rogacin de todos los derechos de los

    trabajadores y va l ibre para que la

    burguesa haga y deshaga a su antojo

    y conveniencia en los centros de tra-

    bajo y en la sociedad. Es decir, intensi-

    ficar la explotacin del pueblo.

    Por eso, ya no basta con encarar

    la ofensiva capital ista desde un plano

    sindical, la divisin sindical y el refor-

    mismo laboral, nicamente pueden

    superarse desde la ptica poltica.

    Desde el Frente nico del Pueblo con-

    figurado por las clases populares, que

    bajo la clase obrera unida, dirigida por

    el partido marxista-leninista se dispon-

    ga a romper las estructuras en las que

    el capital monopolista asienta su poder.

    Pero la lucha del pueblo no puede

    ceirse a la conquista de las huelgas

    generales, ni a la espera utpica del

    Mesas parlamentario, es necesario a

    la par de ganar al pueblo para el se-

    guimiento de sendas huelgas, construir

    rganos de poder popular que culmine

    el trabajo de erosin de las huelgas, de

    lo contrario, estas pueden ser eternas

    y al final volverse en contra para lo que

    han sido concebidas.

    Manuel Gngora.

    POR QUIN LLORAN LOS

    CANALLAS

    Nmero 10

  • ANLISIS -3-pesar que siempre fue cuarteto pues

    estaba formado por Aznar, Bush, Blair y

    Duro Barroso, no lo olvidemos pues

    es actual Presidente de la Comisin

    Europea - tambin ha habido muestras

    de pesar. As, para Duro Barroso, Ha-

    vel Era un europeo de verdad y ha si-

    do un campen de la democracia y la

    l ibertad de pensamiento y para Bush

    Su voz fuerte a favor de la l ibertad hu-

    mana cambi el curso de su pas y

    cruz continentes (V) Vaclav Havel su-

    fri por la causa de la l ibertad y se con-

    virti en uno de sus ms grandes

    hroes. Estas palabras provienen de

    todo un campen, como lo es George

    W. Bush, en lo que a crmenes contra

    su pueblo y contra la humanidad se re-

    fiere como lo acreditan los hechos

    acaecidos bajo su mandato:

    - Creacin de campos de concen-

    tracin en Guantnamo, Bagram, Abu

    Graib, etcV, dnde se secuestra y tor-

    tura, incluido a nios, violando todo tipo

    de derecho internacional con absoluta

    impunidad.

    - Colaboracin y apoyo al genoci-

    dio perpetrado por los sucesivos go-

    biernos israeles contra el pueblo

    palestino.

    - Ms de un mil ln de asesinatos

    de iraques segn expresa la empresa

    britnica Opinion Research Business.

    Por no hablar de los centenares de mi-

    les de civi les afganos asesinados.

    - Invasiones mil itares de otros pa-

    ses as como el establecimiento de ba-

    ses mil itares en dichos pases.

    - Espiar a ciudadanos norteameri-

    canos sin rdenes judiciales.

    - Secuestrar y torturar a cualquier

    ciudadano de cualquier nacionalidad en

    cualquier punto del mundo, como lo

    acreditan los vuelos secretos de la CIA,

    con impunidad absoluta como se ha

    dado en el estado espaol por los go-

    biernos tanto del PSOE como del PP.

    - Pucherazo electoral en el ao

    2000.

    - Desatencin a su Pueblo ante el

    huracn Katrina.

    Y un largo etctera de corrupcin,

    falsificaciones, engaos , espionaje,

    torturas, que nos da una muestra de la

    calidad de semejante personaje, nieto

    de un aliado de Hitler, a la hora de ha-

    blar de l ibertad, derechos humanos y

    democracia.

    La tercera pata, Aznar, ha dicho La

    vida de Vclav Havel ha sido un com-

    promiso con la cultura, la verdad y la l i-

    bertad (V) Vclav Havel fue una

    referencia moral y poltica para sus

    compatriotas y para todos los que bus-

    caron y buscan la l ibertad y la convi-

    vencia en sociedades abiertas y

    civi l izada (V) La desaparicin de V-

    clav Havel deja un hueco imposible de

    l lenar en la conciencia de todos los que

    le conocimos. Su recuerdo estar siem-

    pre con nosotros. Jos Mara Aznar -

    compaero de tropelas de Bush, al

    igual que Vaclav Havel - conocido por

    su gusto por mentir al pueblo espaol

    (1 1 M, Guerra de Iraq, Doctores Honoris

    Causa en Georgetown, etcV) y auto-

    denominado demcrata y luchador por

    la l ibertad proveniente del franquismo,

    fue definido en 201 0 por el analista cu-

    bano Patricio Montesinos en Cubade-

    bate de la siguiente manera El

    derechista ex presidente del gobierno

    espaol Jos Mara Aznar es, adems

    de un connotado guerrista, un delin-

    cuente internacional, que al final tendr

    que ser juzgado no slo por crmenes

    de lesa humanidad sino tambin por ro-

    bar dinero del erario pblico de su pas

    en beneficio personal(V) La justicia es-

    paola tiene hoy ms que suficientes

    elementos para sentar de una vez por

    todas en el banquil lo de los acusados a

    Aznar, no slo por ser responsable de

    la muerte de miles de inocentes en Irak,

    sino tambin por traicionar a su pueblo

    y saquearle su dinero.

    Por ltimo, Sarkozy, cabecil la de

    los imperial istas en la guerra de saqueo

    de Libia y responsable de los miles de

    muertos l ibios vctimas de dicha guerra

    y los crmenes perpetrados contra di-

    cho pueblo, tambin tiene las siguien-

    tes palabras Vaclav Havel era la

    encarnacin del compromiso incansa-

    ble con la democracia y la l ibertad. Su

    ascensin a la presidencia tras la Re-

    volucin de Terciopelo, en 1 989, fue el

    resultado de una vida dedicada por

    completo a luchar contra el total itarismo

    y por la defensa de los valores que ins-

    piraron sus acciones: tolerancia, la pro-

    mocin de los derechos humanos y

    contra la opresin. Con la muerte de

    Vaclav Havel, la Repblica Checa per-

    di uno de sus ms grandes patriotas,

    Francia pierde a un amigo y Europa a

    uno de sus sabios".

    Estas palabras, y de quines pro-

    vienen, ya nos indican mucho de qu

    tipo de personaje fue Vclav Havel y

    qu intereses defendi: el de los de los

    explotadores, los del capital ismo.

    Vclav Havel fue tan anticomunista,

    defensor de las guerras imperial istas,

    de los explotadores, tan enemigo de los

    derechos humanos y de la emancipa-

    cin de los Pueblos, empezando por el

    suyo propio, como los dirigentes polti-

    cos al servicio del Capital que he men-

    cionado anteriormente.

    El reconocimiento que le tributan

    estos caudil los reaccionarios al servicio

    de los monopolios capital istas, opre-

    sores de la humanidad, a Vclav Havel

    es a los servicios prestados a la causa

    del imperial ismo en la lucha contra la

    URSS y las Repblicas Democrtico y

    Populares que emergieron tras la I I

    Guerra Mundial en la Europa del Este.

    Y es que Vclav Havel, reaccionario y

    hombre de la CIA, fue uno de los im-

    pulsores del movimiento Carta Magna

    77, resultado de la unin de los reac-

    cionarios checos y los servicios de in-

    tel igencia y espionaje de los pases

    imperial istas. El belga Ludo Martens,

    en su obra La URSS y la contrarrevolu-

    cin de terciopelo manifiesta en refe-

    rencia a la Carta Magna 77 lo siguiente:

    estuvo constituida por dos fuerzas

    principales: la derecha catl ica y la so-

    cialdemocracia alrgica al social ismo

    real. Pero para estar en capacidad de

    tocar un vasto pblico, los mentores de

    la Carta Magna 77 se dieron la tarea de

    incorporar a una tercera fuerza, aquella

    que constituan los revisionistas que se

    alejaron del Partido Comunista, si-

    guiendo la tendencia de Dubcek. Ni

    que decir tiene que el eurocomunismo

    en pleno Marchais, Berl inguer o Ca-

    rri l lo as como el trotskismo contribu-

    yeron y dieron apoyo a este

    movimiento as como al movimiento

    Nmero 10

    "A Vclav Havel se le

    reconoce por sus servicios

    prestados a la causa del im-

    perialismo en la lucha contra

    la URSS y las Repblicas

    Democrticas y Populares

    que emergieron tras la II

    Guerra Mundial en la Europa

    del Este."

