A CUATRO PATAS

Click here to load reader

  • date post

    11-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    235
  • download

    4

Embed Size (px)

description

NUMERO 2. TAUROMAQUIA: TRADICCIÓN O TORTURA

Transcript of A CUATRO PATAS

  • Reglas de convivencia Prevenir el robo de perros Abandono y maltrato

    N 2 2010

    A FONDOTauromaquia: tradiccin o tortura

    A CUATRO PATAS Revista oficial de la Asociacin Eco Animal

  • La Asociacin Eco Animal, es una asociacin sin nimo de lucro, creada para propugnar el respeto y la defensa de los animales. Actuamos princi-

    palmente en la comunidad de Cantabria, pero colaboramos con otras asociaciones afines nacionales e internacionales.

    Trabajamos para concienciar a la poblacin en la necesidad de reconocer derechos a los ani-males, con el convencimiento

    de que solo una sociedad capaz de respetar a los animales es digna de llamarse civilizada.

    Somos independientes de cualquier ideario poltico o

    religioso, y no propugnamos principios veganos ni de

    ningn tipo, salvo los encami-nados a la proteccin de los

    animales recogidos en nuestros estatutos.

    Inscrita en el Registro de Aso-

    ciaciones de Cantabria con el

    nmero 4630.

    CIF: G39716279

    B El Pozo 10-C

    39478

    Cantabria

    Direccin: Gema G.Ganza

    Colaboradores:

    Angeles Gutierrez

    Jos Luis L.

    Maria Gutierrez

    Jess Polanco

    EDITORIAL

    Cada vez ms personas reconocen que el dolor y la muerte de un animal por puro espectcu-lo no ha de darse bajo ningn pretexto. Cada vez ms ciudades y pueblos de Espaa adop-tan iniciativas animalistas a favor del bienestar animal al de-

    clarar sus municipios como ciudades no taurinas: Es un paso

    alternativo encaminado hacia la prohibicin total de la tauro-

    maquia. Las instituciones y la regulacin pblica han de optar

    por los valores de vida animal y por una ciudadana responsa-

    ble, solidaria e innovadora en sus costumbres. La gestin pbli-

    ca local ha de dar respuestas ejemplares de proteccin animal y

    dejar atrs la tauromaquia como un hecho histrico de valor et-

    nogrfico pero moralmente inaceptable en nuestras sociedades.

    SUMARIO 6.- VETERINARIA: PULGAS Y GARRAPATAS 10.- ETOLOGA: AGRESIVIDAD TERRITORIAL

    20.- A FONDO: TAUROMAQUIA, TRADICCIN O TORTURA

    42.- EN LIBERTAD: LOBO IBRICO

    TAMBIEN: NOTICIAS CURIOSIDADES

  • El microchip es el DNI de tu perro, es obligatorio y su seguro de vida,

    ya que casi es la nica manera de recuperarlo en caso de prdida.

    Se trata de un sencillo dispositivo que se implanta bajo la piel, en la zona del cuello o de la cruz, y que

    est asociado a un cdigo numrico en el que constan todos los datos de tu perro y los tuyos como propieta-

    rio.

    Muy importante! Actualiza siempre los datos. Los datos asociados al microchip estn depositados en la

    base de datos del Archivo de Identificacin de Animales de Compaa de tu Comunidad Autnoma.

    En el caso de la adopcin, en el momento de la misma se te hizo entrega del documento de alta, en el

    citado Archivo, con la actualizacin de los datos. Comunica al Archivo de Identificacin de Animales de

    Compaa y al centro de acogida donde adoptaste a tu mascota el cambio de tus datos personales.

    Qu es la tarjeta identificativa?

    Es la tarjeta expedida por el Archivo, donde constan tus datos y los de tu perro. Si en un plazo prudencial

    no has recibido la tarjeta ent u domicilio, contacta con el Archivo, en el nmero de telfono que figura en el

    documento de alta y asegrate de que tengan registrados tus datos. En caso contrario, tendrs que realizar

    de nuevo el trmite.

    Qu hay que hacer en caso de prdida del animal?

    Notificar la prdida

    * Al Archivo de Identificacin de Animales de Compaa

    * Al Ayuntamiento

    * Al centro donde adoptaste el animal (en caso de adopcin)

    * A la Polica Local (mediante denuncia escrita)

    Indicando:

    * El nmero de microchip y el nombre del animal

    * Tus datos personales (recuerda validar los telfonos)

    * La fecha y el lugar donde perdiste al perro

  • Cmo y cundo dar de baja el microchip?

    En caso de defuncin, notifcalo al Archivo de Identificacin mediante un documento de baja que cumpli-

    mentar y firmar tu veterinario

    Es necesario que lleve placa?

    Aconsejamos tambin que pongas una placa metlica en el collar, con su nombre y su telfono . Es una

    manera rpida y fcil de localizarte en caso de prdida (en algunas comunidades es obligatorio)

    El censo Es obligatorio?

    S, la Ley establece la obligatoriedad de registrar en el censo a los animales de compaa

    Para censar a tu perro tienes que presentar:

    * Copia de la cartilla veterinaria

    * Copia de tu DNI

    * Copia del documento de alta en el Archivo de Identificacin de Animales de Compaa

    * Cumplimentar el impreso del censo y pagar la tasa establecida

    Recuerda que tambin tendrs que notificar:

    * Cualquier modificacin en tus datos personales

    * La baja por cambio de municipio o defuncin del animal

  • VETERINARIA

    Pulgas y

    garrapatas:

    La Amenaza silenciosa

    Como si de una pelcula de cien-

    cia-ficcin se tratara, inclusive

    con efectos especiales; animales

    que realizan saltos prodigiosos

    para encaramarse en lo alto de

    sus victimas, con espectacula-

    res sistemas bucales de succin

    con los que son capaces de es-

    tar incluso un mes chupando

    interrumpidamente sangre de

    nuestros animales.

    Pues bien as son las PULGAS Y

    GARRAPATAS. Estamos cansa-

    dos de oir hablar de su existen-

    cia, pero sinceramente, Cunta

    gente ha visto cotidianamente o

    incluso alguna vez , una pulga o

    una garrapata? Yo os dir la

    repuesta ,ES PURAMENTE

    OCASIONAL. Y es ah donde

    reside el xito de estos parsi-

    tos, en no ser vistos, ni siquiera

    percibidos por el hospedador

    (nuestro perro

    o gato) y lo ms

    grave, tampoco

    por su dueo.

    Hablamos de dos

    parsitos externos

    que se alimentan

    de sangre por

    picadura de nuestro perro y ga-

    tos. Llevan miles de aos sobre

    la tierra y su gran xito evolu-

    tivo reside en no ser percibido;

    realmente no se llega a notar su

    picadura, antes de introducir

    su boca que es como un estilete

    depositan una pequea cantidad

    de saliva que tiene propiedades

    anticoagulantes y anestsicas lo-

    cales que insensibilizan el punto

    de inoculacin por el que intro-

    ducen su aparato chupador, de

    esta manera no realizan ningn

    dao.Pero con buen juicio me

    diris: ya, pero los perros con

    pulgas se rascan y as nos da-

    mos cuenta, con lo cual eso de

    que pasan desapercibidos...

    S, es cierto pero esto ocurre

    en algunos perros, slo en los

    que tienen alergia a la saliva

    anticoagulante de estos parsi-

    tos, mientras que en lo que no

    la tienen es difcil percibirlo.

    Sin embargo, el gato rara vez

    tiene alergia a la picadura de la

  • pulga, en origen, es un parsito

    del gato, no del perro, lleva

    miles de aos sobre el gato (evi-

    dentemente no sobre el mismo),

    y sobre el perro apenas 100.000

    aos.

    El fenmeno de intercambio

    apareci a raz del proceso de

    domesticacin que provoco la

    convivencia entre perros y ga-

    tos.

    Como conclusin, la pulga no

    ha tenido tiempo de adaptarse

    a vivir sobre el perro, ya que

    el objetivo de todo parsito es

    poder vivir de su husped el

    mayor tiempo posible sin ser

    percibido, y adems sin causarle

    un dao extremo que llegue a

    causarle la muerte.

    Al margen de estas ideas ter-

    ribles, debe reinar la calma, y

    no debemos comenzar todos a

    rascarnos como si siete familias

    de pulgas estuvieran sobre

    nuestra espalda, ellas nunca nos

    elegiran a nosotros, los huma-

    nos no somos agradables, quizs

    el perfume, los baos diarios,

    el desodorante o la ausencia de

    pelo en el cuerpo. La realidad es

    que pudiendo elegir es mucho

    ms confortable nuestro peludo

    amigo.

    Las pulgas y garrapatas no

    slo son molestas o incomodas,

    sino que son peligrosas, pueden

    transmitir enfermedades como

    la ERLICHIOSOS o ENFER-

    MEDAD DE LIME, pudiendo

    poner en peligro la vida de

    nuestros pequeos amigos y en

    algunos casos extremos si nos

    pican a nosotros, llegar a pro-

    ducirnos graves problemas de

    salud. Es importante resaltar

    que la transmisin ZOONOSI-

    CA en estos dos casos concretos

    ( esta palabra tremenda signifi-

    ca: enfermedad que puede ser

    padecida por los hombres y por

    los animales), siempre es por la

    picadura de la garrapata, nunca

    se transmite directamente entre

    los animales y el hombre.

