20110516-Puntoedu combis

Click here to load reader

  • date post

    22-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    50
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of 20110516-Puntoedu combis

.eduwww.pucp.edu.pe

Vive la Catlica!

Ao 6 N 187

Del 31 de agosto al 5 de septiembre del [email protected] Distribucin gratuita Publicacin de la Ponticia Universidad Catlica del Per

Talento premiado

FRANZ KRAJNIK

Fondo Editorial publica los trabajos de Eduardo Torres Arancivia, Javier Pizarro y Miguel Ildefonso, ganadores del Premio Nacional PUCP 2009. [Pgs. 8-9]

Honor al mritoEl querido Luis Jaime Cisneros Vizquerra ser distinguido como Profesor Emrito del Departamento Acadmico de Humanidades. [Pg. 12]

Tendencias: Qu tan G33K eres? Teatro: En el jardn, pera prima de Gonzalo Benavente. Publicaciones: un vistazo a las publicaciones de los alumnos de Derecho. Tecnologa: Feria de Proyectos RIEEE 2010. En el campus: iniciativa Vamos a leer regresa este semestre. Smate y experimenta la lectura recrativa.

+Q

Crazy combi?Investigacin conducida por el Grupo de Investigacin en Bienestar, Cultura y Desarrollo ofrece una nueva mirada a la problemtica de los choferes y los cobradores de combi. [Pgs. 2-4]

2 | .edu | LIMA, del 31 de agosto al 5 de septiembre del 2010

informe

Bienestar en Choferes y CoBradores de ComBi. Un Cono de la adaptaCin ChiCha

Cultura combiLos choferes y los cobradores de combi se han ganado, a pulso, la animadversin de la poblacin. Para conocer su lado ms humano y plantear soluciones integrales a este problema, el psiclogo Jorge Yamamoto lider un revelador estudio, cuyas conclusiones comparti con PuntoEdu. Adems, para analizar el escenario general, conversamos con el experto en transporte, Juan Carlos Dextre.Por florenCe CoUillaUd

E

l caos vehicular es el segundo punto a tratar, despus de la (in) seguridad ciudadana, en la batalla de los candidatos por la alcalda de Lima. Continan las obras del Metropolitano en el corredor norte de la ciudad y las del tren urbano o elctrico. Quienes buscan ostentar el silln municipal hablan de un nuevo sistema de buses, de un metro subterrneo, de un sistema de trenes, pero no se ven propuestas integrales para enfrentar el complejo problema del transporte pblico en nuestra capital. Segn la Gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad Metropolitana de Lima, nuestra ciudad alberga aproximadamente 42 mil unidades vehiculares entre formales e informales, de las cuales unas 20 mil seran camionetas rurales, popularmente conocidas como combis (cifras al 2008). Si bien el ciudadano de a pie tiene mltiples demandas con respecto al tema del transporte y una percepcin negativa sobre las personas que conducen las unidades, no tiene otra alternativa para movilizarse. La desorganizacin del sistema de transporte pblico conlleva a embotellamientos e incentiva la agresividad y violencia de quienes trabajan en las rutas. Eliminar las com-

hoJa de rUta. Nuestra ciudad alberga aproximadamente 42 mil unidades vehiculares entre formales e informales (cifras al 2008).

bis no parece ser una opcin, por la demanda del pasajero y porque muchas familias peruanas dependen de ellas. InIcIos del problema. Fue en la dcada de los noventa, durante el gobierno de Alberto Fujimori, que debido a la reduccin del aparato estatal, la importacin de vehculos usados y la cancelacin de las regulaciones del trans-

porte pblico, las combis plagaron nuestras calles y avenidas para traer con ellas lunticos al volante, paraderos a mitad de cuadra, accidentes y, en el mejor de los casos, mal humor. Con el boom de las combis surgi la denominada cultura combi, principal exponente de la informalidad que nos rodea. Segn el Dr. Juan Carlos Dextre, profesor de la Seccin

de Ingeniera Civil de nuestra Universidad y especialista en el tema de transporte, las combis no van a desaparecer en el corto ni en el mediano plazo. Adems, nicamente tiene sentido que vayan desapareciendo aquellas que pasan por donde el sistema cambia, como en la ruta del Metropolitano. Una posible solucin para enfrentar la sobrepoblacin

de combis es el bono de chatarreo. Un programa de chatarreo promueve que, de manera voluntaria, los propietarios de vehculos antiguos cambien sus unidades por bonos para adquirir buses ms nuevos y as renovar el parque automotor (el esquema planteado por el Gobierno es dar dinero a sus propietarios para que compren unidades nuevas que operen con gas natural).

