. Calidad de Vida

download . Calidad de Vida

of 37

  • date post

    29-May-2018
  • Category

    Documents

  • view

    219
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of . Calidad de Vida

  • 8/9/2019 . Calidad de Vida

    1/37

    ENFOQUES, TEORIAS Y NUEVOS RUMBOS DEL CONCEPTO CALIDAD DEVIDAUna revisin aplicada para Amrica Latina desde la sosteniblidad

    Oscar Mauricio Espinosa Henao *Socilogowww.naya.org.ar

    RESUMEN

    Junto al desarrollo sostenible, el trmino calidad de vida ha sido ampliamente difundido y

    acogido en el ltimo lustro. Considerando la sustantiva manera en que se ha incorporado

    en discursos de diversa ndole, la presente reflexin procura ser un acercamiento

    conceptual y crtico a lo que usualmente se entiende como calidad de vida,

    desentraando as su sentido bsico y la multiplicidad de perspectivas que lo abordan con

    relacin a lo sostenible, el bienestar, lo gubernamental, el desarrollo y, principalmente, la

    sociedad de consumo.

    La familia que saca su coche malva y cereza con aire acondicionado [] para daruna vuelta, atraviesa ciudades mal pavimentadas, afeadas por la basura, edificiosen ruinas, carteleras de anuncios por doquier [] Siguen adelante y atraviesanuna campia que los carteles publicitarios han vuelto en gran parte invisible []Meriendan con alimentos exquisitamente empaquetados, sacados de una neveraporttil, junto a un riachuelo contaminado, y prosiguen para pasar la noche en uncamping que es un peligro para la salud pblica [] Inmediatamente antes dequedarse adormilados en un colchn de aire, bajo una tienda de plstico, entre elhedor de la basura que se est pudriendo, tal vez reflexionen vagamente sobre laaccidentada irregularidad de los beneficios que disfrutan.

    (John Kenneth Galbraith, La Sociedad Opulenta)

    Citado por Mercedes Pardo.

    http://www.naya.org.ar/http://www.naya.org.ar/http://www.naya.org.ar/
  • 8/9/2019 . Calidad de Vida

    2/37

    1. PRESENTACIN **

    Desde la dcada de los setenta se han teido de verde las inclinaciones del hombre paramadurar unas relaciones ms armoniosas con el entorno. La degradacin generalizada

    del planeta se constituy en un asunto de competencia no solo de las ciencias cientifico-naturales, sino en un problema de envergadura social, poltica, econmica, tica, jurdicay cultural. Es interesante la manera en la cual el ambientalismo se condensa enmovimientos sociales y corrientes polticas, y, por otro lado, estructurando y componiendotoda ndole de discursos que, de alguna u otra manera, son familiares a los habitantes detodo el planeta; as no se constituya precisamente, salvo contadas excepciones, en uncompromiso vitae gracias a los patrones de vida y de consumo que detenta la sociedadmoderna.

    En el auge verde, los discursos asociados con las diferentes dimensiones de loecolgico, a pesar de sus mltiples facetas, contienen una terminologa un tantoimprescindible en sus mismas expresiones. En este sentido, para que un discurso otratamiento alguno de asuntos competentes a lo ambiental y al desarrollo, correspondacon lo actual, sea convincente y socialmente aceptado como bueno, debe conteneralgunos conceptos meridionales. Encontramos trminos relativos a desarrollo sostenible,conservacin o equidad. Ha sido tal la magnitud simblica de estos discursos que incluso

    han permeado reas que hasta hace poco no se consideraban de su ms directa yestrecha incumbencia. No extraa or hablar de desarrollo humano sostenible, crecimientosostenido, simbiosis interpersonales, cambio sostenido, gerencia sostenible, o delconcepto de Calidad Total extrapolado hacia el de calidad de vida, por exponer solo unvago ejemplo.

    Desde luego, dicho discurso ha tomado tal apogeo que en la mayora de casos se empleade manera acrtica, mecnica y repetida; el ambientalismo tambin es presa del boom de

    lo que est de moda. Es ms, coexisten grupos ecologistas, que parecen msinteresados en conservar el trmino de Desarrollo Sostenible que la propia naturaleza.[1]

    En el uso ordinario de trminos como calidad de vida, bienestar, sostenibilidad, sociedadcivil o desarrollo, el contenido y debate conceptual se evade pasndose por obvio, con locual casi nunca es del todo claro para quienes recurren a ellos, da a da, con el fin de

  • 8/9/2019 . Calidad de Vida

    3/37

    acoplarlos a realidades y niveles diferenciados de interpretacin. Se manipulandesconociendo que surgen tantas formas de descifrarlos y aplicarlos a situacionesconcretas, como actores o profesiones convergentes en la pretendida usanza. A pesar deque esas expresiones se van volviendo sentido comn, poco a poco, tambin se van

    convirtiendo en campos de batalla. Como son operativas y a todos gusta, todos lasreinterpretan a su acomodo. Siendo conceptos de compromiso rebosan de imprecisin; laambigedad oculta por el significante que permite reunir posiciones contrapuestas odistantes, desata una lucha sobre el significado. No obstante, si alguien est interesadoen ejercer una influencia poltica o acadmica en el corto o mediano plazo, no puede estarpor fuera de ese terreno discursivo.[2]