    LAS PULGAS

    El perro puede ser infectado

    por varias especies de pulga,

    pero en el 90 por 100 de los ca-

    sos lo ser por la Ctenocephali-

    des felis felis. Esta pulga es de

    origen africano, y habra sido

    importada a Europa a travs de

    las Cruzadas. La otra pulga que

    habita nuestro continente es la

    Ctenocephalides canis, que es de

    origen palertico, infestante de

    cnidos salvajes y que se adapt

    a las zonas ms fras de Europa

    del norte y Europa central.

    La C.felis es una pulga de color

    marrn anaranjado y puede

    saltar una distancia media de

    20 centmetros cada vez. La

    C. canis es un poco ms atl-

    tica, pudiendo hacer saltos de

    30 centmetros de media. Las

    investigaciones ms modernas

    sobre estos bichos han echado

    abajo algunos tpicos, como el

    de que slo se suben al perro

    para alimentarse. Hoy se sabe

    que la C.felis es un parsito

    permanente que, si la dejan, se

    pasa el da encima de nuestro

    compaero. Una vez que ha ca-

    do al suelo, no resiste ms de en-

    tre tres y cinco das en el medio

    exterior. Slo una muy pequea

    poblacin de pulgas cambia de

    hospedador e infesta a otros

    animales. Asi, el riesgo de con-

    taminacin por contacto directo

    entre carnvoros en una sala de

    espera o en una exposicin es

  • bajo (del orden del 8 por 100).

    Las pulgas adultas se reprodu-

    cen aproximadamente 48 horas

    despus de su primer atracn

    de sangre. Cada hembra es ca-

    paz de poner 50 huevos por da

    durante 50-100 das

    lAS GARRAPATAS

    Otro parsito que har su

    aparicin en las pocas men-

    cionadas anteriormente son las

    garrapatas. Estos ectoparsitos

    Se alimentan de la sangre de

    sus hospedadores y pasan por

    cuatro etapas en su desarrollo:

    huevo, larva, ninfa y adulto. A

    base de ingerir sangre, pueden

    aumentar su peso hasta ms de

    cien veces, y despus de des-

    prenderse pueden depositar mil-

    lares de huevos. Una infestacin

    masiva puede provocar anemia

    hemorrgica.

    Las piezas bucales de la garra-

    pata cortan la piel del husped

    y pueden provocar irritacin e

    infecciones locales en los lugares

    en los que asientan. De la irrit-

    acin causada por ellas y el au-

    totrauma resultante se pueden

    derivar dermatitis piotraumti-

    ca (focos calientes) en los

    perros. Adems, pueden pro-

    vocar por inoculacin de neu-

    rotoxinas, a travs de su saliva,

    lo que se conoce con el nombre

    de parlisis por garrapata.

    Son transmisoras de graves en-

    fermedades, infecciones como

    la enfermedad de Lyme, la

    ehrlichiosis, borreliosis, fiebre

    maculosa de las Montoas Ro-

    cosas y la babesiosis. El reciente

    descubrimiento de leishmanias

    en garrapatas de perros positi-

    vos a dicha enfermedad abre la

    puerta a la posibilidad de que

    puedan contagiar tambin dicha

    enfermedad.

    CMO ACTUAR?

    En caso de localizar una gar-

    rapata en un perro, se debe

    proceder a su remocin tan

    pronto como sea posible para

    limitar el tiempo disponible

    para la posible inoculacin de

    la neurotoxina o la transmisin

    de las enfermedades anterior-

    mente mencionadas. Si tenemos

    que quitar alguna garrapata

    que se ha enganchado a la piel

    de nuestro perro, lo recomend-

    able es matarla previamente y

    retirarla con unas pinzas trac-

    cionando de ella haca adelante.

    Es muy importante que las

    pinzas enganchen a la garrapata

    desde su parte ms anterior. No

    es recomendable echar vaselina,

    aceite o gasolina sobre ellas, y

    mucho menos quemarlas con un

    fsforo o un cigarrillo. La mejor

    manera de matar a una garra-

    pata es pulverizar sobre ella un

    insecticida de los muchos que

    hay para uso veterinario. Una

    vez extrada, se debe lavar la

    zona con agua y jabn.

    Como es evidente, siempre es

    mejor prevenir que curar, as

    que lo que debemos hacer a par-

    tir del mes de marzo es proteger

    a nuestro perro contra estas

    infestaciones. Son muchos los

    productos que podemos usar

    para tal fin, y deber ser nuestro

    veterinario el que nos explique

    cmo y con qu frecuencia debe-

    mos aplicarlos en funcin del

    lugar en el que viva el perro, as

    como las costumbres que tenga.

    La mayora de las molculas

    que se comercializan en la actu-

    alidad son sumamente efectivas,

    pero no podemos olvidar que

    tambin las hay que no sirven

    absolutamente para nada.

  • ETOLOGA AGRESIVIDAD TERRITORIAL HACIA LAS PERSONAS

    La agresividad territorial hacia las

    personas es un tipo de agresividad

    sin causa orgnica que se suele

    ver mayormente en machos du-

    rante el desarrollo hormonal o que

    ya han madurado sexualmente.

    Segn Beaver

    (1.999), la agresividad territorial

    afecta sobre todo a machos adul-

    tos. Los perros que llevan una

    dieta alta en protenas tienen ms

    predisposicin tal y como lo dem-

    uestran las estadsticas,

    1) Territorio.

    El territorio segn Pozuelos

    (2.000) es una extensin de ter-

    reno, ms o menos grande, donde

    nuestros perros desarrollan prc-

    ticamente todas las funciones de

    supervivencia y/o reproduccin.

    Hay que tener presente que el

    territorio es muy valioso para el

    animal ya que en el mismo se

    lleva a cabo el acceso a fuentes de

    recurso-comida, agua-, se evita la

    depredacin- enfermedades y el

    ataque de otros animales y se ex-

    tienden sus genes.

    La defensa del territorio es una

    conducta adaptada por lo que el

    Canis familiaris la lleva en los

    genes-solo lo que est en los

    genes produce adaptacin-

    2) Marcaje.

    Segn Prez (2.009), tanto

    loscnidos salvajes como el perro

    domstico marca su territorio

    adems de por la orina con sus

    heces que suele depositar en

    los lugares que puedan ser ms

    visibles para los dems, pero es

    aqu donde debemos hacer un

    parntesis para hablar del terri-

    torio dependiendo de donde viva

    el perro. Hay perros que viven en

    el jardn de una casa, o en un piso,

    etc. y como sabemos dentro de las

    viviendas no suelen ni orinar ni

    defecar cuando llegan a una edad

    determinada, por lo que tendre-

    mos que hablar en todo caso de

    un espacio por el que el perro

    se desenvuelve normalmente en

    sus salidas al exterior, ya sea

    cuando est paseando con su

    propietario o cuando va al parque

    a jugar o a relacionarse con otros

    de su especie.

    Marcaje con heces.Tambin hay

  • que tener presente que los perros

    llevan consigo su territorio y este

    puede ser perfectamente el domi-

    cilio donde viven, el coche en el

    que estn esperando a su propi-

    etario, el banco del parque donde

    estamos sentados, el jardn de la

    casa o fuera de un bar en el que

    estn a la espera de que salga su

    dueo. En resumen, en una zona

    especfica vigilada por el animal.

    3) Agresividad y su aprendizaje.

    La agresividad es una respuesta

    que cualquier ser vivo ofrece

    en situaciones que suponen una

    amenaza-o que son percibidas

    como tal- o ataque como con-

    secuencia de un estmulo que lo

    desencadena-en el caso que nos

    ocupa sera la invasin del ter-

    ritorio-. La conducta agresiva es

    una conducta de adaptacin que,

    directa o indirectamente, beneficia

    al individuo. El acto agresivo en

    el perro domstico es un compor-

    tamiento que la seleccin natural

    ha premiado y por lo tanto que

    ha evolucionando en pro de su

    supervivencia y reproduccin. Es

    muy importante tener presente

    que los perros siempre estn apre-

    ndiendo.Si el perro reacciona con

    agresividad ante una persona que

    invade el territorio y tiene xito,

    es decir, consigue que esta se

    vaya o huya hacindolo la persona

    voluntaria o involuntariamente-,

    ese comportamiento se repetir ya

    que es muy autoreforzante para el

    animal. Si es reforzado en muchas

    ocasiones-por condicionamiento

    instrumental u operante- ser muy

    difcil de modificar ese comporta-

    miento.El perro est aprendiendo

    en esas ocasiones mediante el

    condicionamiento de evitacin y

    escape. El condicionamiento de

    escape se da cuando el intruso

    invade el territorio. Al invadirlo

    el mismo le est aplicando al

    perro un refuerzo negativo, que es

    aversivo y har que la respuesta

    agresiva que elija el perro se re-

    pita, una vez cese la aplicacin de

    dicho refuerzo-cuando el intruso

    abandone el territorio-.