  • ANLISIS -4- Nmero 10anticomunista que devino posterior-

    mente, en los aos de 1 988 y 1 989, la

    contrarrevolucin de terciopelo. En

    referencia al papel de los siempre

    colaboradores del imperial ismo, los

    trotskistas, nuevamente el camarada

    Ludo Martens es clarificador cuando

    seala como en todos los pases so-

    cial istas, los trotskistas apoyaban, en

    Checoslovaquia, la agitacin iniciada

    por la CIA y por todo el arco iris de

    nostlgicos del mercado libre, pre-

    tendan que la gente ayudara, incons-

    cientemente, a la vanguardia trotskista

    a realizar su revolucin poltica anti-

    burocrtica que destruira el sistema

    estal inista. Detrs de Petr Uhl, su

    portavoz checo, el grupo de Mandel se

    puso con ardor del lado del gran de-

    rrocamiento. La prensa trotskista pu-

    bl ic, el 1 5 de noviembre de 1 988:

    Checoslovaquia:l leg el momento

    de los grandes cambios? El artculo

    se inici con un elogio a Vclav Havel,

    quien se jactaba de su coraje de estar

    defendiendo ideas de extrema dere-

    cha.

    Para Vclav Havel, elogiado por

    los trotskistas y los caudil los imperia-

    l istas, la organizacin terrorista

    OTAN, las Waffen-SS de los capital is-

    tas, significaba solidaridad. As, en

    1 .998, manifest acerca de dicha or-

    ganizacin terrorista de los imperial is-

    tas y responsable de mil lones de

    muertos, es una alianza creada para

    proteger no slo la soberana nacional

    o los intereses geopolticos sino tam-

    bin para proteger ciertas formas de

    cultura y civi l izacin humanas. Eso

    significa que el vnculo principal de

    esa clase de alianza no es un mero

    clculo de intereses geopolticos o de

    posibles enemigos, sino algo mucho

    ms profundo: la sol idaridad (V) Para

    m, la OTAN no es un mero trato de

    compraventa o una relacin mercanti l ,

    sino una expresin de espritu. El

    espritu del amor por la l ibertad, el

    espritu de la solidaridad, el espritu

    del deseo de proteger conjuntamente

    nuestra riqueza cultural, el espritu de

    una alianza que no es oportunista sino

    marcadamente moral (Diario El Pas,

    1 6 de abri l de 1 998).

    Vclav Havel no slo era un firme

    defensor de la OTAN sino que tambin

    lo era de las guerras imperial istas o

    del golpismo. Aqullos que hablaban

    del social ismo con rostro humano

    Hungra, Checoslovaquia y Polonia

    1 5 aos signaban una carta de apoyo

    a la invasin de EEUU a Iraq en 2003;

    entre los signatarios Vclav Havel, al

    igual que apoyaron la guerra imperia-

    l ista contra Yugoslavia.

    El anticomunista Havel tambin

    fi j su punto de mira en Cuba. No es

    de extraar que desde la gusanera, fi-

    nanciada por el gobierno norteameri-

    cano, de Miami se deshaga en

    palabras de halagos a Havel, tan reac-

    cionario, financiado y dirigido por el

    imperial ismo norteamericano como

    ellos. Havel, incluso ha formado parte

    del elenco de fascistas en contra de

    Cuba y su Revolucin l lamado Comit

    Internacional para la Democracia en

    Cuba, donde tambin estn anticomu-

    nistas destacados como algunos ya

    mencionados Madeleine Albright o

    Aznar. As son los capital istas, que por

    un lado hablan de democracia y por el

    otro persiguen, prohiben y reprimen a

    los comunistas, algo que han hecho

    estos reaccionarios checos, as como

    sus correl igionarios hngaros, o se po-

    sicionan a favor de aquellos que fo-

    mentan el terrorismo, que emplean

    armas bacteriolgicas (algo que ha

    realizado EEUU en Cuba), o hacen

    embargos econmicos que asesinan a

    miles y miles de inocentes.

    El mundo que los imperial istas,

    como Vclav Havel, estn construyen-

    do nada tiene que ver con la democra-

    cia, la l ibertad y la prosperidad sino

    todo lo contrario. Es un mundo donde

    una minora explotadora impone a

    sangre y fuego su dictadura que slo

    persigue el enriquecimiento de los mo-

    nopolios imperial istas a costa de la vi-

    da de la humanidad y del Planeta. En

    este supuesto mundo de derechos hu-

    manos y democracias, tan falsas como

    los Vclavs Havel de turno, cada ao

    mueren de hambre cerca de 37 mil lo-

    nes de personas 1 3 mil lones de los

    cuales son nios fal leciendo unos

    35 mil nios cada da y ms de 850

    mil lones de seres humanos en el

    mundo, segn la ONU, sufren hambre;

    ms de 3.200 mil lones de seres hu-

    manos viven con menos de 2 dlares

    USA al da y casi 1 .500 mil lones de

    seres humanos sobreviven con menos

    de 1 dlar USA al da. El desempleo, a

    nivel mundial, rompi barreras negati-

    vas en el 201 0 ascendiendo a ms de

    200 mil lones de desempleados y ha-

    biendo 1 .530 mil lones de trabajadores

    en el mundo con un empleo de

    pauprrima calidad y temporal. Ms de

    72 mil lones de nios en el mundo no

    cuentan con una escuela a la que ir,

    habiendo unos 1 .200 mil lones de se-

    res humanos analfabetos. Eso s, lo

    que ofertan los capital istas como Ha-

    vel, esos que se autodenominan

    campeones de la l ibertad y de los de-

    rechos humanos es el incremento de

    la precariedad en la vida de los traba-

    jadores, su empobrecimiento, desem-

    pleo, la privatizacin de la educacin,

    la sanidad, las pensiones, etctera

    o lo que es lo mismo la el iminacin,

    para aquellos habitantes que an los

    disfruten, de los servicios esenciales.

    Todo ello para producir una redistribu-

    cin todava mayor a favor de los

    grandes capital istas para los que todo

    son ddivas y que no reparan en gas-

    tar todo lo que haga falta para mante-

    ner su status de privi legio, empezando

    por el descomunal gasto armaments-

    tico, ms 1 .664 bil lones de dlares al

    ao, de los que la gran mayora co-

    rresponden a EEUU. Para los capita-

    l istas imponer a sangre y fuego su

    sistema y despus reconstruir lo que

    han destruido sin importarles los mi-

    l lones de seres humanos que asesi-

    nan es el mejor negocio que pueden

    realizar, as lo conciben y as invierten.

    Esta es la realidad y este es el mundo

    de Vclav Havel y dems lacayos del

    imperial ismo. Por quin l loran los

    canallas? Por canallas como Vclav

    Havel.

    Francisco J. Barjas.

    Secretario General del Partido Co-

    munista Obrero Espaol.

  • ANLISIS Nmero 10-5-

    E

    n virtud de la discusin srdida

    que persiste a travs de los aos

    en el Movimiento Comunista, se l lega

    a la conclusin de que el problema

    cardinal de toda revolucin es el sujeto

    revolucionario. Qu clase est l lama-

    da a dirigir el proceso revolucionario?

    Los partidos comunistas y obreros es-

    tablecen tajantes ese lmite diferencia-

    dor para distinguir al revolucionario del

    oportunista. Aqul que designe al pro-

    letariado se llamar as mismo revolu-

    cionario y adjetivar de oportunista a

    quin no lo haga.