    Apenas ahora se advierten algunos propsitos de escrutar la anatoma conceptual de

    ciertos trminos usualmente empleados. En ese intento, la idea de Desarrollo Sostenibleha sido blanco de anlisis y criticas de diferentes ngulos, por cierto, unas msminuciosas que otras. Algunos autores, buscando realizar recensiones, se dispersan encrticas a las polticas ambientales que se trazan y ejecutan en el mbito local, regional,nacional o internacional, dejando de lado el trmino al cual no hacen anlisis alguno.Criticar las polticas ambientales no implica examinar cuidadosamente la idea desostenibilidad en su perfil filosfico, epistemolgico e ideolgico.

    De manera incluyente el desarrollo sostenible ha englobado el trmino calidad de vida,idea sumamente popularizada. Lo que se pretende en las siguientes lneas es acercarnosa una revisin del concepto Calidad de Vida, tres palabras insoslayales en toda clase dediscurso. Cuando algn proyecto se bautiza de antemano con l, o con el de sustentable,tiende a asumirse incondicionalmente como favorable. Entonces, de calidad de vidahablan muchos, o mejor dicho, todos lo hacemos: burcratas, las administracionespublicas, mdicos, acadmicos, ambientalistas, y a todo nivel profesional e institucional.Pues bien, en la siguiente reflexin se aspira realizar una revisin al desenvolvimiento del

    imaginario erguido en torno a la calidad de vida, a la luz de la nocin de desarrollosostenible como derrotero para hechar un vistazo a la sociedad de masas o industrialavanzada.

  • 8/9/2019 . Calidad de Vida

    4/37

    2. ARQUEOLOGIA DEL CONCEPTO CALIDAD DE VIDA[3]

    De manera embrionaria, la economa clsica del siglo XIX, dedic algunas lneas alambivalente asunto de la felicidad como expresin de la posibilidad de consumir y de

    contar con comodidades algo suntuarias, lo cual lleg a permear, en trminos generales,la esencia de la economa de bienestar. El boceto y los incipientes elementos de lo que seentiende como calidad de vida son oriundos de la modernidad burguesa en su apogeo, decarcter liberal, y se circunscriben al modus vivendi tpico de entornos bsicamenteurbanos.

    La gnesis del Desarrollo Sostenible nos conduce a la nocin de Ecodesarrollo, difundidaen la dcada de los setenta, luego de Estocolmo (1972). Por su parte, el auge del vocablo

    calidad de vida se remonta a la idea de Estado de Bienestar que evoluciona y se difundeslidamente en la posguerra, en parte, como producto de las teoras del desarrollismoeconmico y social que reclamaba el reordenamiento geopoltico y la reinstauracin delorden internacional, una vez consumada la segunda guerra mundial, en el marcoadyacente de la guerra fra. Pasaron dos dcadas para que el reto de repensar eldesarrollo se cerniera en las polticas que tenan injerencia en el rumbo de laspoblaciones. A finales de los sesenta se produce un nuevo giro hacia una perspectivasocialdemcrata o un enfoque de Estado del bienestar, donde se da menos importancia al

    crecimiento y ms a la generacin de empleo, a la reduccin de la desigualdad social, a laeliminacin del paro y a la satisfaccin de las necesidades bsicas.[4]

    Aunque en su momento se admiti como ideal social y econmico que la calidad en elvivir era el resultado de la posibilidad de consumir y acumular (crecimiento), ha sido objetode concienzudos cuestionamientos de otras escuelas econmicas y disciplinas. En susentido bsico, la economa de bienestar introdujo y ancl los patrones de consumocorrespondientes a la sociedad moderna, lo cual, directa e indirectamente, implicaba el

    atropello al medio ambiente. En pro de la satisfaccin de las necesidades bsicas, y deotras tantas que se creaban en el seno del mercado, el medio ambiente se asuma comouna despensa relativamente infinita de recursos de los cuales anrquicamente dispona elhombre (visin antropocentrica). Los tratados de economa poltica y algunas teoras deldesarrollo econmico dan cuenta de ello.

  • 8/9/2019 . Calidad de Vida

    5/37

    Los estructuralistas de la Cepal advirtieron las modalidades a la hora de entenderdiversas lgicas y grados de desarrollo. Ya planteaban, a principios de los ochenta, elasunto que nos ocupa: la nocin de calidad de vida en sus variadas interpretaciones. Lagran mayora de los estilos de desarrollo hoy en curso en el mundo y en particular en los

    pases subdesarrollados se inspiran en la creencia de una relacin directa y automticaentre el crecimiento econmico y el mejoramiento de la calidad de vida de toda lapoblacin. Sin embargo, a pesar del satisfactorio ritmo de crecimiento econmico que haexperimentado la mayora de pases menos desarrollados, se ha originado un profundoescepticismo respecto a las bondades del crecimiento econmico como nico objetivo deldesarrollo; en efecto, han persistido y a veces recrudecido dos problemas: la pobreza, quese manifiesta en que la mayora de la poblacin del mundo menos desarrollado sigue sinsatisfacer sus nec