    En la evitacin, el animal aprende

    que puede interrumpir el estmulo

    aversivo mediante el escape y co-

    mienza a responder antes de que

    se presente el mismo-la llegada

    del intruso-, con lo cual el perro

    no sufre su presencia-la invasin

    del territorio-. Por desgracia, el

    perro aprende que las conductas

    agresivas son conductas de evit-

    acin muy apropiadas. Esto se pu-

    ede ensear de forma inadvertida

    y suele suceder cuando el intruso

    responde ante el ataque del animal

    vacilando-por ejemplo: me quedo,

    me voy, no me muevo, bueno

    me voy-. En este caso, aparte de

    establecerse rpidamente el condi-

    cionamiento de evitacin tambin

    el mismo se hace muy resistente a

    la extincin. Por todo lo anterior,

    no es de extraar, que de ah apa-

    rezca la posterior apariencia de la

    llamada agresin impredecible

    y

    no provocada. Es ms, tambin

    es muy probable que la intensidad

  • de la conducta agresiva aumente

    con la experiencia del animal.

    Esta agresividad es ms intensa en

    el ncleo del territorio que en las

    zonas perifricas del mismo, ya

    que la agresin se va reduciendo

    segn se va aumentando la dis-

    tancia del ncleo de la zona. Un

    ejemplo de lo anterior lo vemos

    en perros que estn en una ter-

    raza de un bar con sus dueos y a

    unos 5 metros si se acerca alguna

    persona ya empiezan a ladrar y

    si pasan por su lado les gruen,

    ensean los dientes, intentan

    morderles o incluso les muerden.

    De todas maneras hay que tener

    presente que un perro puede ata-

    car perfectamente a una persona

    aunque sta se encuentre tanto en

    el ncleo como en las periferias

    del territorio del animal.

    Diagnstico Diferencial.

    Este tipo de agresividad se puede

    confundir con la agresividad con

    miedo y se diferencia de la misma

    En estas grficas vemos que la intensidad de la expresin facial aumenta de arriba para bajo, al igual que de izquierda hacia derecha; vemos de igual forma como en el lado izquierdo indicado por las flechas azules aparecen aspectos de tipo ofensivo -dominante y en la derecha aspectos ms

    defensivo-subordinado. (grficas de Overall, K y Coren, S; adaptadas por Caldern, N)

  • por la postura del animal, que es

    ofensiva. Pero si estamos ante un

    perro estresado, miedoso, inse-

    guro y que no est equilibrado, lo

    anterior no se cumplir ya que

    defendiendo el territorio el perro

    mostrar un lenguaje corporal

    defensivo. Para poder llegar a un

    buen diagnstico hay que ver los

    contextos en los que aparece, las

    personas a las que va dirigida y la

    postura del animal.

    5) Diagnstico.

    La reaccin agresiva puede apa-

    recer cuando intentamos acercar-

    nos o entramos en el territorio

    del animal, se da hacia personas

    desconocidas y la postura del ani-

    mal es ofensiva. Un agravante de

    esta agresividad se puede compro-

    bar en perros que viven perman-

    entemente confinados en un lugar

    o si los mismos estn siempre

    atados.

    Nunca se podr diagnosticar como

    una agresividad territorial si el

    perro se encuentra en un entorno

    nuevo a no ser que responda

    con agresividad poco despus

    de afirmar esa zona nueva. Una

    de las formas en que puede

    afirmar la nueva zona sera

    mediante el marcaje con orina o

    heces,pudiendo ir acompaada

    o no de la conducta de escarbar

    con las cuatro patas en tierra lo

    cual permite depositar el olor que

    despiden las glndulas situadas en

    las almohadillas plantares. Quiero

    recordar que la conducta agresiva

    no solo se basa en morder, basta

    con gruir o ensear los dientes.

    Tratamiento.

    El control muchas veces es difcil,

    la castracin no soluciona del

    todo el problema y a veces tam-

    poco el tratamiento farmacolgico.

    En cuanto al tema de la castracin

    segn Beaver (1.999), los machos

    sin castrar puede que acten de

    una manera un poco ms intensa

    una vez que se desata el compor-

    tamiento pero la castracin no

    afecta por lo general a esta for-

    made agresividad de una manera

    significativa (O`Heare, 2.007).

    El tratamiento se basa en reducir

    el estmulo que induce las con-

    ductas agresivas hasta tal punto

    que el animal no reaccione. Esto

    se consigue con el contracondicio-

    namiento y buscamos que el perro

    efecte una conducta durante

    el acercamiento de las personas

    que invaden el territorio que sea

    incompatible con una respuesta

    de agresividad, disminuyendo

    por tanto esta. Esto se consigue

    mediante un programa de adies-

    tramiento consistente en la desen-

    sibilizacin sistemtica. La misma

    consiste en exponer al perro a

    estmulos a un nivel muy bajo de

  • exposicin, controlando la distan-

    cia, duracin y distraccin para

    que el animal no experimente

    una respuesta sensibilizada, y de

    este modo se le permite al mismo

    habituarse a la intensidad de la

    exposicin.

    En el tratamiento es imprescind-

    ible el adiestramiento del perro

    a Obediencia Bsica para poder

    tener un control absoluto del

    animal, de lo contrario fracasare-

    mos. Aconsejo que se le realice

    las siguientes rdenes: sentado,

    echado, junto, llamada, quieto

    y NO-que utilizaremos como

    orden de bloqueo-. Tambin se le

    ensear la orden de suelta-por

    si llegara a morder a alguien-,

    aunque al perro no se le puede

    dar ninguna oportunidad de que

    intente atacar o morder a ninguna

    persona. Para ello el perro deber

    ir atado y llevar un bozal durante

    los ejercicios de modificacin de

    conducta.

    Una vez tengamos al perro adies-

    trado en Obediencia, debe expon-

    erse al animal a las situaciones

    que desencadenan la agresividad,

    empezando desde las zonas peri-

    fricas-la agresividad en el perro

    es menos intensa hasta llegar al

    ncleo del territorio-la agresivi-

    dad en el perro es ms intensa-. El

    propietario debe interrumpir los

    primeros sntomas de agresividad

    mediante una orden de bloqueo-

    comando NO- o respuesta incom-

    patible -por ejemplo, la orden de

    echado- y una vez se haya inter-

    rumpido el comportamiento, in-

    mediatamente hay que recompen-

    sar con comida, caricias o juego

    las respuestas no agresivas.

    Adiestramiento en Obediencia.

    Echado y Quieto.

    Es muy importante que se pro-

    voque al animal para poder

    conseguir con ms facilidad in-

    terrumpir el comportamiento a

    nuestra orden. Tambin es muy

    importante, que no se recom-

    pense jams al animal intentando

    tranquilizarlo-ni verbalmente, ni

    con caricias, ni miradas cuando

    se muestra agresivo ya que esto

    reforzara la conducta, con lo que

    la misma tender a repetirse.

  • El castigo est contraindicado en el tratamiento de este problema, ya que por muy aversivo que fuese el mis-

    mo, siempre lo ser ms el estmulo que desencadena la conducta agresiva en el animal. Quiero recordar que

    la intrusin en el territorio del animal es para el mismo una situacin aversiva ya de por s, ya que este tipo

    de agresividad es normalmente protectora, siendo esta la causa de que puede ser percibida en parte al miedo

    que provocara la amenaza existente hacia un recurso tan valioso como es el territorio.

    En los ejercicios de modificacin de la conducta el perro tiene que estar en privacidad del reforzador (comi-

    da, caricias o juego) ya que si hay una saciedad este no har las veces como tal. Por ejemplo, si el perro aca-

    ba de comer y esta saciado, la comida no le servir como refuerzo; sin embargo si esta se utiliza y el perro

    est unas 4 5 horas sin comer, la comida s que tendr un efecto muy potente como reforzador.

    El pronstico es reservado y depende de varios factores:

    - la duracin del problema. Cuanto ms tiempo, peor pronstico.

    - el aprendizaje y la experiencia que tenga el animal. Cuanto ms aprendizaje y experiencia, peor pronstico.

    - la actitud del propietario en lo referente a la habilidad y la predisposicin para trabajar con el perro.

    Miguel ngel Signes Llopis. Experto en problemas de comportamiento, modificacin de conducta, Asesor

    y Terapeuta canino

  • La Oveja DollyLa oveja Dolly (5 de julio de 1996 - 14 de febrero de 2003) fue el primer mamfero clonado a partir de

    una clula adulta. Sus creadores fueron los cientficos del Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia), Ian

    Wilmut y Keith Campbell. Su nacimiento no fue anunciado hasta siete meses despus, el 23 de febrero

    de 1997 .