Pontificia Universidad Catlica del Per |

.edu | 3

Fotos: FrANz krAjNIk

perfilsegn el estudio bienestar en choferes y cobradores de combi. un cono de la adaptacin chicha, los choferes y los cobradores de combi tienen las siguientes caractersticas:

1 agresivoLa agresividad se activa frente al estrs. Esta es una actividad muy estresante, tienen que completar muchas vueltas para que les alcance el dinero para mantener a sus familias, trabajando entre doce y catorce horas diarias, seis das a la semana. Ante el trfico ya agresivo de Lima, ellos reaccionan de forma ms agresiva. No son personas intrnsecamente violentas, sino que el entorno dispara la agresividad y ellos a su vez aumentan la agresividad promedio de las calles.

2 sin instruccin superiorLa gran mayora ha terminado su secundaria. Hay una importante proporcin con secundaria incompleta. sin embargo, hay una proporcin considerable que tiene educacin tcnica.

3 irresponsableson muy irresponsables en el cumplimiento de las normas de trnsito, pero los casados y convivientes suelen ser muy responsables con sus obligaciones familiares. Para ellos, como para la mayora de personas, la familia est primero.

4 amableNo tienden a ser personas intrnsecamente agresivas. Frente al respeto y la amabilidad, pueden responder de la misma forma.

5 estrato social bajoLa mayora son de los sectores d, c1 y c2.

6 malcriadoForma parte de la agresividad. El perfil del chofer y del cobrador de combi es objeto de discriminacin, y actuar con malcriadez en vez de sumisin puede funcionar como una reivindicacin. Asimismo, el usuario de las combis y los conductores de otros vehculos tienen una actitud agresiva ante ellos, que suscita la reaccin agresiva. Ellos hacen de la malcriadez un hbito, quiz hasta un deporte.

Cifras:

en la web

80%de los viajes que se realizan en Lima se hacen en transporte pblico. Ms de

10 millonesde viajes se generan cada da en Lima.FuENtE: GErENcIA dE trANsPortE urbANo dE LA MuNIcIPALIdAd MEtroPoLItANA dE LIMA, 2008

un videorreportero de PuntoEdu entrevista a un transportista y a estudiantes de nuestra universidad acerca de las conclusiones del estudio liderado por Jorge yamamoto.

pisa!. Los choferes y los cobradores de combi se muestran agresivos por el medio hostil en el que se desenvuelven.

www.pucp.edu.pe/puntoedu

En junio, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) anunci que estaba trabajando en las modificaciones del esquema del bono de chatarreo, con el objetivo de hacerlo ms atractivo para las empresas privadas que desearan participar en dicho proceso. Estamos reduciendo los procesos, hacindolos ms amigables y evitando algunos procedimientos que haba-

mos planteado en la versin original pero que el sector privado vea muy poco factibles de cumplir, manifest el ministro de dicho sector, Enrique Cornejo. A inicios de julio, Cornejo declar que prev iniciar la entrega del bono de chatarreo antes de diciembre prximo. A cruzar los dedos. No llevar a cabo el programa de chatarreo le cuesta mucho dinero al

Estado y a todos nosotros. Perdemos, por lo menos, 1,500 millones de dlares al ao en contaminacin, congestin y accidentes, seala Dextre. Para el especialista, el Gobierno tiene varias alternativas. Una es comprar y hacer empresas, dentro de las cuales habr que reconvertir laboralmente a algunas personas, para dar mantenimiento, hacer limpieza o gestionar. To-

dos tendran acciones y, si hubiera menos vehculos en una zona, tendran ms pasajeros y seran ms rentables. Si esto se hace, en unos diez aos habremos reemplazado la mayora de combis de las zonas ms densas de la ciudad. perfIl de choferes y cobradores. Muchas veces soamos con una Lima desprovista de combis y de to-

da esa fauna propia de este medio de transporte. Sin embargo, estos animalescos seres de la ruta que percibimos como negativos, son tambin referentes de progreso; una pujante categora de trabajadores que se busca la vida arriesgando la nuestra en las carreras del da a da, con el objetivo de salir adelante. El profesor del Departamento de Psicologa de