    Esta sentencia, que parece inape-

    lable, permite serias objeciones, por-

    que si es verdad que quienes niegan a

    la clase obrera su papel dirigente en la

    lucha por el social ismo se apartan del

    verdadero camino para conseguirlo,

    no quiere decir, sin embargo, que to-

    dos los que le atribuyen el papel de

    sujeto sean revolucionarios. La revolu-

    cin es una etapa tcita en la dialcti-

    ca de la historia y como tal tiene

    reservada una misin especfica a

    cada clase social que abarca. Quiere

    decir que no existe un solo problema

    cardinal en el proceso revolucionario

    sino dos: el sujeto y su misin, cuando

    la misin se identifica como el objeto.

    El revisionismo moderno es dcti l

    y capaz de amoldarse a circunstancias

    inverosmiles. Sabe ocultar su autnti-

    ca naturaleza entre una espesa pala-

    brera embrolladora. No es en balde

    que cuente para sus manejos con un

    rosario de abigarradas frmulas, servi-

    das en bandeja por la larga historia del

    revisionismo en el movimiento obrero.

    El revisionismo del PCE no es ori-

    ginal. Su mil itancia no ha dado lum-

    breras con la suficiente categora para

    elaborar un sistema completo de

    apostasa. Se nutre circunstancial-

    mente dependiendo de sus necesida-

    des temporales de argumentos que

    toma de prestado. Acostumbrado a

    engaarse a s mismo, ha credo que

    la adopcin de una terminologa dife-

    rente y plagada de subterfugios que

    embauque a un electorado malforma-

    do, pero tambin defraudado por las

    traiciones del PSOE, sera suficiente

    para seducir a los marxistas-leninistas.

    Es sta una irreverente forma de pro-

    ceder que tena por fuerza que recibir

    la crtica oportuna y bien ganada a su

    felona.

    Desde esta modesta pgina revo-

    lucionaria saludamos las justas res-

    puestas crticas que le asestan los

    camaradas griegos del KKE, por venir

    de un partido que est demostrando

    en la prctica su profesin revolucio-

    naria. El PCE de manera burda ha

    pretendido pasar de matute su progra-

    ma, atribuyendo a los camaradas del

    KKE incapacidad manifiesta para juz-

    gar su reformismo. Hacer ostensin de

    anticapital ista, perteneciendo al PIE y

    fundamentndose en el social ismo del

    siglo XXI es tratar de ignorante e in-

    cauto a un partido que ha sido retribui-

    do con una experiencia rica e

    insuperable, ganada por su bravura en

    los ms adversos campos de batal la y

    por su firmeza en los principios, corro-

    borados tras largos aos de combates

    desde antes y durante la clandestini-

    dad en la dictadura de los coroneles

    hasta nuestros das.

    El PCOE viene sosteniendo, des-

    de su fundacin hace 40 aos, que el

    PCE dej de ser un partido comunista

    desde el instante en que comenz a

    aplicar su poltica de pactos intercla-

    sistas, fruto de un larvado oportunismo

    que evolucionaba en su seno y que

    depara en consecuencia el abandono

    de la dictadura del proletariado y

    dems principios marxistas-leninistas,

    o lo que es lo mismo, desde que le

    niega a la clase obrera su carcter de

    sujeto revolucionario. Pero tambin el

    PCOE ha denunciado pblicamente a

    quienes formalmente mantienen en

    sus programas el principio de la Dicta-

    dura del proletariado, despus de

    adoptar tcticas y estrategias que le

    alejan de ella, igual de oportunistas y

    embaucadoras que la de los represen-

    tantes del eurocomunismo y seguido-

    res del social ismo del siglo XXI .

    Tanto en el Estado espaol, como

    en un nutrido grupo de pases de Eu-

    ropa, se han ido desarrol lando dife-

    rentes formas de oportunismos desde

    la celebracin del XX Congreso del

    PCUS. Al abrigo de sus resoluciones y

    a tenor del comunicado aprobado por

    75 partidos de todo el mundo emitido

    por la Conferencia Internacional de

    Partidos Comunistas celebrada en

    Mosc en el ao 1 969, se incluyeron

    en los programas comunistas medidas

    y caminos que contemplaban la posi-

    bi l idad de acceder al social ismo por

    va pacfica, es decir, a travs del par-

    lamentarismo burgus. Sedicentes

    frmulas de trnsitos y de tcticas pa-

    ra conseguirlo, aparecieron con el gra-

    do de tesis irrebatibles: Profundizacin

    de la Democracia Burguesa, Republi-

    cas Democrticas y Populares y Fren-

    tes de Izquierdas con la

    socialdemocracia y organizaciones

    burguesas, arrinconaron la Dictadura

    del Proletariado en los programas

    polticos, hasta convertirla en un

    enunciado simblico y formal, sin apli-

    cacin prctica. Sin embargo, estos

    partidos reconocan cnicamente el

    carcter de sujeto revolucionario que

    corresponda a la clase obrera.

    Las tesis eurocomunistas, ms las

    de la profundizacin de la democracia,

    Frentes de Izquierdas, as como la

    instauracin del periodo transitorio co-

    nocido por Democracia Popular, al la-

    do de todo tipo de deformacin, se

    convirtieron en seas de identidad de

    la grave crisis que aquej al Movi-

    miento Comunista Internacional, la

    que por desgracia an no ha sido su-

    perada.

    El resultado de la crisis en el Esta-

    do espaol se caracteriz por la dis-

    gregacin de las fuerzas comunistas

    en numerosos partidos y grupos deso-

    "El resultado de la crisis en

    el Estado espaol se carac-

    teriz por la disgregacin

    de las fuerzas comunistas

    en numerosos partidos y

    grupos desorientados y sin

    incidencia en el movimien-

    to obrero y popular."

    EL SUJETO REVOLUCIONARIO

    "[. . . ] el movimiento

    comunista espaol est

    inmerso en el discurso

    inacabado de la actualizacin,

    del que todos somos

    conscientes. Sera pues

    presuntuoso y falso erigirse

    en el partido de la clase

    obrera espaola."

  • ANLISIS Nmero 10-6-

    E

    n las ltimas semanas se han

    producido dos acontecimientos de

    gran magnitud que ponen al descu-

    bierto la verdadera naturaleza del Es-

    tado espaol. El primero se refiere al

    indulto concedido a Alfredo Senz,

    condenado por el Tribunal Supremo

    por haber incurrido en delito cuando

    desempeaba el cargo de presidente

    del Banesto. El indulto se extiende

    tambin a Rafael Jimnez Parga y a

    Miguel ngel Calama, ambos implica-

    dos en el mismo asunto.

    Pero el indulto no es una conce-

    sin graciosa del gobierno por celebrar

    su ltimo pleno de la legislatura, sino

    que esconde una conducta poltica de

    clase oportunista. De material izarse la

    sentencia, el del incuente tendra que

    ser relegado de su cargo de Consejero

    Delegado del Santander. Es evidente

    que el gobierno rinde pleitesa al Sr.

    Botn, dueo y seor del mayor Banco

    de todo el Estado.

    El segundo acontecimiento guarda

    relacin con las declaraciones del ine-

    fable Fernndez Toxo, Secretario Ge-

    neral de CC.OO. vertidas delante de

    las cmaras de TVE, cuando su entre-

    vistadora le pregunta sobre la posibi l i-

    dad de realizar movil izaciones en

    protesta por las futuras medidas que

    va a poner en marcha el nuevo gobier-

    no del PP. Toxo respondi que En in-

    vierno hace fro en la calle. Luego, el

    sindical ista sugiere al gobierno que

    hay que tener cuidado con la adopcin

    de medidas austeras, pues puede

    daar a instituciones de la democra-

    cia, refirindose a la posibi l idad de

    que se reduzcan las subvenciones es-

    tatales a los sindicatos.