    Dolly fue en realidad una oveja resultado de una transferencia nuclear desde una clula donante dife-

    renciada a un vulo no fecundado y enucleado (sin ncleo), implantado despus en una hembra porta-

    dora. La clula de la que vena Dolly era una clula ya diferenciada o especializada, procedente de un

    tejido concreto la glndula mamaria de un animal adulto (una oveja Fin Dorset de seis aos), lo

    cual supona una novedad, hasta ese momento se crea que slo se podan obtener clones de una clu-

    la embrionaria, es decir no especializada. Cinco meses despus naca Dolly, que fue el nico cordero

    resultante de 277 fusiones de vulos enucleados con ncleos de clulas mamarias.

    HACIENDO HISTORIA

    Dolly vivi siempre en el Roslin Institute. All fue cruzada con un macho Welsh Mountain para produ-

    cir seis crias en total. De su primera paricin nace "Bonnie", en abril de 1998. Al ao siguiente, Dolly

    produce mellizos: "Sally" & "Rosie", y en el siguiente parto trillizos: "Lucy", "Darcy" & "Cotton"

    En el otoo de 2001, a los cinco aos, Dolly desarrolla artritis comenzando a caminar dolorosamente,

    siendo tratada exitosamente con drogas antinflamatorias.

    Su apariencia exterior era absolutamente normal, similar a cualquier oveja, aunque Dolly naci con anoma-

    las cromosmicas. En enero le diagnosticaron una artritis muy prematura para su edad. "Es poco comn,

    pero no imposible, que una oveja no clonada de cinco aos y medio de edad la edad de Dolly adquiera

    artritis. No hay forma de saber si esto se debe a la clonacin o si es una coincidencia. Nunca lo sabremos",

    dijo Wilmut.

  • Despus del caso de Dolly se conocieron ms experimentos con cabras, vacas, cerdos, ratones, gallinas y

    gatos clonados. "Los animales clonados servirn para fabricar medicamentos importantes para la salud.

    Adems, ayudarn a conocer mejor las enfermedades genticas para las cuales hoy en da todava no existe

    cura alguna"

    Dolly fu sacrificada en Febrero del 2003 porque padeca una enfermedad pulmonar incurable.

    El envejecimiento acelerado de Dolly haba sido anunciado por primera vez en mayo de 1999. Un estudio

    demostr que, en ese momento, la edad de sus cromosomas no era de tres sino de nueve aos. A su verda-

    dera edad haba que sumrsele la de la oveja de seis aos a la cual le fue extirpada la clula que permiti

    engendrar a Dolly.

    "Pareca que estaba bien hasta hace poco, cuando empez a sufrir problemas respiratorios", declar ayer el

    cientfico Harry Griffin del Instituto Roslin. "Ella sufra de una enfermedad incurable que es corriente en un

    animal de mucha edad agreg Griffin.

    Las ovejas pueden vivir entre once y doce aos, y las infecciones de pulmn son comunes entre las de mayor edad, especialmente las que viven en recintos cerrados.

    Las investigaciones de Ian Wilmut, creador de Dolly, demostraron que todos los animales clonados en el

    mundo sufren malformaciones genticas y fsicas, y frecuentemente envejecen precozmente. El Instituto

    Roslin haba alertado en diciembre pasado sobre los peligros de la clonacin de seres humanos, un da des-

    pus del anuncio del nacimiento de un beb por parte de la secta de raelianos en Estados Unidos.

  • Bicho se ha ido.Bicho se fu.

    Si la veis, decidle que la quiero.Si la veis, decidle que no la podr olvidar.

    Decidle que vuelva.Decidle que no me importa

    Que sea desobediente o traviesa o gruona, porque siempre me quiso ms de lo que yo llegar a querer nunca.

    Decidle que vuelva. Que todo lo que soy o lo que llegar a ser

    Lo cambiara por volver a ver sus ojos con amor.Decidle que vuelva.

    Que dara mi vida por volver a ver su trotar juguetn Y oir su alegre ladrido,

    por volver a sentir su cabeza en mi regazo, por besar su noble frente.

    Decidele que vuelva. Que ya he aprendido qu es el amor y cun caro se paga.

    Decidle que vuelva. Aunque sea en otros ojos, aunque sea en otro cuerpo,

    Aunque sea en otra vida.Y si no la veis, rezad conmigo

    Porque all donde est sea ms felz que en este estpido mundo

    que nunca lleg a entender del todo.Y no me consoleis.

    Porque mi dolor no tiene lmites.Duerme en paz, mi perra preciosa.

    J.L.

    In M

    emor

    iam

  • A FONDO

    TAUROMAQUIA:TRADICCIN O TORTURAEs preciso estar mentalmente enfermo o ser el lgico engendro deuna ignorancia tenebrosa para disfrutar con la prctica de lacrueldad, pero utilizar el instrumento de la retrica para que esaprctica perdure, convertida en un derecho humano, es el actodemoniaco por excelencia.

    Jorge Roos, La era de los jueces

  • LA FIESTA

    BRAVA

    De acuerdo al libro de Gil-

    prez, antes de entrar en

    la arena, el toro ha sido

    sometido en el toril una

    espantosa mazmorra a

    horribles malos tratos y ve-

    jaciones, como la de recor-

    tarle los cuernos, hacerle

    padecer el peso de enormes

    sacos de arena durante

    horas, y en ocasiones gol-

    pearlo en forma continua,

    etc. A veces se les admin-

    istran cantidades masivas

    de sulfatos (sales de epson)

    en el agua para inducir

    diarrea severa, dolores in-

    testinales y agotamiento

    en el ruedo. El veterinario

    en jefe de la plaza de Las

    Ventas en Madrid revel

    que los toros reciben hasta

    25 kg de sulfatos, cuando

    tan slo 4 o 5 kilogramos

    seran una dosis masiva

    brutal. Este veterinario

    tambin descubri que

    los toros son sedados en

    ocasiones, usando Combi-

    lin, un frmaco hipntico

    y tranquilizante; a esto

    hay que aadir los malos

    tratos que siguen, para

    entender por que el toro

    llega al ruedo en un estado

    de completo desorden. Sus

    cuernos son mutilados,

    con un doble fin: causarle

    dolor y disminuirlo, y

    tambin hacerlo perder la

    referencia de distancias y

    que sus cornadas sean poco

    certeras. Al final de esa

    tortura prolongada, sus

    pies son baados con thin-

    ner para que no pueda que-

    darse quieto; sus ojos re-

    cubiertos de vaselina para

    que disminuya su ya muy

    deficiente visin. Luego

    lo golpean con instrumen-

    tos punzantes e hirientes

    para obligarlo a entrar en

    el ruedo. El pobre animal,

    despavorido, trata de huir,

    sin saber que es una tram-

    pa para martirizarlo y, en-

    cima, burlarse de l.

    Empiezan las fae-

    nas.

    Para debilitarlo y desan-

    grarlo, amn de impedir

    que levante la cabeza, se

    lo somete a tres picas. A

    veces no basta. El toro Al-

    mendrito fue sometido a

    43 picas en 1876. Cuando

    excepcionalmente un toro

    no est medio muerto tras

    la segunda o tercera pica,

    se le infligen picas adicio-

    nales hasta que ha perdido

    casi toda su vitalidad y

    comienza a desfallecer. La

    pica es, por disposicin le-

    gal, de acero cortante y afi-

    lado, y est rematada por

    un arpn de 10 cm, seguido

  • por una cruceta o varias;

    la cruceta es un disco que

    casi siempre penetra pro-

    fundamente en el cuerpo

    del animal;el picador, con

    pericia, abre en el toro

    un boquete enorme, que

    en promedio alcanza 40

    centmetros de profundi-

    dad, girando con saa su

    instrumento de tortura, y

    va perforando y despeda-

    zando los rganos internos

    del animal. La hemorragia

    as causada provoca un

    torrente de sangre, que se

    vierte abundantemente no

    slo a travs de las heridas

    externas, sino casi siempre

    tambin por la boca.

    Los encargados de dar

    muerte al toro, que siem-

    pre niegan la crueldad de

    su espectculo, aceptan sin

    embargo que los puyazos

    deterioran excesivamente

    las zonas musculares y pro-

    vocan sangras inacepta-

    bles. Los tcnicos del toreo

    coinciden en que un solo

    puyazo destroza al toro, y

    prefieren que dicho destro-

    zo sea efectuado en tres

    tiempos para mayor goce

    de la aficin. Cuando los

    veterinarios y ganaderos

    solicitan que disminuya

    el tamao de las puyas, lo

    hacen para desviar la aten-

    cin, pues ya mencionamos

    que la actual puya tiene

    una longitud de 10 cent-

    metros hasta la cruceta, y

    sin embargo causan bo-

    quetes de hasta cuarenta

    centmetros a base de em-

    pujar, girar y profundizar.

    En ocasiones, el toro es-

    capa a las picas, y entonces,

  • de manera discreta, es ll-

    evado de nuevo al interior

    de los chiqueros, donde se

    le apuala y golpea sin pie-

    dad para convertirlo en un

    guiapo antes de volver al

    ruedo.

    Luego vienen las

    banderillas,tambin de

    acero cortante y punzante.

