Aguilas sept 2015

download Aguilas sept 2015

of 12

  • date post

    21-Mar-2017
  • Category

    Spiritual

  • view

    146
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Aguilas sept 2015

  • revistaaguilas.com

  • revistaaguilas.com

    Muy seguido escucho a personas que di-cen que lo mejor de sus vidas est en el pasado y que muy probablemente el propsito de Dios ya se haya cumplido, bsicamente creen que estn viviendo horas extras.

    La respuesta es simple: El slo hecho de que sigas vivo significa que no has cumplido el propsito que Dios te dio en esta Tierra, tienes un compro-miso por cumplir y aunque enfrentes situaciones difciles, recuerda que nin-gn arma forjada contra ti prosperar mientras Dios te quiera aqu. Tu compromiso con Dios no acabar hasta que l mismo lo decida.

    Pero el diablo sabe que Dios tiene planes para ti. Esa es la razn por la que se empea tanto para sacarte del medio. l no quiere que vivas lo sufi-cientemente como para que cumplas el compromiso que Dios tiene para ti.

    El Diablo sabe, o supone que Dios tiene grandes planes para ti y envia-r problemas, tribulaciones y situa-ciones dolorosas para desanimarte o destruirte.

    Por eso es importante que mires hacia adelante, poco a poco, todos los das se acerca la fecha que Dios ha marcado en tu calendario con tu nombre y algo muy bueno te espera, en tu familia, en tu negocio, en tus finanzas, en tu mi-nisterio.

    Dios te ha llamado con un propsito eterno. Donde te encuentras ahora no es a donde vas.

    l todava te tiene asignada una tarea para que concluyas. No ha terminado tu cami-no, preprate, cosas grandes pueden venir hacia t.

    Direccin

    Pastores Guillermo y

    Dinora Jimnez

    Managers

    Pastores Luis

    y Erika Snchez

    Relaciones Pblicas

    Maybelline Navarro

    Publicidad

    Sharon De Len

    Media

    Erick De Len

    David Ocampo

    Editor

    Armando Nevrez

    EDITORIAL

    REVISTA GUILASSe publica a iniciativa

    del Ministerio de Empresarios de guilas Centro

    Familiar Cristiano con sede en la ciudad de Las Vegas, Nevada.

    Todos los derechos reservados, prohbida su reproduccin total o parcial sin la autorizacin de

    la revista

    ACERCA DE NOSOTROS

    DOMICILIO

    REVISTA GUILASTiene su domicilio en:

    5355 Madre Mesa, Las Vegas, NV 89108 Tel: (702) 871-1900

    Sitio web:revistaaguilas.com

    DIRECTORIO

    DISCLAIMER

    Pgina 2 Septiembre del 2015

    El propsito que Dios ha asignado para tu vida

  • revistaaguilas.com Pgina 3Septiembre del 2015INTERS

    Pastor Guillermo Jimnez

    Nadie vivir sin serofendido y herido.

    Todos nos enfrentaremos un da con la decisin de per-donar o no la ofensa sufri-da. Esta decisin marcar el resto de nuestras vidas de manera profunda.

    Santiago 3:2 Porque todos ofen-demos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, ste es

    varn perfecto, capaz tambin de refrenar todo el cuerpo. RV60

    Veamos algunas verdades sobre la falta del perdn.

    1. Cmo comienza la fal-ta de perdn?Todo comienza con una ofensa. La ofensa es la car-nada que el enemigo usa para desarrollar un proce-so que puede llegar hasta la muerte fsica o muerte de importantes relaciones como lo es un matrimonio. Ofensa Resentimiento Falta de perdn... Raz de amargura odio... Muerte espiritual... Muerte fsica.

    2. Es imposible que no vengan las ofensas!Ay del mundo por los tro-piezos! (Las ofensas) por-que es necesario que vengan tropiezos, pero !!ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! Mat. 18:7 RV60

    3. Todos hemos sido ofen-didos y todos hemos ofen-dido.

    Santiago 3:2 Porque todos ofen-demos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, ste es

    varn perfecto, capaz tambin de refrenar todo el cuerpo. RV60

    Ejemplos de por qu nos ofendemos: Alguien nos discrimin.Algo se hizo o se dijo en contra de nosotros.Alguien no nos trat como creamos que merecamos tratados.Alguna predicacin que nos ofendi y lo tomamos per-sonal.Una promesa que se nos hizo y no se cumpli.Algo que se nos fue quitado o robado. Alguien que perdimos en un divorcio o en la muerte de un ser amado. Alguien nos abus verbal, fsica, emocional o sexual-mente.Alguien nos hizo un fraude financiero. Permanecer ofendido es caer en la trampa as como un ratoncito no resiste la tentacin de comer el queso y es atrapado perdiendo su

    vida. Si usted tiene algn rea donde se ofende fcilmen-te, Siempre habr personas en su camino para ponerle trampas. Curiosamente no importa que se mude, siempre en-contrar otra persona como la que le ofendi anterior-mente. Aunque se mude de comunidad, trabajo, iglesia, escuela o ciudad.

    4. Las ofensas siempre van a venir a nuestra vida.La nica forma para no ser heridos es irnos al cielo con el Seor.Luc. 171-4 17 Luego dijo Jess a sus discpulos: Los tropiezos

    son inevitables, pero ay de aquel que los ocasiona! NVI

    5. Las ofensas son necesa-rias para el crecimiento y madurez de nuestro carc-ter. Mat. 18:7 !!Ay del mundo por los

    tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero !!ay

    de aquel hombre por quien viene el tropiezo! RV60

    Los Judas son necesarios. Los Sanbalats y Tobas son necesarios. Goliat fue ne-cesario para un rey David. Los hermanos de Jos fue-ron necesarios para que este llegara al palacio. Dios no enva los Judas, sino el diablo, pero Dios los usa para que crezcamos es-piritualmente.