    Las vergonzosas y traidoras pala-

    rientados y sin incidencia en el movi-

    miento obrero y popular. Las influencias

    del oportunismo aprisionaron a todos

    los partidos en mayor o menor grado,

    por lo que durante un largo perodo no

    ha existido en todo el estado espaol el

    partido ideal, real idad que an es pa-

    tente, pues si bien la situacin va mejo-

    rando en un proceso de avance y

    progreso, ste no ha culminado.

    Hace aos que el PCOE hizo tabla

    rasa con los errores del pasado para

    adecuar su programa a la realidad cir-

    cundante, como se puede comprobar

    por los mltiples documentos emitidos

    por el Comit Central, l legando a la

    conclusin de que el Capital ismo Mo-

    nopolista de Estado, tal cual afirmara

    Lenin, es el ltimo estadio del sistema

    de produccin burgus, con el que la

    burguesa ha cumplimentado ya sus ta-

    reas democrticas. Debido a ello, todo

    lo que no sea luchar por la instauracin

    de la Dictadura Democrtica del Prole-

    tariado, o sea el social ismo, es un paso

    hacia atrs. En consonancia, se recha-

    zan las ideas del antiguo Frente de Iz-

    quierda, del parlamentarismo (que no la

    uti l izacin del parlamento) y de la De-

    mocracia Popular que han sido sustitui-

    dos por un frente de clase dirigido por

    la clase obrera, cristal izado en el

    FRENTE UNICO DEL PUEBLO.

    Observamos que mientras otros

    partidos continan en estado de letar-

    go, los hay que ltimamente, a aos

    vista del PCOE, han dando un paso ha-

    cia adelante; aunque sea al calor de

    una circunstancia muy especial, la cri-

    sis capital ista actual y sobre una base

    de reflexin errnea, pues le atribuyen

    a la crisis el argumento principal para la

    sustitucin de la Democracia Popular

    por el social ismo, en vez de ser el pro-

    ducto del examen de las estructuras

    capital istas en la etapa histrica que vi-

    vimos, que la crisis confirma.

    Como se puede apreciar, el movi-

    miento comunista espaol est inmerso

    en el discurso inacabado de la actual i-

    zacin, del que todos somos conscien-

    tes. Sera pues presuntuoso y falso

    erigirse en el partido de la clase obrera

    espaola.

    En esta direccin es igualmente

    aventurado y arriesgado sealar con el

    dedo, como hace el KKE, a un partido

    concreto como el nico en toda Es-

    paa que proyecta la necesidad de or-

    ganizar la lucha de la clase obrera y

    que conecta con la perspectiva de la

    fuerza obrera y la ruptura con los mo-

    nopolios, con el social ismo, cuando la

    realidad es que no es ni el nico ni el

    primero.

    Este Comit Ejecutivo hace suyo

    cuanto se dice al respecto en el n 4 de

    nuestra revista Teora Social ista:

    VLamentablemente, todava se

    producen conatos en el seno del Movi-

    miento Comunista de enjuiciar lo ajeno

    prescindiendo de un conocimiento rigu-

    roso de la realidad del pas dado

    El PCOE, no aspira a ser el nico

    partido reconocido por el Movimiento

    Comunista como el Partido de la clase

    obrera espaola, porque debe ser sta

    y ser la que nos coloque en el lugar

    que merezcamos. Tampoco estamos

    en contra de que los partidos tengan

    sus preferencias y se relacionen con

    quienes ms gusten, pero nada justifica

    dictar un veredicto de esta envergadu-

    ra, cuando la complej idad del Movi-

    miento Comunista Espaol, entre otros

    motivos por causa de las injerencias

    exteriores en pocas pasadas, se pue-

    de perturbar todava ms, por criterios

    de este tipo provenientes de un Partido

    que goza de nuestras simpatas y de

    las del pueblo espaol.

    C.E. del PCOE

    EL ESTADO Y SUS INSTITUCIONES, AL SERVICIO DE

    LOS CAPITALISTAS, CRIMINALIZAN A LOS

    TRABAJADORES

    Las crisis demuestran

    que los obreros no se pueden

    limitar a luchar para obtener de

    los capitalistas concesiones

    [email protected] pues, cuando se

    produzca el crack, los capitalis-

    tas no solo arrebatan a los tra-

    bajadores los derechos

    conquistados. Y asi continuar

    sucediendo inevitablemente

    hasta que los ejrcitos del pro-

    letariado socialista echen abajo

    el dominio del capital y de la

    propiedad privada.

    (Lenin, obras completas, tomo 5)

    ". . .todo lo que no sea lu-

    char por la instauracin de

    la Dictadura Democrtica

    del Proletariado, el socia-

    lismo, es un paso hacia

    atrs. . ."

  • ANLISIS Nmero 10-7-bras del Secretario General de

    CC.OO. vienen a confirmar, por s

    mismas, lo que es pblico y notorio:

    que los sindicatos conforman una ins-

    titucin capital ista, en vez de definirse

    como organizaciones de clase, de las

    clases trabajadoras, pues una institu-

    cin de la democracia no es otra cosa

    que un ente del Estado capital ista por-

    que nadie puede olvidar, y menos to-

    dava un lder sindical, que estamos

    en una democracia burguesa, donde

    existen clases sociales contrarias y

    antagnicas, donde los capital istas

    imponen sus leyes y donde los traba-

    jadores no pueden hacer efectivos sus

    derechos y libertades.

    Lo que est sugiriendo el

    seor Toxo es que dicha insti-

    tucin debe ser mimada por el

    papel que est desempean-

    do, el de no enfrentar a traba-

    jadores con la patronal y

    menos an con el gobierno,

    por muy de derechas que ste

    sea, y para dar buena prueba

    de ello le ha tendido la mano

    al PP con la final idad de llegar

    a un nuevo pacto antiobrero.

    Ambas noticias aparente-

    mente alejadas entre s tienen

    un denominador comn, forta-

    lecer al capital ista y a su esta-

    do. En los dos casos se consuma lo

    que nuestro partido viene denuncian-

    do acerca de la conducta del Estado

    en la presente crisis.

    Para el PCOE el sistema ha llega-

    do a tal estado de inuti l idad, de co-

    rrupcin intelectual y material , que es

    ya irracional especular sostenerlo. To-

    dos los gobernantes y partidos parla-

    mentarios actuales, cualesquiera que

    sean sus tendencias, son incapaces

    de aportar soluciones econmicas y

    polticas que satisfagan los mnimos

    vitales de la sociedad. Todas las alter-

    nativas enmarcadas dentro del siste-

    ma contribuyen finalmente a agudizar

    an ms la crisis. A los defensores del

    sistema no les queda otra que urdir ar-

    timaas para someter y sujetar a las

    clases trabajadoras, uti l izando para

    ello mtodos cada vez mas represivos

    y aplicando al mismo tiempo remedios

    esclavizantes hasta consecuencias

    extremas, que tienen por objetivo te-

    nerlas a raya con la nica esperanza

    de sobrevivir el mximo tiempo posible

    sin sobresaltos. Y a ello se presta la

    direccin de CC.OO. que sin distincin

    de tendencias ha avalado el pacto

    anunciado por Toxo.

    Sin embargo, de todo esto las cla-

    ses trabajadoras deben saber extraer

    claras conclusiones sobre la misin

    del Estado y sus instituciones, pues

    mientras miles de obreros son conde-

    nados al desahucio por la crisis, es

    decir, por un delito que han cometido

    los banqueros y patronos, ninguno han

    sentido el hacer benefactor del Estado

    concedindoles el indulto. Para ello

    hay que cambiar las leyes, pero los

    banqueros, como sucedi anterior-

    mente con Botn y ahora con los altos

    directivos de la banca, s son indulta-

    dos sin requisitos previos. Mientras el

    paro conduce tambin a miles de tra-

    bajadores a la desesperacin, a dormir

    en las calles, a depender de organiza-

    ciones de beneficencia, Rajoy anuncia

    que va a perseguir el fraude en las

    percepciones de desempleo buscando

    una excusa para reducir el nmero de

    beneficiarios de las prestaciones y por

    contra auxil iar a las empresas con

    ms dinero. Adems, una vez sanea-

    das con dinero pblico, entregar las

    empresas pblicas existentes a la pro-

    piedad privada, eximindola de toda

    responsabil idad en la crisis.