    Algunas banderillas tienen

    un arpn de 8 cm, y se les

    llama de castigo, a las cu-

    ales es sometido el toro cu-

    ando ha logrado zafarse de

    una de las picas; las otras

    son un poco menos largas.

    Los garfios oarpones hinca-

    dos profundamente por los

    banderilleros en el cuerpo

    del toro causan un gran

    dolor con cada movimiento

    del animal, porque giran

    y se voltean, prolongando

    hasta el ltimo minuto

    de su vida el desgarre y

    ahondamiento de las pro-

    fundas heridas internas.

    No hay lmite al nmero de

  • banderillazos: tantos como

    sean necesarios para dejar

    al toro medio muerto.

    Cuando el toro alcanza este

    estado lastimero, el mata-

    dor entra en el ruedo en

    una celebracin de bravura

    y machismo, a enfrentarse

    a su acrrimo enemigo: un

    toro exhausto, moribundo

    y confundido.

    El torero hace entonces las

    suertes con el capote, rojo,

    no porque este color excite

    al animal, que es ciego a los

    colores, sino para que no se

    notela sangre que salpica.

    En otras ocasiones, se torea

    a caballo. El rejoneador

    coloca las banderillas en el

    toro, y al final, el toro ser

    muerto por el rejoneador,

    ya sea a pie o a caballo,

    usando una especie de

    lanza llamada rejoneador

  • de la muerte. La suerte de

    los caballos utilizados es

    simlar a la de los caballos

    de los picadores.

    Finalmente, se le da la pun-

    tilla para intentar seccio-

    nar la

    mdula espinal. Si la

    mdula no es seccionada

    sino slo daada, el toro

    no est realmente muerto,

    sino con un cierto grado de

    parlisis y es arrastrado

    vivo y consciente. Para

    citar slo un caso, en Mur-

    cia, en septiembre de 1979,

    el toro se levant cuando

    era a rastrado.

    ARGUMENTOS

    UTILIZADOS

    CON FRECUEN-

    CIA POR LOS

    TAURFILOS

    Quienes desean la abolicin

    de las corridas de toros

    suelen confrontarse con

    personas que gozan de es-

    tos espectculos. A contin-

    uacin, se hace un listado

    de los argumentos ms uti-

    lizados por los taurfilos,

    y sus respectivos contra

    argumentos. Vale la pena

    recordar, sin embargo, que

    pocas veces es til y pro-

    ductivo iniciar tal tipo de

    debates con personas que,

    al verse acorraladas por la

    razn, reaccionan en forma

    poco inteligente, utilizan-

    do palabras altisonantes o

    incluso la violencia.

    El toreo es arte

    Es el argumento ms usado

    por los taurinos y el prim-

    ero que les sale de la boca,

    al tiempo que es el ms

    confuso. A qu se refi-

    eren? A veces quieren decir

    es que el toreo ha sido el

    tema para obras de arte, en

    concreto y de forma recur-

    rente citan la Tauroma-

    quia de Goya y El llanto

    por la muerte de Ignacio

    nchez Mejas de Federico

    Garca Lorca, o algunas

    de las novelas de Ernest

    Hemingway.

    El contra argumento es

    sencillo: tambin se han

    realizado esplndidas ob-

    ras sobre las guerras o el

    martirio de los santos y

    evidentemente no por ello

    estas son costumbres que

    se debeconservar.

  • Otras veces se refieren a

    que el toreo es un arte en

    s. A pesar de la plasticidad

    que puede tener, el toreo

    no pasa de ser una colec-

    cin de tcnicas destina-

    das a la consecucin de la

    muerte del toro, y que no

    existe en los toreros nin-

    guna intencin artstica

    o de expresar ningn sen-

    timiento, limtndose a ser

    una macabra artesana.

    Curiosamente, el innova-

    dor Carlos IV prohibi

    las corridas mientras que

    Fernando VII, quien cerr

    las universidades y pro-

    hibi la Constitucin lib-

    eral, las volvi a permitir

    y bajo su reinado se abri

    la primera escuela de tau-

    romaquia en Sevilla. En

    1980, la UNESCO, agencia

    de la ONU encargada de la

    ciencia, el arte y la cultura,

    dictamin al respecto: La

    tauromaquia es el terrible

    y venal arte de torturar y

    matar animales en pblico,

    segn unas reglas. Trau-

    matiza a los nios y los

    adultos sensibles. Agrava

    el estado de los neurpatas

    atrados por estos espec-

    tculos. Desnaturaliza la

    relacin entre el hombre y

    el animal. En ello, consti-

    tuye un desafo mayor a la

    moral, la educacin la cien-

    cia y la cultura.

    La cultura es todo aquello

    que contribuye a volver al

    ser humano ms sensible,

    ms inteligente y ms

    civilizado. La crueldad que

    humilla y destruye por el

    dolor jams se podr con-

    siderar cultura.

    Precisamente por ello, los

    toreros y sus cuadrillas

    suelen provenir de las ca-

    pas ms desfavorecidas

    de la poblacin, donde la

  • incultura es mayoritaria.

    La cultura de la crueldad,

    como la cultura del dinero

    no tienen nada que ver con

    La Cultura.

    Es ms fructfero enfocar

    el tema de forma que, ad-

    mitiendo sin conceder que

    las corridas sean un arte,

    esa no es razn suficiente

    para conservarlo a costa,

    en este caso, del sufrimien-

    to del toro.

    El toreo es cul-

    tura

    Es un subargumento del

    anterior, que se completa

    con la declaracin de que

    el toreo es tradicin. Si se

    acepta que cultura es el

    resultado o efecto de cul-

    tivar los conocimientos

    humanos y afinarse por

    medio del ejercicio de las

    facultades intelectuales

    del hombre, no queda

    mucho en pie del subargu-

    mento.

    Aun si por una extraa

    magia las corridas se con-

    vierten en cultura, no son

    razones para defender la

    crueldad con los animales.

    Culturalmente, en la an-

    tigua Roma, se mataban

    a los cristianos, pero eso

    se super. Tambin era

    tradicin y parte de la

    cultura taurina que los

    caballos de los picadores

    salieran sin peto, y esa

    tradicin o cultura ha de-

    saparecido por salvaje.

    Si realmente el toreo fuera

    cultura, generara a su

    alrededor un ambiente cul-

    tural, de la misma forma

    en que el arte, la ciencia, la

    historia y otras disciplinas

    que desarrollan y afinan

    el espritu de quienes las

    practican, lo hacen. Esto

  • en el caso de los toreros

    no se da, no hay una ilus-

    tracin especial en ellos

    por el hecho de dedicarse

    a esta supuesta actividad

    cultural.

    En Andaluca, la llamada

    cuna del toreo, desconocen

    que Blas Infante, el pa-

    dre de la patria Andaluza

    como gustan llamarlo, era

    un acrrimo antitaurino y autor de un declogo en fa-

    vor de los animales.

    El toreo es-

    tradicin

    Las corridas tienen su

    verdadero origen en las

    prcticas militares de las

    maestranzas en las que se

    adiestraban a los soldados

    para la guerra hacindoles

    practicar la lanza con el

    toro. Para paliar el peligro

    que corran jinetes y ca-

    ballos se contrataron mo-

    zos equipados con trapos

    cuyo cometido era distraer

    al toro.

    La llegada de Felipe V, con-

    trario a las prcticas tau-

    rinas, alej a los nobles del

    alanzamiento de toros pero

    los mozos siguieron most-

    rando sus habilidades en

    algunos pueblos a cambio

  • de dinero. De

    hecho, hasta

    finales del si-

    glo XVIII las

    corridas no go-

    zaron de popu-

    laridad. La

    primera plaza

    de toros no

    fue construida

    hasta 1749, p-

    oca en la que la

    Inquisicin se

    muestra ms

    poderosa y

    multiplica los

    autos de fe.

    El Papa San

    Po V solicit a un grupo

    de espaoles ilustres in-

    formes de primera mano

    sobre las corridas, y sobre

    su base promulg el 1 de

    noviembre de 1567 la bula

    De salutis gregis dominici

    en la que deseando que es-

    tos espectculos tan torpes

    [vergonzosos] y cruentos,

    ms de demonios que de

    hombres, queden abolidos

    en los pueblos cristianos;

    dictaba pena de excomu-

    nin a los emperadores,

    reyes y cardenales que los

    consintieran, a los clrigos

    que asistieran a ellos, y se

    negaba la sepultura cris-

    tiana a los toreros muertos

    en el transcurso de alguna

    lidia.

    En 1920 el Secretario de

    Estado del Vaticano, Carde-

    nal Gasparri, escribi que

    la Iglesia contina conde-

    nando en alta voz, como lo

    hizo la Santidad de Po V,

    estos sangrientos yvergon-

    zosos espectculos.

    Monseor Mario

    Canciani, con-

    sultor de la Con-

    gregacin para el

    Clero de la Santa

    Sede, deca que

    todo aquel que

    muriese en una

    corrida de toros

    est condenado

    al fuego eterno.

    Hoy, muchos la-

    icos que luchan

    denodadamente

    contra la corrida

    se preguntan qu

    ha hecho la Igle-

    sia contra esta

    ignominia.