4 | .edu | LIMA, del 31 de agosto al 5 de septiembre del 2010

INForME: Bienestar en Choferes y CoBradores de ComBi. Un Cono de la adaptaCin ChiCha

nuestra Universidad, Jorge Yamamoto, nos presenta el lado ms humano de los transportistas en su estudio Bienestar en choferes y cobradores de combi. Un cono de la adaptacin chicha. Conducida por l y sus asistentes Jess Aparicio, psiclogo social y Cinthya Daz, estudiante de psicologa, presenta reveladoras conclusiones. En los ltimos aos, el Grupo de Investigacin en Bienestar, Cultura y Desarrollo de la Catlica, que lidera Yamamoto, vena estudiando cmo opera el bienestar en condiciones ptimas, en lugares donde

se disfruta de mucha calidad de vida, como pequeas comunidades amaznicas y andinas y zonas en la costa norte de nuestro pas, y en localidades de Bangladesh, Tailandia, Etiopa y Colombia. Dentro del marco general de esta investigacin, el grupo liderado por Yamamoto decidi trabajar sobre una premisa: el bienestar es ms que satisfacer las necesidades; es ser capaz de adaptarse cuando uno no puede satisfacerlas, poder lidiar con la insatisfaccin. Por esta razn, desde hace tres aos estudian a personas que viven en lugares aparentemen-

te agrestes para el bienestar, como son los choferes y los cobradores de combi de la lnea S. La investigacin arroja que este segmento de la poblacin, que trabaja en condiciones extremas en su mayora son varones de entre 25 y 35 aos, con pareja e hijos, que pertenecen a los sectores socioeconmicos C y D, logra vivir en absoluto bienestar. Todos estamos enfrentados a este problema y lo sufrimos de manera cotidiana, pero haciendo un estudio ms a profundidad y estudiando en su contexto, lo que hemos encontrado es que no son psi-

cpatas, como se haba dicho anteriormente, sino que son personas que, frente a las circunstancias de trabajo y la coyuntura de vida que tienen, para poder llevar el sustento a sus familias, deben tener un comportamiento muy agresivo, pero fuera de ese marco, son padres de familia responsables y dedicados, seala Yamamoto. No hay una suerte de psicopata o agresividad intrnseca, sino circunstancial. Nosotros manejamos un par de horas y estamos estresados; ellos suelen trabajar de doce a catorce horas al da, seis das a la semana, agrega.

Se trata, en suma, de problemas estructurales que deben resolverse con polticas claras. Para que todos los ciudadanos podamos obtener mayores niveles de bienestar, se impone una urgente, pero responsable, reorganizacin del transporte pblico que tome en cuenta todas las aristas de este complejo escenario. Si no resolvemos a corto plazo este problema, eso se nos va a quedar pegado, va a estar insertado en nuestra cultura y nos vamos a convertir ah s en una cultura agresiva y achorada, finaliza Yamamoto (ver recuadro). n

enfocoJorge yamamoto sUda Magster en Antropologa, licenciado en Psicologa social

El chofer de combi y su cobrador son una expresin icnica de la cultura chichaotros estudios indican que las personas que trabajan en las combis sufren de un trastorno de personalidad antisocial.FrANz krAjNIk

Cmo se mide el bienestar?

Nosotros entendemos el bienestar como un proceso complejo y cambiante, no es un estado final. Si se da, es efmero. El bienestar parte de la definicin de las metas que uno se propone en la vida, y estas metas necesitan recursos para ser satisfechas. En la medida en que haya un equilibrio entre la meta y el recurso, se obtiene el logro de esa meta y esto genera una satisfaccin, que llamamos satisfaccin subjetiva de vida. Lo fascinante es que no toda meta que tenga su recurso lleva a un bienestar duradero, como en el caso del consumo material. Pero, el apoyo de la familia o los amigos genera una percepcin de felicidad que crece a lo largo de los aos.por qu escogieron a los choferes y los cobradores de combi para realizar este estudio?