    Ante esta sarta de crmenes per-

    petrados contra las clases populares,

    los sindicatos como institucin deciden

    pactar pasando por encima de las ex-

    periencias histricas de nuestro pas,

    que prueban que los pactos se ceban

    contra las masas laboriosas, pues

    despus de 35 aos de componendas,

    los ricos son ms ricos a pesar de las

    crisis y los trabajadores ms pobres.

    Pese a los pactos, el paro ha ido au-

    mentando escandalsamente hasta

    l legar los cinco mil lones de desem-

    pleados.

    El PCOE no cesar en su empeo

    de luchar frente a la al ianza bur-

    guesa-traidores. En este

    sentido, hace un llamamiento

    a todos los trabajadores para

    que le den la espalda a los

    renegados y quintacolumnis-

    tas infi ltrados en el movimien-

    to obrero, y que al servicio del

    capital por una migaja de pan

    frenan las luchas, a la par que

    cultivan la malformacin de la

    conciencia de clase.

    Tambin, hacemos un lla-

    mamiento a los trabajadores

    para que insten a sus comits

    a unirse en ASAMBLEAS DE

    COMITS Y DELEGADOS,

    lejos de las influencias divisionistas de

    las direcciones de CC.OO. y U.G.T. ,

    que quebrantan la unidad y la solidari-

    dad. Y finalmente, exhortamos al Pue-

    blo a que se constituya en

    ASAMBLEAS POPULARES con con-

    tenido de clase y de lucha para poner

    fin a tantos atropellos con el objetivo

    de desbrozar el camino que lleve al

    cambio de sociedad, por ser sta la

    nica va para acabar con la crisis.

    La Asambleas de Comits y las

    Asambleas Populares, en un amplio

    FRENTE UNICO DEL PUEBLO, darn

    al traste con la situacin actual y a su

    consecucin debemos consagrar

    nuestro tiempo y nuestras energas.

    Contra el capitalismo!

    POR EL FRENTE UNICO DEL

    PUEBLO!

    PARTIDO COMUNISTA OBRERO ES-

    PAOL (PCOE)

    " . . . llamamos a los trabajado-

    res para que insten a sus co-

    mits a unirse en

    ASAMBLEAS DE CO-

    MITS Y DELEGADOS, le-

    jos de las influencias

    divisionistas de las direccio-

    nes de CC.OO. y U.G.T., que

    quebrantan la unidad y la so-

    lidaridad.. ."

    " . . . llamamos al Pueblo a

    que se constituya en

    ASAMBLEAS POPULA-

    RES con contenido de clase

    y de lucha [. . . ] nica va para

    acabar con la crisis. . . ."

    " . . .todas las alternativas en-

    marcadas dentro del sistema

    contribuyen finalmente a

    agudizar an ms la crisis. A

    los defensores del sistema no

    les queda otra que urdir arti-

    maas para someter y sujetar

    a las clases trabajadoras, uti-

    lizando para ello mtodos

    cada vez mas represivos. . . ."

  • ANLISIS Nmero 10-8-

    N

    o podamos acabar el ao tran-

    quilos, los empresarios, que han

    conseguido todo lo que queran, vuel-

    ven a proponer otra forma de explo-

    tarnos cada vez ms, en esta

    ocasin, con la fel iz idea de instaurar

    un contrato como el existente en Ale-

    mania, l lamado MiniJobs que con-

    siste en trabajar 3 o 4 horas al da,

    cobrando 400 euros al mes, algo as

    como 6,6 euros por hora, con dere-

    chos laborales muchsimo ms redu-

    cidos, con un aumento bestial de la

    precariedad laboral como son los sa-

    larios ms bajos, peores cotizaciones,

    peores prestaciones y difci l acceso a

    las pensiones de jubilacin.

    Este contrato, en vez de reducir el

    paro (que aunque lo redujera, trabajar

    por 400 euros al mes, no da ni para

    comer) lo que conseguir ser que

    los empresarios solo contraten a va-

    rios trabajadores por este mtodo,

    pagndoles muchsimo menos y de

    manera indefinida, a fin de cuentas, el

    empresario har (ms an) lo que

    T

    ras varios meses de trabajo y ante

    la imperiosa necesidad de organi-

    zar a la juventud, nace la Federacin

    de Jvenes Comunistas de Espaa, la

    organizacin juvenil cuyo objetivo es

    proyectar la gua terica y prctica pa-

    ra la dinamizacin de la juventud en

    defensa y lucha por sus derechos e in-

    tereses en una sociedad tan destruida.

    La teora marxista es el arma

    ideolgica que, l levada a la prctica, l i-

    bera a todos los hombres del yugo ex-

    plotador y desarrol la todas las facetas

    creadoras de ste, y brinda a la juven-

    tud un futuro l leno de esperanzas.

    Con esfuerzo y dedicacin, sere-

    mos capaces de afianzar una organi-

    zacin preparada para protagonizar la

    lucha contra el capital ismo y por la

    emancipacin de la clase trabajadora.

    Pues la historia nos avala cuando de-

    cimos que nuestras ideas son LAS

    NICAS que han demostrado ser ca-

    paces de derrotar al capital ismo ms

    feroz.

    En una Europa donde la el modo

    de produccin capital ista est globali-

    zado y asumido, y donde la accin di-

    suasiva de la burguesa para

    mantener bajo control a las clases pro-

    ductivas (gracias a su manipulacin

    meditica) ha socavado en la concien-

    cia de las masas, son los jvenes los

    que han resultado ms afectados por

    esta estrategia capital ista. El carcter

    revolucionario de la juventud se en-

    cuentra mermado, Y ESO TIENE

    QUE CAMBIAR!

    Ahora, como era inevitable, son vi-

    sibles brotes de rebelda entre los j-

    venes del Estado espaol. La cada

    vez ms precaria situacin para los j-

    venes, ha forzado a stos a salir a la

    cal le a protestar. Normalmente lo vie-

    nen haciendo de una manera desorga-

    nizada, promoviendo movimientos

    amorfos, vulnerables de ser diluidos

    con facil idad o de ser manipulados por

    los oportunistas de turno para deso-

    rientar a las masas y llevar sus reivin-

    dicaciones al fracaso. Por eso se hace

    necesario una gua de actuacin: ob-

    jetivos concretos y tareas concretas

    que lleven a la sociedad a un cambio,

    que sealen el camino correcto para la

    construccin de una nueva sociedad:

    una sociedad social ista. ste ser

    nuestro trabajo, organizar a la juven-

    tud para que pueda plantar cara al sis-

    tema capital ista que oprime y

    manipula cada da a trabajadores y

    estudiantes.

    La juventud es el sector de la so-

    ciedad ms rebelde; ningn proceso

    revolucionario podr l levarse a cabo

    en ningn pas si los jvenes no for-

    mamos parte activa en la lucha. Nues-

    tra esclavizada situacin no se debe a

    determinadas polticas neoliberales o

    a una determinada poltica econmica,

    o a la poltica concreta de un partido

    poltico, no: somos esclavos del capi-

    tal ismo! Por eso nos toca asentar las

    bases para la construccin de una so-

    ciedad social ista, nos toca sembrar el

    germen de la revolucin, nos toca

    crear, nos toca dirigir, nos toca en-

    sear y nos toca aprender. NOS TO-

    CA UNIRNOS!