    Igualmente, segn la inves-

    tigacin histrica de Mon-

    seor Canciani, todos los

    que frecuenten estas fies-

    tas como actores o especta-

    dores, estn excomulgados.

    (Diario 16, 5 de junio de

    1989).

  • Juan Pablo II, haciendo un

    estudio de la Biblia, recu-

    erda que el hombre, salido

    de las manos de Dios, resul-

    ta solidario con todos los

    otros seres vivientes, como

    aparece en los Salmos 103

    y 104, donde no se hace dis-

    tincin entre los hombres

    y los animales. La con-

    clusin del Papa es que la

    existencia de las criaturas

    depende de la accin del

    soploespritu de Dios, que

    no slo crea, sino que tam-

    bin conserva y renueva

    continuamente la faz de la

    Tierra.

    El toro vive feliz

    hasta que va a la

    plaza

    Se pretende justificar el su-

    frimiento del toro a travs

    de decir que el toro tiene

    un destino mejor que cu-

    alquier animal usado por

    el hombre, cosa que no es

    cierta, ya que el toro en las

    dehesas y en los potreros

    no lo pasa tan bien. As se

    utilizan para las compara-

    ciones el toro de carne, la

    gallina ponedora, los pesca-

    dos y otros.

    Realmente hay animales

    que sufren, y tambin que

    viven menos y en peores

    condiciones. Aun as, hay

    una diferencia esencial. El

    toro de lidia ha de sufrir

    para poder realizar la cor-

    rida, y no hay que perder

    nunca de vista que una

    corrida es un capricho, un

    espectculo o una diver-

    sin y que, por lo tanto, ese

    sufrimiento es algo que se

    les provoca por entreten-

    imiento y es perfectamente

    prescindible. Si a los tau-

    rinos les parece mal el su-

    frimiento de los animales

    destinados al consumo

    humano, con ms razn les

    debera parecer mal el suf-

    rimiento del toro.

  • Al toro le gusta

    luchar y disfruta

    de la corrida ya

    que cumple su

    destino

    El toro es un animal bravo

    y en la lucha se crece, y lle-

    ga a disfrutar de la corrida,

    ya que es el destino el que

    le empuja a luchar con un

    hombre mano a mano.

    Ms o menos este es el ar-

    gumento que se maneja.

    En realidad el toro es un

    animal herbvoro, y como

    caracterstica general, los

    herbvoros son animales

    pacficos, ya que su dieta

    es muy pobre y han de com-

    er grandes cantidades para

    mantener su actividad, lo

    que hace que realmente

    notenga ni tiempo para

    dedicarlo a pendencias. Lo

    que ocurre es que en de-

    terminadas circunstancias,

    como miedo, dolor o celo,

    el toro puede atacar y ser

    peligroso, y es eso lo que

    aprovecha el toreo. Al toro

    se le hace dao, se le enci-

    erra hasta que el animal re-

    acciona de forma violenta,

    de ah a disfrutar hay un

    mundo.

    El toro en la pla-

    za apenas sufre

    porque la lucha

    hace que las heri-

    das no duelan

    Con este argumento, se in-

    tenta paliar la acusacin de

    barbaridad para el toreo.

    La gente habla de heridas

    propias que no dolieron

    hasta pasado un rato, o

    dicen que la adrenalina

    que seproduce con el dolor

    fomenta la produccin de

    endorfinas que reducen

    la sensibilidad del animal.

    Para defender esta teora,

    citan un supuesto estudio

    realizado por una facultad

  • veterinaria, que nadie ha

    visto.

    Efectivamente, el

    aturdimiento provocado

    por una herida libera sus-

    tancias como las endor-

    finas y provoca cambios

    fisiolgicos que hacen que

    el dolor se difiera, mas

    no que desaparezca. Ese

    mecanismo temporal pu-

    ede verse rebasado por la

    intensidad o duracin del

    dolor. Si se provoca do-

    lor de manera repetitiva,

    sistemtica y masiva, el

    mecanismo de inhibicin

    del dolor se agota. Tal cosa

    ocurre en las etapas termi-

    nales del cncer y es mo-

    tivo de preocupacin de los

    cirujanos si los pacientes

    despiertan en medio de la

    operacin: puede presen-

    tarse un choque neurogni-

    co, causado por el intenso

    dolor.

    El toro es un mamfero su-

    perior con un sistema nerv-

    ioso prcticamente idn-

    tico al del hombre, aunque

    en determinadas circun-

    stancias algunas heridas no

    duelan o no duelan tanto,

    no es razn para afirmar

    que en el toro ninguna her-

    ida duela en una corrida.

    La comparacin con el

    hombre es vlida, no se

    podran infligir heridas

    semejantes a ninguna per-

    sona sin que el dolor fuera

    enorme. Y la prueba de

    que tal cosa es as, est en

    que en el ltimo tercio de

    la corrida el toro no es ya

    sombra de lo que fue en el

    primero, y eso no es debido

    a que el ejercicio que ha

    realizado en la plaza que

    le haya podido cansar, sino

    que la razn la podemos

    encontrar en el dolor que

    ha sufrido al ser picado y

    banderilleado

    Sin el toreo la

    raza desapa-

    recera

  • Este es el argumento ms

    reciente. Atrapados en la

    fiebre ecologista, los tau-

    rinos han encontrado un

    argumento falaz. Algunos

    hablan del toro de lidia

    como especie y no como

    raza. El que desaparezca

    una raza no es tan grave

    y ms cuando es una raza

    artificial: es como si se

    perdiera la pureza de raza

    de los caniches, debido a

    cruces con otras razas. El

    argumento falla tambin

    pues hay muchas especies

    y razas en el mundo que

    no tienen ninguna utilidad

    directa para el hombre, y a

    pesar de eso se ponen todos

    los medios para que sobre-

    vivan.

    Sin corridas no habra ga-

    naderos de toros de lidia ni

    toreros, pero afirmar que

    no habra toros equivale a

    decir que sin cazadores no

    habra perdices o que no

    existiran elefantes sin el

    trfico del marfil.

    Es el toro de lidia

    es el que man-

    tiene la existencia

    de las dehesas y

    potreros

    Los taurinos defienden que

    la cra del toro de lidia per-

    mite que se conserven las

    dehesas y potreros, ya que

    su mantiene las explotacio-

    nes y permite que se con-

    serven un ecosistema que

    permite el mantenimiento

    de muchas especies, mu-

    chas de ellas en peligro.

    En realidad la existencia

    de las dehesas se debe al

    sistema de repoblacin que

    se dio en Espaa durante

    la reconquista, y que con-

    dujo al latifundismo. Este

    sistema de propiedad da

    lugar a cultivos extensi-

    vos, ganaderos y forestales,

    muy variados. De ese total,

    el ganado usado para la

    lidia representa una nfima

    parte.

    As, en las dehesas se cran

    ovejas churras, entrefinas

    y merinas, vacas de razas

    rsticas como la morucha,

  • cerdos, cabras, caballos,

    colmenas, gallinas, pavos,

    palomas, cabras, entre

    otros animales.

    Para que nos hagamos una

    idea, en Salamanca, una

    de las provincias con ms

    fama en la cra de toro de

    lidia, slo un 18 por ciento

    de las dehesas estn dedica-

    das a la cra de res brava.

    Por lo tanto las dehesas y

    los potreros no dependen

    del toro bravo, ni en su ori-

    gen, ni actualmente para

    su existencia.

    El toreo es fuente

    de ingresos para

    varias familias

    Hay una gran cantidad de

    gente que vive del toreo, y

    si el toreo se suprimiera,

    se perderan una serie de

    puestos de trabajo. Cierto.

    Pero veamos cuales son

    esos puestos de trabajo. En

    primer lugar, los tempora-

    les de servicios a las plazas,

    porteros, monosabios, etc.

    Estos puestos son tempo-

    rales, y los que a ello se

    dedican lo hacen de forma

    espordica y no son ms

    que complementos de otras

    fuentes de ingresos. Luego

    los oficios de servicios a

    la fiesta: sastres, armeros,

    talabarteros, etc., que no

    necesitan del toreo para

    seguir ejerciendo su oficio.

    Lo mismo se puede decir de

    los ganaderos: no hay dife-

    rencia entre criar toros

    bravos y vacas lecheras en

    cuanto a requerimientos

    generales.

    Despus del reparto mil-

    lonario entre ganaderos,

    empresarios y toreros,

    los dems trabajadores

    malviven con sueldos mse-

    ros que no incluyen cobe-

    rtura social. De los toros

    slo vive bien una minora.

    Slo quedan los toreros,

    que no son tantos, y siendo

    gente joven pueden dedi-

    carse a otra cosa y vivir

    con su trabajo, como el

    resto de la gente.