    Todos necesitamos judas que nos ayuden a crecer

    aunque eso nos cause dolor y quebranto.Cules son las seales de

    falta de perdn?1. Pensamientos de ven-ganza en su mente. Habla juicio y enojo en sus pensa-mientos y en sus palabras. A veces le vienen imgenes mentales como vengarse de otra persona. O deseos que le pase algo malo.Heb. 10:30 ma es la venganza, yo dar el pago, dice el seor. Y otra vez: el seor juzgar su

    pueblo.2. Alegra en su corazn si algo malo le sucede a la per-sona que le ofendi.3. Siente dolor en el cora-zn. Cuando se recuerda la persona que le hizo mal y le causa sufrimiento.4. Le cuenta a todo el mun-do lo que le hicieron. Y, en toda conversacin habla del problema.5. Cuando tiene sntomas fisiolgicos. Por ejemplo, cuando se menciona el nombre de la persona le dan malestares estomacales, de respiracin, se dilatan las pupilas, se le secan los la-bios, dolores de cabeza.

    Qu debemos hacer cuando somos ofendidos?

    Efes. 4:26-27 26 Si se enojan, no pequen. No dejen que el sol se ponga estando an enojados, 27 ni den cabida al diablo. NVI Entre ms tiempo guarde la ofensa en el corazn, ms difcil ser perdonar porque ir aumentando en intensi-dad.

    Como ser libre de la falta de perdn

  • revistaaguilas.com

    INTERSSeptiembre del 2015Pgina 4

    Pastora Dinora Jimnez

    Las mujeres Cristianas en-frentan una serie de para-digmas o muros que parecen infranqueables, es impor-tante que los reconozcas y los tires para que te dejen avanzar en tu vida y con fe-licidad

    Paradigma Uno: Mi espo-so nunca va cambiar

    Lo primero que hay que sa-ber, es que todos necesita-mos cambiar. Seguramente tu esposo tiene actitudes incorrectas y fuera del or-den de Dios, pero si de ver-dad deseas que tu esposo cambie, debes empezar por cambiar t. As es, la pri-mera que debe corregir cosas eres t, esposa. Cada vez que te sientas de-cepcionada de tu esposo por algo, debes ir en oracin y preguntarle al Seor: Pa-dre, qu necesitas que yo

    te entregue?, Qu debo cambiar yo primero?. El hecho de pensar que es mi cnyuge el que necesita un cambio, es una actitud com-pletamente egocentrista y orgullosa. El intentar cambiar a tu es-poso solo traer frustracin a los dos.

    Paradigma Dos: Mi espo-so nunca va a ser el varn

    de Dios que necesito

    Si quieres ver a tu esposo convertido en un verdade-ro varn de Dios, debers empezar por pasar tiempo tu misma con Dios; y esto no lo conseguirs yendo a la iglesia de vez en cuando, orando espordicamente en el auto, escuchando alaban-zas mientras friegas los tras-tes, orando por los alimen-tos, u orando con tus hijos.

    La forma realmente efec-tiva en la que conseguirs tener una relacin estrecha con Cristo es pasando tiem-po con l, de rodillas, en tu cuarto, en la maana a puer-ta cerrada y sin testigos. Es solamente bajo estas carac-tersticas como se consigue mover el corazn de Dios.

    Tu relacin con Cristo debe ser la prioridad n-mero uno en tu vida.

    Si no pasas tiempo con Dios en oracin y leyendo su pa-labra, no puedes exigirle a tu esposo sea un hombre

    que busque la direccin del Seor en su vida.

    Paradigma Tres: Mi es-poso nunca ser capaz de satisfacer mis necesidades

    Ni tiene porqu hacerlo, pues para tu sorpresa, tu es-poso no es el responsable de tu felicidad, es Cristo el nico que es capaz de ha-cerlo.

    Por naturaleza, las mujeres tenemos una enorme necesi-dad de amar y de ser ama-das, y somos blanco fcil de Satans para caer en depre-sin, soledad y desespera-cin. As somos y hemos de aceptarnos; de tal suerte que en la medida en la que com-prendamos nuestra naturale-za tan necesitada de afecto seremos capaces de curar esta enfermedad.

    T, mujer, debes modificar tu enfoque en cuanto a tus necesidades afectivas. Dice la Biblia que el Espritu Santo es nuestro consolador, nunca dice que es nuestro esposo quien es el respon-sable de sanar nuestras heri-das, consolar nuestro dolor, ni de sacarnos del pozo de desesperacin.

    sta, es una realidad difcil de aceptar, pues toda la vida hemos credo que nuestro esposo nos va a hacer muy felices.

    Paradigma Cuatro: Hu-

    biera sido ms feliz si me hubiera casado con otra

    persona o si estuviera sola

    Esto es totalmente falso, porque tu infelicidad la lle-vas por dentro. Ahora que hemos visto que tu esposo no es el responsable de que t seas feliz, es necesario analizar cules fueron tus motivos para casarte, por qu eres infeliz y llevar esa ansiedad a los pies de Cris-to. Tal vez tu infancia fue muy difcil y solitaria, o tal