    NACE LA FEDERACIN DE JVENES COMUNISTAS

    ESTRATEGIA UNIVERSIDAD 2015,

    EL MAYOR ATAQUE A LA UNIVERSIDAD

    PBLICA

    L

    a Estrategia Universidad 201 5 es

    el nombre que ha dado el gobierno

    al mayor ataque a la universidad pbli-

    ca que ha sufrido nuestro pas en toda

    su historia. Es el nuevo plan sobre

    educacin superior para la implanta-

    cin de la segunda fase del conocido

    Plan Bolonia, que culminar a finales

    de 201 5. El objetivo final de este plan

    es preparar a los estudiantes con in-

    tencin de poder convertirlos en traba-

    jadores precarios, a merced de ser

    explotados por un empresario capita-

    l ista, con la nica intencin de producir

    lo mximo posible. Este plan supone a

    fin de cuentas ladesaparicin de las

    carreras "vocacionales" como pueden

    ser la Filosofa, la Sociologa, la Histo-

    ria. . . ya que los gestores y las empre-

    sas que dirigirn las universidades no

    tendrn interes en invertir en I+D para

    estos campos de conocimiento, redu-

    ciendo nicamente su variedad de

    asignaturas a las que a ellos les con-

    venga (preferentemente relacionadas

    con la economa). Pero ste no es el

    nico aspecto que cambiar en las

    EXPLOTACIN A

    6,60 LA HORA

  • ANLISIS Nmero 10-9-universidades tras la implantacin de

    Estrategia Universidad 201 5, ya que el

    ms llamativo est relacionado con la

    direccin de los centros.

    A partir de 201 5, desaparecer la

    figura del rector, un profesional de la

    enseanza, con amplia experiencia

    educativa y elegido por la comunidad

    universitaria, que a partir de entonces,

    ser elegido a dedo por terceras per-

    sonas, externas a las universidades,

    que slo buscarn la maximizacin de

    los beneficios y la reduccin de cos-

    tes, aunque sea a costa de empeorar

    las condiciones laborales de los do-

    centes, que dejarn de ser funciona-

    rios, y cada universidad decidir su

    sueldo, sus horas de trabajo, sus con-

    diciones laborales etc. Es decir, la uni-

    versidad se privatizar, por

    consiguiente empeorarn las condicio-

    nes laborales de la planti l la (que se re-

    ducir bastante), esto har que los

    profesores de 3 o 4 universidades

    prestigiosas mejoren mucho sus con-

    diciones, a costa del otro 95% de do-

    centes que ver sus condiciones

    empeoradas.

    El gobierno les regalar la educa-

    cin a las empresas, algo que se de-

    mostrar en el nmero y el tipo de

    carreras que se podrn estudiar. Las

    universidades tendrn autonoma para

    decidir que carrera se va a a estudiar,

    lo que traer consigo que las empre-

    sas que financiarn y dirigirn las uni-

    versidades solo promuevan carreras

    relacionadas con la ingeniera o la

    economa, dejando de lado otros cam-

    pos de conocimientos tan ti les para el

    enriquecimiento cultural de las perso-

    nas como las artes, la l iteratura o la fi-

    losofa. Es una pena que carreras con

    tantos siglos estn condenadas a de-

    saparecer por los intereses de las em-

    presas multinacionales y del sistema

    capital ista en general. No slo eso, las

    universidades tendrn total l ibertad

    para elegir los temarios de las carre-

    ras, estudiars lo que las empresas

    quieran.

    En el mbito de la financiacin,

    van a entrar tres fuentes de ingresos:

    financiacin pblica, financiacin pri-

    vada, y tasas a los alumnos, que au-

    mentarn sobremanera. La

    financiacin pblica est l igada a la

    "excelencia de la universidad", lo que

    quiere decir que slo las empresas

    con ms capacidad de colocar alum-

    nos en empresas recibirn unos ingre-

    ses decentes de parte del estado, lo

    que provocar la creacin de universi-

    dades de 2 niveles, las que reciben fi-

    nanciacin de muchas empresas y del

    estado, con las tasas de entrada ms

    caras, en las que slo podrn estudiar

    los hijos de los burgueses, los hijos de

    quien tiene dinero, y otra de segunda

    divisin, y menos valorada por el mer-

    cado laboral, para los hijos de los tra-

    bajadores.

    Por otro lado, la financiacin priva-

    da por parte de empresas a la univer-

    sidad supone vender y prostituir la

    enseanza, subordinarla totalmente a

    los intereses de los grandes empresa-

    rios, y no slo eso, si no que adems

    tendrn la capacidad de, al ser los

    dueos de la universidad, ponerle el

    precio que quieran a la matrcula (con

    escasas limitaciones), haciendo que

    una persona a la que le han quedado

    asignaturas, pague una matrcula

    enorme para poder recuperarlas (de

    alrededor de 7.000), un gasto inasu-

    mible para una famil ia de la clase tra-

    bajadora.

    No te resignes, el hijo delobrero, a la universidad!Lucha contra el mayorataque a la universidad pblica de la historia, no permitasque la universidad sea solopara ricos!

    A

    stil leros, que en 1 953 se bautiz

    como Empresa Nacional Elcano y

    en los momentos de mayor actividad,

    en los aos 80, l leg a tener ms de

    5.000 trabajadores, ha l iquidado los l-

    timos 58 puestos de trabajo que que-

    daban en un lento y agnico fin

    anunciado.

    La historia de los trabajadores de

    Asti l leros es el ejemplo mil veces repe-

    tido de la lucha brava y valiente de la

    clase obrera, pero desgastada por la

    fragmentacin en mil pedazos y por la

    complicidad de cpulas sindicales que

    una y otra vez transmiten falsas espe-

    ranzas de que las instituciones estn

    para resolver los problemas de los tra-

    bajadores. Una muestra de cmo han

    dirigido engaosamente a los obreros

    estos aos son las declaraciones del

    secretario del comit de empresa de

    Asti l leros. Por un lado pactan EREs de

    extincin, aceptando de antemano la

    derrota para luego reconocer que "no

    se est cumpliendo nada del ERE de

    extincin". Aceptamos lo malo para que

    luego adems no se cumpla. Lo deja

    bien claro al decir que "primero hay que

    pelear para l legar a unos acuerdos y

    luego para que se cumplan". Enton-

    ces, por qu les damos falsas esperan-

    zas a los trabajadores en que la

    solucin es negociar, es ceder ms an

    de lo que nos roban da tras da?

    Indudablemente, los representan-

    tes de los trabajadores estn influidos,

    dirigidos por las cpulas sindicales,

    unas veces CCOO, otras UGT, y otras

    incluso sindicatos minoritarios como

    CGT, que hace unos das haba des-

    convocado a ltima hora una huelga en

    RENFE despus de la l lamada adula-

    dora de la ministra de Trabajo que pro-

    meta negociar. Entre unos y otros no

    permiten que la clase obrera se una y

    ASTILLEROS DE SEVILLA,

    HISTORIA DE UN DESGASTE

    ". . .en los aos 80, lleg a te-

    ner ms de 5.000 trabajado-

    res, ha liquidado los ltimos

    58 puestos de trabajo que

    quedaban en un lento y ag-

    nico fin anunciado."

    quiera con el obrero, y si este no se

    resigna, pues nada, no le renovar el

    minicontrato, que no est sujeto a

    ningn tipo de indemnizacin por de-

    sempleo y a explotar a otro trabajador.

    Esto, solo conseguira que muchos

    padres de famil ia se vean obligados a

    pluriemplearse y por consiguiente, que

    muchos jvenes que podran tener un

    futuro universitario, se vean obligados

    a abandonar sus estudios, quedando

    atrapados en esa espiral de trabajo

    precario para toda su vida. Este con-

    trato supone un verdadero retroceso

    para la clase trabajadora, que estar

    totalmente sujeta a este tipo de contra-

    tos, quedando obsoletos los que hasta

    ahora existan en la legislacin.

    Los empresarios, poseedores de una riqueza que no generan, vuelven a la cargacontra el obrero, no lo permitas, LUCHA!

  • ANLISIS Nmero 10-1 0-

    se organice a travs de sus represen-

    tantes. claro est, de esta manera sus

    decisiones seran soberanas y quizs

    no tendra sentido la existencia de mi-

    les de siglas sindicales.