    En vez de preocu-

    parse por los to-

    ros, hay que hac-

    erlo por causas

    como los nios de

  • Biafra o el ham-

    bre en Africa

    Quienes tal cosa dicen, no

    se preocupan por los ni-

    os o el hambre de ningn

    lado, ni por causa alguna,

    aunque en el calor de la dis-

    cusin dirn que s. Para

    ellos, el sufrimiento hu-

    mano o animal es un mero

    obstculo para divertirse

    plenamente, y por lo tanto,

    mientras menos se piense

    en ellos, mejor.

    En vez de luchar

    contra el toreo,

    hay que luchar

    contra el boxeo,

    pues es muy sal-

    vaje

    En efecto, el boxeo es un

    deporte embrutecedor, y es

    especialmente deplorable

    el hecho de que algunos

    nios pequeos son empu-

    jados al mismo por la am-

    bicin de sus padres. Sin

    embargo, existe una dife-

    rencia esencial: ambos con-

    tendientes no slo estn en

    igualdad de circunstancias,

    en el boxeo legal, sino que

    llegaron voluntariamente

    a la arena de box. El toro

    es llevado al ruedo, en el

    toreo legal, abusando de

    su inocencia, y slo para

    la diversin de algunas

    personas que gozan con su

    muerte.

    Los toros no son las ni-

    cas vctimas. Tambin los

    caballos sufren en estos

    espectculos. Casi siempre

    se usan caballos viejos, y

    muchos resultan heridos

    y muertos. Aterrorizados

    por el olor del toro, algu-

    nos tienen que ser sedados

    antes de salir al ruedo. Se

  • les cortan las cuerdas vo-

    cales, para que sus gritos

    y chillidos no molesten a

    la audiencia. Adems se

    les tapan los ojos. El peto

    no alcanza a protegerlo de

    las cornadas, y en realidad

    sirve para que el pblico

    no vea como son destripa-

    dos. Si esto ocurre, se les ll-

    eva a los toriles, donde los

    intestinos son devueltos

    a su lugar, se amacizan

    con estopa, serrn o trapos,

    se les cose, y as son devuel-

    tos al ruedo. Aunque no

    sea destripado, es habitual

    que el animal sufra roturas

    mltiples de costillas, y

    pocos de los que empiezan

    la temporada la terminan,

    ya que nadie se preocupa

    de ellos y, sin curar, son

    enviados a nuevas plazas

    en deficientes medios de

    transporte, para acabar

    muriendo al cabo de seis o

    siete corridas.

    En corridas locales peque-

    as, a veces los caballos son

    sustituidos por burros.

    OTRAS

    TRADICCIONES

    El Toro de la Vega en

    Tordesillas es una orga de

    sangre y muerte callejera.

    Al toro se le deben cortar

    los testculos mientras an

    vive, en plena agona. Este

    festejo es subvencionado

    con fondos pblicos y dedi-

    cado a la Virgencita de la

    Pea.

    Otras fiestas similares de

    Espaa son: La de Garciaz,

    en Cceres; Hita, en Gua-

    dalajara. En El Toro de

    Coria, el toro camina por

  • las calles del pueblo du-

    rante dos horas recibiendo

    en sus carnes los dardos

    que le arroja la gente con

    cerbatanas. Los puntos

    afanosamente buscados

    son los ojos y los testculos.

    En 1998, 11 toros corrieron

    esta suerte, y se aadi la

    novedad de que algunos

    sujetos, usando largas pr-

    tigas con clavos en las pun-

    tas, desgarraron con ellas

    las carnes del animal, ar-

    rancndole jirones de piel.

    La Junta de Extremadura,

    en ocasiones, ha subvencio-

    nado estos actos cultura-

    les.

    Otros pueblos favorecidos

    por esta cultura son

    Fuente del Saz del Jarama;

    Ciruelas y Cifuentes, en

    Guadalajara; y Colmenar

    de Oreja y Fuenlabrada, en

    Madrid. En estos ltimos

    pueblos causa mucha risa

    ver como coches viejos y

    tractores persiguen a la

    lactante vaquilla hasta at-

    ropellarla varias veces.

    En Mstoles, se goza al

    lapidar a los toros, apalear-

    los y pincharlos con tene-

    dores hasta su muerte en

    un pasillo cerrado de 300

    metros de largo por 10 de

    ancho.

    En Fuentesauco, en Zamo-

    ra, los toros son conduci-

    dos a la plaza clavndoles

    cuchillos y golpendoles

    con palos, una vez en la

    plaza, el pueblo entero los

    mata a navajazos. Otros

    acuchillamientos cultura-

    les se repiten en Pearanda

    de Bracamonte, en Sala-

    manca;

    Consuegra, en Toledo,

    donde la vaquilla acuchilla-

    da por los mozos se filma y

    se pasa por video en la dis-

    coteca; Mondejar y Fuent-

    elaencina, en Guadalajara,

    donde la vida de la vaquilla

    se va en los cuchillos, nava-

    jas y tijeras de los vecinos

    del pueblo, que las esgri-

    men por las calles y por las

  • plazas.

    Los toros son ensogados

    y enmaromados en Bena-

    vente, en Zamora; Amposta,

    en Tarragona; Tomelloso,

    en Ciudad Real y en Graza-

    lema, Cdiz. El acto con-

    siste en arrastrar al toro

    por todo el pueblo, por lo

    que a menudo parte de la

    cabeza queda totalmente

    desollada por los tirones.

    En Illana, en Guadalajara,

    La Vaquilla del Aguardien-

    te es emborrachada y ar-

    rastrada por el pueblo para

    ser luego despeada.

    Otros pueblos con torturas

    similares para diversin de

    sus gentes son: Algeciras y

    Los Barrios con La Fiesta

    del Toro Embolao, Arcos

    de la Frontera con El Toro

    del Aleluya, Banacoaz con

    La Fiesta del Toro de Cuer-

    da, Chipiona con El Toro

    del Moscatel, Grazalema

    con El Toro del Domingo

    de Resurreccin y Lunes

    del Toro, Puerto del Real

    con La Feria del Toro,

    Puerto de Santa Mara con

    El Toro del Aguardiente,

    San Roque con El Toro

    Ensogao, Ubrique con

    El Toro del Aguardiente,

    Vejer con El Da del Toro

    Embolao y Los Toros de

    la Pe, Villamartn con

    La Velada de Santa Ana.

    As continua la lista hasta

    el nmero noventa y dos.

    Se queman toros en Me-

    dinaceli, en Soria; Da-

    roca, Cariena, Ricla, La

    Almunia de Doa Godina,

    Figuerolas y Villafranes,

    en Zaragoza; Luzema del

    Cid, en Castelln y Jtiva,

    en Valencia, entre otras po-

    blaciones.

    LAS EXCEPCIO-

    NES Y LAS FIES-

    TAS TAURINAS

    El toreo disfruta y ha dis-

    frutado de una serie de

    excepciones ante la ley y la

    lgica en Espaa:

    Es el nico espectculo vio-

    lento en el que se permite

    la entrada a nios. No en

    todas partes, pero en mu-

    chas s; estuvo prohibido

    desde los tiempos de Alfon-

    so XIII, pero la prohibicin

    no se cumpli. En el actual

  • reglamento taurino la prohibicin se quit y slo Catalua la mantiene.

    Las corridas de toros es el nico espectculo que depende del Ministerio de Interior.

    El cdigo penal castiga el maltrato a animales con la excepcin casi nica de las cor-

    ridas de toros. En su artculo 632 dice que los que maltrataran cruelmente a los

    animales domsticos o cualesquiera otros en espectculos no autorizados legalmente,

    sern castigados con pena de multa de diez a sesenta das. Entre los autorizados legal-

    mente se encuentran las corridas de toros.

    Aunque no es un acto oficial, est presidido por una autoridad policial y la bandera

    espaola.

    artculo El Placer de Daar de Carlos Molina, escrito paraThe KidStar Magazine con autorizacin expresa para su publicacin

  • NOTICIAS

    El buitre negro ya no est considerado como una especie en peligro de extincin en Andaluca. Ha re-ducido su nivel de amenaza y ha pasado a considerarse una especie vulnerable, gracias al incremento constante de su poblacin en esta comunidad. Esta situacin que se contrapone a la de Catalua, donde la

    semana pasada naci el primer polluelo de esta especie en cien aos.

    Actualmente hay censadas 278 parejas consolidadas de buitres negros en Andaluca, segn los datos que ha facilitado el consejero andaluz de Medio Ambiente, Jos Juan Daz Trillo, durante su visita al Centro de Recuperacin de Especies Amenazadas (CREA) de Los Villares, que se ha referido a estos centros

    como los hospitales de la naturaleza.

    Concretamente, el CREA de los Villares, alberga cinco ejemplares irrecuperables para la vida en liber-tad. Son ejemplos como ste los permiten avanzar muchsimo en la mejora de la biodiversidad, ha asegurado Daz Trillo.

    Gracias a este aumento, la especie ha pasado a estar incluida en una categora de menor amenaza segn los criterios de la Unin Internacional para la Conservacin de la Naturaleza (UICN), ya que el nmero de buitres negros adultos, sexualmente maduros, se ha mantenido por encima de los 250 durante

    los ltimos aos.