Tenemos diferencias con estudios psicolgicos relativamente recientes, por cuestiones metodolgicas y de enfoque. Por ejemplo, un estudio que aplica la psicologa clnica tradicional diagnostic que los conductores y los cobradores eran unos psicpatas. Eso aplica a categoras clnicas, pero nosotros hemos usado otras herramientas y nuestros resultados van por otro lado. Cabe sealar que nuestro estudio tiene limitaciones muestrales. Hicimos

La primera generacin de migrantes que llega a la capital en bsqueda de modernizacin encontr la infelicidad urbano-marginal. Pero, en la generacin que naci en Lima, encontramos que los choferes y los cobradores s son felices y se van adaptando a los cambios. Por un lado, son marginados por la clase media alta, pero por otro lado encuentran el xito. Los choferes y los cobradores son gente atractiva que reivindica su marginacin cruzando el carro, diciendo groseras, teniendo el poder de recoger o no. El Per, ms que andino o amaznico es un pas bien chicha. En mi opinin, el chofer de combi y su cobrador son una expresin icnica de la cultura chicha.

Los choferes y los cobradores nos dicen que s perciben que hay un conflicto con otras instancias de la sociedad, pero estn en armona con su familia y su medio de referencia.un listado de lneas y nos fijamos en las caractersticas de una lnea tpica y de gran recorrido. Con eso llegamos a las lneas Orin, Hogar y Star, e hicimos un muestreo en diferentes horas y das. Normalmente, se parte desde lo que uno imagina que son los choferes de combi y se va corroborando qu tan ciertas son esas categoras. Metodolgicamente, nuestro estudio es distinto. Conversamos de manera abierta con los choferes y los cobradores de combi para que ellos mismos nos dije-

ran qu cosas los hacen felices, y de ah sacamos las categoras. De lo contrario, hubiramos hallado lo de siempre. Yo mismo pensaba que eran unos sdicos y renegados.Cules fueron sus hallazgos?

Segn los estudios transculturales, el ser humano necesita armona con los dems, as como seguridad y desarrollo familiar. Adems, en el Per existe otra necesidad fundamental: la capacidad de modernizacin personal. Los choferes y los cobradores nos dicen que s perciben que hay un conflicto con otras instancias de la sociedad, pero estn en armona con su familia y su medio de referencia. Si midiramos esto con una estadstica muy exigente, la necesidad de armona estara insatisfecha, pero si usamos una estadstica internacionalmente aceptada pero no tan exigente, no estn insa-

tisfechos. A esto lo interpretamos como una ambivalencia. Se dan cuenta de que en el sistema macro hay un conflicto, pero en su sistema micro son referentes. Por eso, a pesar de todo, pueden ser felices. En el tema de seguridad y desarrollo familiar estn satisfechos, pero para lograrlo trabajan mucho. No estn enriquecindose, pero tampoco estn en la pobreza. Esto explica por qu estn en una carrera loca; dar una o dos vueltas ms s implica una ganancia. Es impresionante, porque a veces los domingos suben a los hijos y a la mujer a la combi, para crear un momento familiar mientras trabajan. Dicen que les dan educacin y comida, pero no tienen tiempo para verlos y esto los atormenta. No son tanto los bacancitos de puerta falsa, sino padres dedicados que estn sacrificndose para el bienestar de sus hijos. Aspiran a ser edu-

cados, algunos quisieran ser empleados de un banco, por ejemplo. Buscan tener bienes materiales, pero la meta no es solo poseerlos, sino tener la capacidad para lograrlo.Concluido el estudio, qu piensa de estos personajes?

Son un reflejo del Per, marginales desde un ngulo y exitosos desde otro; son cnicos y vencedores, parias y hroes. Son adaptaciones parciales que van haciendo caminar a este pas. El da que paran las combis, Lima se paraliza. Finalmente, a la buena o a la mala, resuelven un problema social, pero que requiere de polticas inteligentes y estratgicas. Debemos entender la propia naturaleza de los choferes y los cobradores para que pueda haber una convergencia en las paradojas de las diferentes facetas de nuestra cultura chicha.