    Finalmente, es ingenuo por parte

    del secretario del comit de Asti l leros

    acusar a la Junta de Andaluca de ha-

    ber l levado a Asti l leros "a la ruina al in-

    cumplir todos los acuerdos". El Estado,

    la Junta de Andaluca y ayuntamientos

    de turno no estn para representar los

    intereses de los trabajadores sino los

    de la patronal: les facil itan los terrenos,

    les dan subvenciones, los promocionan

    como si fueran salvadores del pueblo,

    cuando lo nico que pretende un capi-

    tal ista, ya sea de aqu o del ms all,

    es extraer ms plusvalas del trabajo de

    la clase obrera a base de su explota-

    cin.

    Los charlatanes de "izquierda" y

    sindical istas apoltronados, que hace

    ms de 30 aos apostaron por el mis-

    mo sistema econmico de explotacin

    que en el franquismo, pero maquil lado

    por instituciones "democrticas", to-

    dava quieren convencernos de que el

    capital ismo puede ofrecer bienestar a

    los obreros e incluso se ponen al frente

    de las marchas y manifestaciones de

    los trabajadores l levndolos en realidad

    al matadero. El sindical ismo se queda

    corto siempre ante el avance del coste

    de vida, del desempleo, de las privati-

    zaciones y la apropiacin del trabajo

    colectivo en manos de unos pocos

    dueos de las empresas, fbricas y tie-

    rras.

    Con todo lo que ha ocurrido estos

    aos, cmo no entender por qu la

    clase obera "no quiere saber nada" co-

    mo repiten una y otra vez aquellos re-

    presentantes que se niegan a luchar

    por la unidad? No podemos volver a

    cometer el mismo error. Es hora de

    transformar la sociedad de raz. Y

    para eso, antes, hemos de organizar

    de nuevo a la clase obrera como un

    puo desde la base, a travs de la

    unidad de sus representantes direc-

    tos, que son los comits de empresa

    y delegados, sean cuales sean sus

    sindicatos. Aquellos delegados y

    comits de empresa que insistan en

    luchar por separado estn siendo

    cmplices de la encerrona a la que

    van dirigidos todos y cada uno de

    los trabajadores. Ningn trabajador

    est a salvo de la guil lotina del desem-

    pleo, del desahucio y de la miseria.

    Desde el Comit Provincial del

    PCOE en Sevil la, enviamos un fuerte

    abrazo y nuestra ms sincera solidari-

    dad a los trabajadores de ayer y hoy de

    Asti l leros, que lo dieron todo por man-

    tener sus puestos de trabajo y el pan

    de sus hijos.

    Viva la Clase Obrera!

    Abajo el Capitalismo y sus cmpli-

    ces!

    C.P. de Sevil la del PCOE

    AFORO COMPLETO EN ELACTO DE CELEBRACIN

    DE LOS 53 AOS DE LAREVOLUCIN CUBANA

    D

    entro del programa de actos

    pblicos proyectado por el Comit

    Provincial y organizados por las clulas

    de Sevil la en sus mbitos de actuacin,

    el pasado mircoles 11 de enero de

    201 2, la clula Manuel Acisclo de

    Triana celebr el 53 ANIVERSARIO

    DE LA REVOLUCION CUBANA, que

    cont con la presencia e intervencin

    del compaero Ulises Arranz, Cnsul

    de Cuba para Andaluca y

    Extremadura, que fue precedido en sus

    palabras por los camaradas Jorge

    Caldern, Secretario General de la

    FJCE y de nuestro Secretario General

    Francisco Barjas.

    El Saln de Actos del Centro Cvico

    del barrio de Triana se llen de un

    pblico deseoso de hacer ostensin de

    su cario hacia la revolucin cubana,

    auspiciando un ambiente clido,

    fraternal y sol idario, preludio de una

    gran noche, plena de emocin y de

    fervor revolucionario. El camarada

    Jorge Caldern ley un saludo de la

    FJCE que fue muy aplaudido por los

    asistentes. El secretario General de la

    FJCE resalt la bravura y el grado de

    conciencia de la juventud cubana de

    ayer y de hoy y su implicacin en el

    proceso revolucionario, a la par que

    hizo especial hincapi en la gran

    influencia que ejerce Cuba en los

    revolucionarios del mundo y

    especialmente en la juventud del

    PCOE. Una intervencin extraordinaria

    por el aura entraable que desprendi,

    pero tambin significativa por el nivel

    de conocimiento que demuestra tener

    la FJCE acerca del concepto del

    comunismo y la revolucin.

    Por su parte, el camarada Barjas,

    Secretario General del PCOE, puso de

    manifiesto lo que Cuba significa en el

    mundo actual, en su lucha

    anti imperial ista, en la que conjuga la

    firmeza de posicin y la fidel idad de los

    principios marxistas-leninistas. El

    secretario general del PCOE aplaudi a

    pueblos y ciudadanos del mundo que,

    sin ser comunistas, apoyan a Cuba por

    su concepcin de la justicia y su visin

    anti imperial ista. Pero, a la par, tuvo

    palabras de denuncia para aquellos

    que an llamndose comunistas se

    vanaglorian de estar al lado de la

  • ANLISIS Nmero 10-11 -revolucin cubana en periodos y

    circunstancias fciles, pero que se

    alinean con el imperial ismo cuando el

    enfrentamiento es grave y en donde

    Cuba dilucida el ser o no ser de su

    revolucin. El Secretario General del

    PCOE, en un discurso que ascendi

    en elocuencia y compromiso,

    puntual iz que todas las ayudas a

    Cuba son bien vistas, pero que la

    verdadera solidaridad y la genuina

    expresin del internacionalismo

    proletario de un partido comunista es

    construir la revolucin en su propio

    pas, pues toda lucha revolucionaria

    es por principio anti imperial ista e

    ideolgica, es decir internacionalista,

    y ese es el empeo primario del

    Partido Comunista Obrero Espaol y

    de la Federacin de Jvenes

    Comunista de Espaa. Finalmente, el

    camarada Barjas reafirm nuestra

    posicin de apoyo inquebrantable e

    incondicional con el Partido

    Comunista de Cuba y con el pueblo

    cubano, palabras que fueron muy

    aplaudidas y escuchadas con el

    mximo inters por el auditorio.

    Finalmente, tom la palabra el

    compaero Ulises Arranz, Cnsul de

    Cuba, quien en tono pausado y con

    un verbo fluido, puso al descubierto

    la falacia de la propaganda

    internacional respecto de la

    revolucin cubana y su propsito de

    debil itar la sol idaridad internacional

    hacia la revolucin. El cnsul seal

    en este sentido que ltimamente el

    Imperial ismo haba emprendido una

    campaa desaforada para demostrar

    que el gobierno de la isla, a tenor de

    su ltimo congreso, se habra

    desviado en el camino y se estara

    convirtiendo en el trasunto de

    determinados modelos que le alejan

    del Social ismo. Por otra parte, el

    compaero Ulises hizo un

    recordatorio acerca los cinco

    patriotas presos en EE.UU y pidi la

    sol idaridad para ellos, a la vez que

    sugiri la necesidad de que, en el

    programa del Comit Provincial de

    nuestro partido, una clula dedicase

    su acto a exigir la l iberacin de los

    cinco, a lo cual el partido responde

    afirmativamente y total compromiso.

    Posteriormente se abri el turno

    de preguntas, a las que el compaero

    Ulises dio sus debidas respuestas,

    entre las cuales hay que destacar las

    dedicadas al proceso electoral de la

    democracia cubana, uti l izando una

    claridad y sencil lez realmente

    admirables.

    El acto termina con esplndidos

    aplausos a los oradores y vivas a

    Cuba y a su revolucin. El camarada

    Jos Antonio, miembro de la clula

    de Triana, dio por clausurado el acto,

    recordando que el prximo evento lo

    organizar la clula Enrique Lster de

    la zona Macarena.