    EL BUITRE NEGRO SUPERA EL

    PELIGRO DE EXTINCIN EN

    ANDALUCA

  • Descubiertas nuevas especies de animales. Borneo, la tercera isla ms grande del mundo mantiene territorios vrgenes sin explorar y grandes extensiones biolgicas que an estn sin descubrir y por ello uno de los pocos lugares donde aparecen nuevas especies.

    En los ltimos aos ms de 120 nuevas especies se han descubierto entre los que se hallan la rana Barbourula Kalimantanensis; en ella se ha comprobado que carece de pulmones y respira por la piel.Dendrelaphis Kopstein

    Otra de las ranas descubierta es la Rhacophorus Penanorum, una especie que vive por encima de los 1.600 metros y es capaz de saltar ms de 15 metros y planear entre los rboles, para aterrizar sua-vemente adherindose a los troncos.

    La babosa del Monte Kinabalu, Ibycus Rachelae, es un molusco de cola larga y sin concha que es capaz de lanzar a su pareja dardos amorosos para aumentar la capacidad de reproduccin. El insecto palo (Phobaeticus Chani), descubierto en 2.008, vive en las selvas de montaa y mide 57 centmetros contando

    las antenas y de los cuales solo se conocen tres ejemplares.

    Otras especies halladas destacan un Diceido (ave) de color gris y la Dendrelaphis Kopstein, una ser-piente con capacidad de cambiar de color para ahuyentar a los enemigos; mide 1,5 metros y su mor-dedura es muy dolorosa.

    DESCUBIERTAS NUEVASESPECIESANIMALES

  • EN LIBERTAD

    LOBO IBERICO

    El lobo (Canis lupus) es un miem-

    bro del orden de los mamfe-

    ros conocidos como Carnvoros.

    Probablemente las caractersticas

    ms distintivas de los animales de

    este orden son sus largos y pun-

    tiagudos dientes caninos o col-

    millos y sus afilados premolares

    superiores y molares inferiores.

    Los carnvoros poseen un sistema

    digestivo simple y sus garras son

    normalmente afiladas. Adems,

    sus clavculas son comparativa-

    mente pequeas. Sus cerebros es-

    tn altamente desarrollados, por

    lo que estos animales estn con-

    siderados ms inteligentes que la

    mayora de los otros grupos.

    Adems del lobo, la familia de los

    cnidos tambin incluye el perro

    domstico, el coyote, las distintas

    especies de chacales y el dingo.

    El lobo, al igual que el hombre,

    es un ser eminentemente social.

    Un alto porcentaje de su compor-

    tamiento est determinado por

    sus relaciones con otros miem-

    bros de su especie con los que

    forma manadas con el fin de ob-

    tener ventajas frente al medio de

    cara a la propia supervivencia.

    Se puede decir que la unidad fun-

    damental es la manada aunque,

    como hemos visto, se dan casos

    de individuos aislados en busca

    de otros individuos aislados con

    los que formar una nueva mana-

    da o, menos frecuentemente, de

    otra manada en al que integrarse.

    El aprendizaje del compor-

    tamiento social del lobo co-

    mienza desde el momento de su

    nacimiento. Dentro de su propia

    camada se establecen pronto

    roles de comportamiento bien

    definidos en los que unos individ-

    uos prevalecen sobre otros por su

    carcter o su potencia fsica. Este

    inicio resulta crucial para el pos-

    terior desarrollo de los individuos

    porque determina inequvoca-

    mente el orden por el que se pu-

    ede acceder al alimento.

    El nmero total de ejemplares

    de Canis lupus signatus que se

    pueden encontrar en Espaa

    vara segn las fuentes. El ltimo

    censo fiable data de 1988, e in-

    dicaba la existencia de 1.500 a

    2.000 individuos. En la actualidad

    la poblacin puede estimarse en

    aproximadamente 1.500 ejem-

    plares, distribuidos prcticamente

    en el cuadrante noroccidental de

    la Pennsula.

  • Mientras que en los aos 50 la

    presencia del lobo era patente en

    todo el oeste de la Pennsula (no

    hay que olvidar su presencia en

    Portugal) ms en los Pirineos, un

    estudio realizado recientemente

    por el CSIC (Palacios, 1999) revela

    que al sur del Ro Duero (Sierra

    de San Pedro en Extremadura

    y Sierra Morena) el ltimo lobo

    podra haber muerto hacia 1983

    y que no existe presencia confir-

    mada ni rastros biolgicos de su

    existencia en la zona oriental de

    Espaa, aunque es posible que

    persistan algunos grupos en los

    Pirineos y el Pas Vasco.

    Algunas reservas naturales tam-

    bin albergan a pequeos grupos

    de lobos (Hosquillo en Cuenca,

    Ordesa en Huesca).

    La Directiva Hbitats de la Unin

    Europea, aprobada en mayo de

    1992 y adoptada por la legislacin

    espaola en diciembre de 1995,

    establece que la poblacin del

    lobo al sur del Duero debe ser

    considerada especie de inters

    comunitario de carcter priori-

    tario y para cuya proteccin es

    necesario designar zonas especia-

    les de conservacin. Esto ha pro-

    vocado la tarda reaccin de los

    gobiernos de Castilla-La Mancha

    y Andaluca, que consideran al

    lobo como especie estrictamente

    protegida y han establecido un

    sistema de indemnizaciones para

    subsanar los daos producidos

    por sus poblaciones, extinguidas

    en estas zonas.

    Aparte de esta proteccin comu-

    nitaria, la regin de Castilla-La

    Mancha ha incluido al lobo en

    el Catlogo Regional de Espe-

    cies Amenazadas. Los lobos que

    quedan en el norte de Espaa

    (Castilla y Len, Galicia, Asturias,

    Cantabria y Pas Vasco) estn con-

    siderados como una especie cuya

    explotacin debe ser compatible

    con el estado favorable de las

    poblaciones. Esto significa que el

    lobo ha de ser respetado siempre

    que no choque con los intereses

    humanos; es decir, que la ley

    sigue siendo permisiva para que

    se puedan cazar lobos indiscrimi-

    nadamente. Slo el municipio de

    Muelas de los Caballeros, al norte

    de Zamora y cerca de las mayores

    poblaciones de lobo de Espaa,

    ha demostrado verdadero in-

    ters en la conservacin del lobo

    ibrico y quiere prohibir su caza

    por considerarla "especie em-

    blemtica".

    El resultado prctico de las leg-

    islaciones tardas, la falta de re-

    spuesta de las Administraciones

    y las leyes hechas a la medida del

    hombre es que el lobo ibrico

    sigue siendo considerado en Es-

    paa como especie cinegtica.

    ORGANIZACIONES EN ESPAA

    * Grupo Ecologista Ciconia

    Apartado de Correos 136

    49600 Zamora

    Tel. 980 62 04 73

    [email protected]

    El Grupo Ecologista Ciconia se

    dedica a defender el lobo ibrico

    y su hbitat en una zona de gran

    conflictividad social donde da

    tras da luchan por sacar adel-

    ante a una subespecie nica en el

    mundo.

    * Grupo Lobo de Portugal

    Rua Ernesto Vasconcelos

    Edificio C2 - 3 piso. Campo

    Grande

    1749-016 Lisboa

    * Grupo Naturalista Signatus

    P del Saln, 3 6C

    18009 Granada

    * ADENA (WWF Espaa)

    * Asociacin para la Conserva-

    cin y Estudio del Lobo Ibrico

    (ASCEL)

  • SABIAS QUE?

    Los caballos pueden mantenerse dormidos de pie sin caerse.En campo abierto, los caballos pueden ser presa fcil de lobos y de otros animales. Tumbados son mucho ms vulnerables que de pie. Por eso, durante millones de aos sus cuerpos han desarrollado un sistema para permanecer erguidos incluso cuando estn dormidos.Aunque la mayor parte de los caballos ya no viven en campo abierto, todava son capaces de quedarse dormidos de la misma manera que lo hicieran sus antepasados.Para ello cuentan con un entramado de ligamentos -los tejidos que mantienen unidos los msculos- nicos entre las especies, y que funciona como un armazn que traba todo el cuerpo, ajustando las articulaciones en una posicin determinada.

    De este modo, el caballo puede permanecer de pie sin realizar un esfuerzo consciente de los msculos mientras duerme.

    Madagascar se separ del continente africano hace ms de 120 millones de aos. Sin embargo, la presencia en la isla de algunas especies como los lmures, zorros o mangostas rayadas no tiene ms de 65 millones de aos. Para los cientficos, la forma en la que estos animales viajaron 300 kilmetros a travs del mar desde la costa de Mo-zambique hasta las orillas isleas ha resultado una incgnita. Una investigacin publicada en Nature ofrece ahora una respuesta que confirma una idea largamente debatida: los animales pudieron llegar en balsas naturales -ramas, rboles y cmulos de vegetacin- unas pateras de No que fueron arrastradas por las corrientes marinas durante las tormentas. Es posible que los animales se man-tuvieran en estado de letargo o en hibernacin estacional durante el trayecto.

  • asociacionecoanimal.blogspot.com