    HAMUERTO UN

    FASCISTA DE LA

    DICTADURA

    FRANQUISTA SIN HABER

    SIDO JUZGADO

    C

    omo se esperaba, el PP ha

    declarado la guerra a las clases

    trabajadoras. Todas sus medidas se

    encaminan a recaudar dinero para

    drselo a la banca y grandes

    empresas, dinero que nos quita a los

    trabajadores. Es una canallada que el

    mismo da que se anuncian los

    300.000 euros anuales que recibe el

    Rey, los 1 50.000 del Prncipe, y los

    375.000 que se reparten la Reina,

    Letizia y las infantas, se haga pblico

    tambin la congelacin del salario

    mnimo del trabajador, que apenas

    H

    a fallecido el antiguo Ministro de la

    Gobernacin de Franco, Manuel

    Fraga, al que se le tiene que imputar la

    responsabil idad de que las fuerzas

    represivas que el comandaba, irrumpiera

    en la Iglesia San Francisco de Vitoria,

    donde se iba a celebrar una asamblea de

    Trabajadores en huelga, asesinando a dos

    obreros directamente, hiriendo gravemente

    a otros cuatro de los que tres moriran

    posteriormente y causando heridas

    graves, la mayora con balas, a 60

    trabajadores y cientos de heridos graves.

    A Fraga se le debe la construccin de

    un partido en el que se cobijaron personas

    del rgimen fascista y apell idos

    descendientes de individuos

    comprometidos con la dictadura criminal

    franquista, que hoy continan su obra y

    tambin se le debe, junto a elementos

    traidores proveniente de fuerzas populares

    la elaboracin de la Constitucin de 1 978,

    que mantiene las insignias representativas

    de la dictadura: himno, bandera, corona

    etc. Pues si Fraga ha muerto sin ser

    juzgado y ha llevado a cabo una obra

    indignante para el pueblo trabajador, ha

    sido como consecuencia de las traiciones

    de los PSOE y PCE.

    Hoy su obra sigue en marcha en un

    sistema cnico que se auto reconoce

    democrtico, con la ley antipartidos, con el

    encarcelamiento de comunistas, con la

    negacin del derecho a la

    autodeterminacin de los pueblos, con la

    l ibertad de expresin y legalizacin de

    manifestaciones y concentraciones de

    grupos pronazis y con reformas

    econmicas que en algunos casos no solo

    l indan con las formas dictatoriales del

    franquismo sino que a veces las superan.

    Solo un pueblo que elimina los lastres

    del pasado puede construir su futuro en el

    progreso. Las injusticias y crmenes

    cometidos contra las clases trabajadoras

    no pueden permanecer impunes, ni

    permanecern.

    AL PUEBLO. SOBRE LAS PRIMERAS

    MEDIDAS DEL NUEVO GOBIERNO

  • ANLISIS Nmero 10-1 2-

    "Aquellos que esperan ver una revolucin social 'pura' nunca vivirn para verla. Esas personas prestan

    un flaco servicio a la revolucin al no comprender qu es una revolucin."

    (Lenin)

    VIVA EL 94 ANIVERSARIO DE LAUNIN SOVITICA

    E

    l 7 de noviembre (25 de octubre en

    el calendario jul iano) los trabajado-

    res del mundo conmemoran la orden

    lanzada por Lenin en 1 91 7 para asaltar

    el Palacio de Invierno en Petrogrado

    que culmin la primera gran victoria del

    movimiento obrero mundial.

    La Revolucin de Octubre consti-

    tuy el acontecimiento ms importante

    de la Historia de la Humanidad. Con el

    triunfo de la Revolucin sovitica cam-

    biaba significativamente la histrica lu-

    cha entre esclavistas y esclavos, entre

    explotadores y explotados cuyo poder

    haba estado hasta entonces en manos

    de la minora burguesa y terrateniente

    contra la gran masa trabajadora.

    La direccin del Partido bolchevi-

    que dirigido por Lenin consumo el triun-

    fo revolucionario, e inici un nuevo

    marco mundial que permita a la clase

    trabajadora albergar esperanzas en un

    futuro mejor, donde no cabra la explo-

    tacin, ni las guerras imperial istas.

    Los medios de produccin de las

    repblicas soviticas pasaron a manos

    del Pueblo, las fbricas, los bancos y

    los grandes latifundios dejaron de per-

    tenecer a la minora explotadora para

    convertirse en un generador de rique-

    zas de toda la sociedad sovitica. El

    poder poltico fue detentado por el Pue-

    blo a travs de los soviets. La URSS

    logr convertirse en pocos aos en una

    gran potencia econmica, poltica y so-

    cial. La transformacin social ista de la

    sociedad permiti acabar con el ham-

    bre, el desempleo, la miseria humana,

    el analfabetismo, y todas aquellas la-

    cras que la sociedad capital ista reserva

    para las famil ias trabajadoras.

    La historia de la Revolucin de Oc-

    tubre muestra con nitidez el camino de

    la l iberacin de los pueblos, el camino

    de la justicia social, de la l ibertad y de

    la paz. Esta enseanza es especial-

    mente importante en nuestros das

    frente a la agresin de la ol igarqua

    contra los trabajadores, las agresiones

    imperial istas, el incesante acoso al mo-

    vimiento obrero mundial. Es tambin

    importante para mostrarnos la necesi-

    dad de consolidar el partido leninista,

    de combatir al capital ismo y a sus

    cmplices reformistas que intentan di-

    vidir y desviar a los pueblos en su lucha

    por la emancipacin.

    VIVA LAREVOLUCIN DE OC-

    TUBRE!

    VIVA ELMARXISMO LENINIS-

    MO!

    POR EL PARTIDO LENINISTA

    PARA LATRANSFORMACIN DE

    LA SOCIEDAD!

    POR LA DIRECCIN DE LA

    CLASE OBRERA!

    l legar a 641 euros mensuales.

    El gobierno se re del pueblo al

    proclamar que las pensiones sern

    actual izadas con un 1% de subida, lo

    que significa que un pensionista de 700

    euros ver incrementada su pensin en

    unos mseros 7 euros. Por otro lado, a

    travs del IRPF rebaja los salarios de

    los trabajadores en activo. A los

    trabajadores del sector pblico les

    congela los salarios, y les obliga a

    trabajar ms horas, adems de tener

    que pagar ms por IRPF. Entre tanto,

    los dirigentes de CCOO y UGT

    continan sentados con la patronal

    para l legar a un pacto que les d

    mayores posibi l idades a los patronos

    para despedir a su antojo y ms barato

    y que puedan obligar a los trabajadores

    a firmar convenios mseros, a la par

    que buscan medios legales para hacer

    ms difci l la convocatoria de huelga

    ante los atropellos del patrn.

    Est claro que el gobierno y los

    capital istas tienen el concepto de que

    los trabajadores son juerguistas y

    maleantes. Por esta razn sentencian

    que no se aumentarn las planti l las de

    funcionarios, con la excepcin de las

    Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del

    Estado, osea las fuerzas represivas,

    pues por lo visto los que hay no son

    suficientes para reprimir a tantos

    trabajadores vagos, maleantes y

    tramposos.

    Compaeros, el problema no es

    slo sindical sino poltico. Por eso

    debemos romper las barreras que nos

    imponen el gobierno y los sindicatos

    para que los trabajadores no

    intervengamos en poltica y ellos

    puedan aplicar leyes y pactos polticos

    que nos condenan a la miseria. Los

    trabajadores y sus representantes en

    los comits de empresas deben unirse

    en Asambleas de Comits y Delegados

    para encarar unidos en un Frente nico

    la ofensiva del gobierno y de la

    patronal, sin distincin de siglas ni de

    gremios, todos como una sola clase, si

    no queremos ver como nuestra

    dignidad como persona y como

    trabajador sea ultrajada, si no

    queremos que las generaciones ms

    jvenes transcurran su existencia en la

    pobreza y en la marginacin.

    CONTRA EL

    CAPITALISMO!

    POR EL FRENTE UNICO

    DEL PUEBLO!